¿Es segura la Televisión?

La televisión es uno de los factores que más influye en nuestra formación, debido al tiempo que convive con nosotros, este elemento nos hace variar el lenguaje, personalidad e incluso el comportamiento. Quisiera hablar sobre lo que se transmite hoy en día a través de la televisión.

Los niños pasan al menos 4 horas enfrente del televisor, a lo largo de este tiempo se transmiten bastantes escenas violentas, y puesto que los niños son muy vulnerables, cuantos más actos de violencia vean, más indiferentes se vuelven.

Debido a su inocencia, no pueden distinguir qué es real y qué es ficción, y puesto que algunas escenas carecen de sensibilidad puede provocar que el niño carezca de reacciones emocionales ante actos violentos y esto puede llevar a perder el interés por intentar ayudar a alguien. Un ejemplo referido a esto, lo podemos encontrar en escenas de los simpsons cuando el padre "homer" ahorca con sus manos a su hijo "bart". 

En referencia al juego, se podría destacar que los niños demuestran más agresividad por lo que prefieren seleccionar la agresión como respuesta a situaciones conflictivas.

Muchos de los dibujos que veía cuando era niña se siguen transmitiendo a día de hoy, por lo que los dibujos que puedo considerar violentos serían "Dragón Ball", "Las Tortugas Ninja", "Power Ranger" dibujos en los que la violencia está como primer punto. 

La exposición repetida de niveles altos de violencia en los medios de comunicación les enseña a niños y adolescentes a resolver los conflictos interpersonales con violencia, y a otros, a ser diferentes con esa situación. Cada vez son más jóvenes los niños que emplean la violencia como primer recurso para resolver sus problemas. Un ejemplo que podría destacar sería en mi propia familia, en donde mi prima de 3 años recién cumplidos le pegaba a su madre en la mano porque no conseguía lo que quería. Si ya con tres años reacciona así como será cuando sea más adulta.

Otro caso que quiero destacar y creo que muchos de nosotros lo hemos visto, es el programa de "Hermano Mayor", en donde ayudan a adolescentes conflictivos que tienen aterrorizados a sus padres. Lo he comentado muchas veces con mi madre y ella me cuenta que si en su época se hiciera esto, las cosas serían totalmente diferentes, que ya con la mirada que te echaban tus padres ya no se te ocurría hacer nada.

La conclusión de todo esto es; realmente queremos que estos niños acaben así, o por el contrario deberíamos cambiar la violencia en los medios de comunicación y hacer que el ser humano del futuro sea mejor persona. ¿Cuál es vuestra opinión?

 

Comentarios

  • Valeria García Flores

    En mi opinión, creo que todo tiene su lado positivo y su lado negativo. Es cierto que muchos de los programas que se emiten en la televisión parece que no tienen ningún tipo de protección infantil, y que pasar muchas horas delante de la televisión tampoco es beneficioso para el niño, pero creo que si existen ciertas programaciones que podrían considerarse educativas, como series de dibujos que emiten algunas cadenas como Clan. 

  • Patricia Ríos Delgado

    Estoy de acuerdo contigo, no todo tienen su lado positivo y negativo, pero realmente te has fijado en la violenncia que se transmite involuntariamente a través de los dibujos. No digo que sean todos los dibujos que se emiten en la televisión, pero la mayoría si, incluso cuando nosotras éramos pequeñas.

  • a

    Está claro que os medios de comunicación non pasan ningún control de contidos estricto.O ano pasado facendo un traballo para unha materia profundizamos no tema,e ainda que se intentou crear algún organismo para que controle e sancione,non hai ningún a día de hoxe.E queda claro que non existe,porque nunha cadea como é telecinco botan Sálvame de 16:00 a 20:00 (franxa horaria onde os cativos poden estar vendo a televisión),en canales como NOVA novelas todo o día ou en MTV Jersey Shore...vamos,que control de contidos ningún.Por outro lado tamén hai que valorar quen son os responsables,se as productoras ou cadeas de televisión,ou os pais.Telecinco e unha empresa privada que o que quere e obter beneficios.As televisión tampouco teñen (que eu saiba)ningún dispositivo que permita bloquear certas canles para que os rapaces cando estén sos non podan velos.

    Non sei,e un tema compricado porque aqui se pasan a bola de uns a outros.

