Competencia digital.¿Realemente la tenemos?

      Después de dedicar varios blogs al mundo de la tecnología, atendiendo a su definición así como explicando o reflexionando sobre conceptos que tienen relación con la misma, me parece interesante hacer un énfasis en la competencia digital, ya que desde mi punto de vista tiene un quehacer imprescindible en este mundo. Relacionándolo con el nativo digital del que hable anteriormente.

      Según el decreto sobre enseñanzas mínimas en la Educación Primaria y Secundaria (BOE, de diciembre de 2006 y BOE de enero de 2007), se define a la competencia de la siguiente manera: “Esta competencia consiste en disponer de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, y para transformarla en conocimiento. Incorpora diferentes habilidades, que van desde el acceso a la información hasta su transmisión en distintos soportes una vez tratada, incluyendo la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación como elemento esencial para informarse, aprender y comunicarse. (…).La competencia digital incluye utilizar las tecnologías de la información y la comunicación extrayendo su máximo rendimiento a partir de la comprensión de la naturaleza y modo de operar de los sistemas tecnológicos, y del efecto que esos cambios tienen en el mundo personal y sociolaboral. Asimismo supone manejar estrategias para identificar y resolver los problemas habituales de software y hardware que vayan surgiendo. Igualmente permite aprovechar la información que proporcionan y analizarla de forma crítica mediante el trabajo personal autónomo y el trabajo colaborativo, tanto en su vertiente sincrónica como diacrónica, conociendo y relacionándose con entornos físicos y sociales cada vez más amplios. Además de utilizarlas como herramienta para organizar la información, procesarla y orientarla para conseguir objetivos y fines de aprendizaje, trabajo y ocio previamente establecidos.

     En definitiva, la competencia digital comporta hacer uso habitual de los recursos tecnológicos disponibles para resolver problemas reales de modo eficiente. Al mismo tiempo, posibilita evaluar y seleccionar nuevas fuentes de información e innovaciones tecnológicas a medida que van apareciendo, en función de su utilidad para acometer tareas u objetivos específico “.

Ahora bien, ¿nosotros poseemos esa competencia digital de la que se habla?

     Como se dice, la competencia digital producirá conocimiento a través de la información, pero yo creo que el hecho de disponer de información no va a producir de forma automática ese conocimiento. Puesto que para conseguir conocimientos, debemos de tener unas destrezas, valores y actitudes. Y para poder poseer esta competencia, debemos ser personas autónomas, responsables, eficaces, tener una postura crítica y reflexiva a la hora de tratar, seleccionar o utilizar la información.

      Es verdad que los niños conocen cada vez más el mundo de la tecnología, saben dominar dispositivos y encontrar funciones sin mirar los manuales, pero creo que la mayoría de ellos no saben que funciones buscar o para que utilizarlas. Así, estaríamos aludiendo del término nativo digital, en cuanto los alumnos lo saben todo y no hubiera que enseñarles nada al respecto.

      Por tanto, si para estos nativos las tecnologías suponen un entorno o medio natural para producir, comunicarse o distribuir contenido, desde mi punto de vista, no quiere decir que sean eficientes o eficaces en su uso o que sean conscientes de su responsabilidad en el escenario público. Ya que los jóvenes solemos tener problemas para probar la credibilidad de las fuentes, su autenticidad y su viabilidad.

     Después de lo dicho, yo respondería a esta pregunta con una respuesta negativa, pues conocemos mucho el mundo de las tecnologías pero éstas van cambiando diariamente, dejándonos carentes de esta competencia digital y actitud crítica, y la necesidad de educarnos en esquemas superiores.

      Además pienso que la escuela juega un papel de gran relevancia en este aspecto, puesto que debe integrar experiencias de aprendizaje informal, promover unos entornos dinámicos, y hacer uso de pedagogías constructivistas que nos ayuden en los procesos de aprendizaje formal de competencia digital. Y por desgracia, este hecho no se está llevando a cabo como se debería.

     Para terminar os dejo un enlace de un vídeo “La competencia digital docente, ¿qué sabemos y qué podemos hacer? En él se habla de los profesores y ciudadanos  digitales, pero sobre todo sobre el concepto de competencia digital en todo su seno, atendiendo al trabajo del docente ante la misma.

    Es bastante extenso, pero os invito a verlo ya que me parece interesante:

http://comprofes.es/videocomunicaciones/la-competencia-digital-docente-%C2%BFqu%C3%A9-sabemos-y-qu%C3%A9-podemos-hacer

Webgrafía

http://comprofes.es/sites/default/files/slides/taller_tecnologia_diapositivas.pdf (Consultada el día 28-03-2013)

https://competenciadigital.wikispaces.com/ ( Consultada el día 28-03-2013)

http://www.boe.es/boe/dias/2013/01/16/pdfs/BOE-A-2013-435.pdf ( Consultada el día 27-03-2013)