Abandono escolar

Por Alba

Creo conveniente dedicar una entrada a una de las problemáticas más importantes de nuestro sistema educativo, el abandono escolar.

El diario El Mundo ha pubilicado una noticia donde el ministro de educación, José Ignacio Wert, hace unas declaraciones acerca del sistema educativo español (http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/12/espana/1363097668.html. Entre estas declaraciones hace alusión al abandono escolar, indicando que España todavía duplica a la media europea en esta materia. En relación a esto, el ministro de educación a aprovechado para defender la nueva reforma educativa (LOMCE), argumentando que la educación tiene que servir para mejorar la empleabilidad y por eso se facilitará el acceso a la Formación Profesional, reduciendo así el número de alumnos que presenten fracaso escolar.

Otra publicación sobre este tema la podemos encontrar la página web del diario La Opinión de Murcia (http://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2013/02/27/desciende-tasa-abandono-escolar-ninos-espanoles/456103.html, donde se dice que la tasa de abandono escolar prematuro ha bajado 1,6 puntos en 2012 hasta situarse en el 24,9 por ciento; dato que Wert celebró, pero indicando que esta tasa sigue siendo el doble que la media europea y haciendo alusión a la diferencia que se presenta entre chicos y chicas a la hora de abandonar los estudios.

Por otra parte, según el siguiente estudio que ha elaborado la Federación de Enseñanza de CCOO en el que se desmontan algunos mitos respecto al fracaso escolar (http://www.ccoo.es/csccoo/menu.do?Informacion:Noticias:487097. En el se hace referencia a que la tasa de abandono escolar se ha reducido desde 2009 en una quinta parte "por causas sociales relacionadas con la crisis y con la dificultad para muchos jóvenes de encontrar empleo en el mercado laboral, y no precisamente por las políticas educativas del Gobierno del PP". Para CCOO, se trataría de articular medidas que alentaran la permanencia de los jóvenes en el sistema educativo.

En conclusión, aunque la tasa de fracaso escolar haya disminuído en los últimos años, ésta sigue siendo muy alta, por tanto se deben impulsar políticas educativas que consigan que el alumnado siga formándose hasta tener una cualificación compente, y no dejar que esta leve reducción de la tasa impida que se sigan ampliando y desarrollando acciones educativas que motiven y mantengan al alumnado en el sistema esducativo. Es decir, se debe conseguir bajar la tasa de fracaso escolar a través de acciones educativas que favorezcan y se centren especialmente en el alumano, dejando atrás aquellas que sólo ayudar a mejorar las estadísticas, y no la calidad educativa.