    En canto os debuxos,está claro que tampouco están controlados.Miña avoa sempre di que os debuxos de antes si que eran debuxos,como Heidi,Marco...e que os de hoxe en día todo son violencia.

    Ten parte de razón.Os de antes non eran violentos,pero si traumáticos.Heidi non tiña pais e vivía co avo que o final morre.A Marco marchoulle súa nai e el so polo mundo vai buscala....vamos que tampouco eran os máis indicados.

    Hoxe en día non hai tanto drama pero sí moita violencia.Pero tamén e verdade que nos últimos tempos están aparecendo debuxos máis educativos e dirixidos a públicos que antes non tiñan nada para eles,como ós máis cativos.Temos o exemplo de Pocoyo,Dora Exploradora....

    En definitiva,insito no mesmo,e moi compricado adaptar a televisión a todos.

  • Patricia Ríos Delgado

    Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices Alba, recuerdo tener conversaciones con mi madre de cuando ella era pequeña donde los dibujos implicaban un sentimiento; es decir; nuestros padres crecieron con heidi, con marco, etc.,  y vieron que realmente hay niños que sufren mucho, como es el caso de heidi, que tras quedarse huérfana tiene que irse a vivir con su abuelo que ya tiene sus años y le es bastante complicado cuidar de una niña pequeña. Pero lo que realmente refleja es la ayuda que se le pueda dar a nuestros abuelos, lo que podemos hacer por ellos y lo que hacen ellos por nosotros.

    En cuanto a marco, refleja cuando nuestros abuelos tuvieron que emigrar a otros países para poder alimentar a sus familias, mis abuelos emigraron porque la necesidad era más importante que quedarse aqui y morirse de hambre. Creo que a muchos niños les ha ayudado ver a Marco en la búsqueda de su madre, porque antes los hijos se quedaban aqui con familiares mientras los padres se iban a otros países a emigrar para poder mandar dinero.

    Y sí, estoy de acuerdo, en que hoy en día hay dibujos educativos como Dora la exploradora y otros más, pero que dibujos reflejan la realidad como marco y heidi y te hacen sentir identificados como muchos de los niños de aquel momento. 

  • Patricia Romero Rey

     Es verdad, que muchos de los dibujos u otras series traen como “ocultos” valores negativos que pueden inculcarles malos hábitos a los niños, como la violencia, como tú dices, las desigualdades de género, los estereotipos, etc.

    Quizás, como bien expone alguna de mis compañeras, antes estos valores no estaban tan explícitos pero yo considero que sí existían, lo que pasa es que estaban menos acentuados puesto que nuestro padres nos inculcaban unas normas mucho más seberas y por nada de mundo, te atrevías a llevarle la contraria. Aquí encontramos una gran diferenciación, puesto los padres antes eran mucho más exigentes y hoy en día son demasiado permisivos, según mi gusto.

    Por tanto, estoy de acuerdo en que sí que se deben imponer unas normas y unas prioridades en cuanto a trasmitir o publicitar determinadas series, programas, etc.. que no tiene ningún contenido instructivo e informativo. Pero también en este aspecto juega un importante papel la sociedad, puesto estos programas o series no seguirían en vigor si no les proporcionarán beneficios, por lo que pienso que este es el mundo en el que hay que desarrollar la capacidad crítica para elegir, para que los padres dejen o no dejen ver determinadas series a sus hijos.

    Tampoco estoy generalizando, ya que muchos de dibujos animados si trasmiten determinados valores. :)

  • Patricia Ríos Delgado

    Es bien cierto que antes los padres eran muy exigentes, que con solo una mirada ya te hacían agachar la cabeza. Y también es verdad que hoy en día son demasiado permisivos, y estamos llegando a un punto de desobediencia, mal carácter y otras muchas cosas que parece que los jóvenes de hoy en día son los que dominan a sus mayores.

    Se les dejan ver programas, series y películas que no son adecuados a su edad y eso hace que los niños interpreten las cosas que ven de otra manera diferente. Los padres de hoy en día no se paran tanto con sus hijos como antes, intentando razonar con ellos, pasan olimpicamente de todo, y puedo demostrarlo diciendo que mis tios hacen eso con su hija de tres años. Si llora dicen que ya se le pasará, si ve un programa inadecuado en la tele les da igual, etc., realmente nosotras como pedagogas seremos unas madres así?