ENGAÑANDO A LOS NIÑOS CON PUBLICIDAD

http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=g2QVhyxi_co&feature=endscreen

 

En este anuncio se sugiere el consumo de un producto que permite desarrollar habilidades físicas increíbles, valiéndose desde mi perspectiva de la credulidad de los niños; se utilizan además frases como “Zucaritas te da la energía para ganar” o “Kellogg´s vive para nutrirte”.  Por no hablar del tigre animado utilizado, pues informándome, resulta que este era el protagonista de la serie del momento de creación del anuncio.

Según un artículo publicado en la red, México es el país con mayor cantidad de anuncios publicitarios por hora en el horario infantil, así como de anuncios de comida basura; incluso se destaca el hecho de que hay una relación directa entre la cantidad de anuncios de este tipo con el aumento de la obestidad y el sobrepeso en niños.

Decir que este anuncio fue denunciado por ciudadanos y por las ong(http://comida-basura.blogspot.com.es/2008/08/kelloggs-retira-publicidad-denunciada.html_, http://mercadeoypublicidad.com/Secciones/Noticias/DetalleNoticias.php?recordID=6994)

 

Yo personalmente creo, que los anuncios que van destinados a niños pequeños deberían ser elaborados muy cuidadosamente,ya que estos tienden a fiarse y creer todo lo que ven, siempre y cuando la información presentada los motive y llame la atención; pero no solo a los niños, pues a día de hoy existen anuncios que tratan de crear falsas necesidades o te hacen ver que si compras su producto la vida te va a cambiar, pero esto no es tan así, y creo que no debemos fiarnos de todo lo que intentan meternos por los ojos a través de anuncios televisivos o de cualquier otro tipo de publicidad, sino que lo que debemos hacer es analizar realmente que es lo que nos presentan, ver si realmente nos hace falta, si este producto nos va a cambiar la vida de algun modo frutífero, o si este se convertirá en un objeto más, que con el paso del tiempo se convertirá en un triste objeto inservible.

¿HABEIS COMPRADO ALGUNHA VEZ ALGO DESPUES DE VER UN ANUNCIO? En caso afirmativo ¿OS HACÍA REALMENTE ESE OBJETO O PRODUCTO?

 

Gracias por vuestra atención tengan un buen día.

 REFERENCIAS

http://www.familia.us/vacaciones/poemas/anuncios-que-enganan-a-los-ninos/  (consultada el día 26 de marzo de 2013)

 

 

Comentarios

  • Sara Cancelo Pereiro

    Muy de acuerdo contigo!!! La publicidad existe para crear la sensación de nuevas necesidades y que las personas acudan en masa a comprarlo!!

    En el caso de los niños esto es aun más preocupante, ya que, como dices, debería estar muy cuidada la elaboración de estos anuncios y en muchos casos parecen totalmente abusivos, por no hablar de lo machistas que son, sobre todo en los anuncios de juguetes.

    En mi propia experiencia, y por más que intente afirmar que nada de lo que compro está marcado por una necesidad creada por la publicidad que veo, supongo que he comprado demasiados objetos creyendo que era lo que quería o necesitaba y realmente no fue así... supongo que eso es lo difícil hacer ver a las personas donde está el límite de la necesidad real y la infundada por otros medios...

  • Patricia Romero Rey

    Paréceme moi interesante o que expresas neste blog, e estou de acordo.

    É evidente que a publicidade xoga un papel imprescindible en nós, posto que dende nenos estamos en contacto con ela, xa sexa dende xoguetes ou calquera tipo de produto. Isto tamén nos lembra a obsolescencia programada, da cal falamos un día en clase. Pois a publicidade é unha das causas de dita obsolescencia, facéndonos comprar sen ter meramente a necesidade de facelo.

    Por iso, penso que debería de haber uns límites postos a dita publicidade, pero a triste realidade é que moita dela  xoga coas ilusións das persoas, facéndolles ver que por non posuír determinados produtos a súa vida no será tan gratificante coma a dos demais. O que fai que as desigualdades entres as persoas sexa máis acentuada.

  • Enelina

    Es muy relevante lo que destacas Patricia,pueso que con los productos creemos que tendremos una vida mejor, cuando muchas veces lo único que hacemos es vacíar nuestros bolsillos innecesariamente.