Trabajar con portafolios

 Un portafolio, en este caso virtual, es un lugar en el que cada persona le da sentido a lo que escribe, en el que cada persona no reproduce, sino que produce, un lugar en el que cada individuo comenta acerca de lo que sabe, e intenta conocer aquello que aun no sabe. Es un instrumento que nos refleja como un espejo, la mirada de lo que hemos hecho, que nos obliga a recoger información y nos informa sobre nuestras competencias y experiencias a lo largo de nuestro aprendizaje.

                Considero que esta forma de seguimiento, control y evaluación del trabajo personal e individual de cada uno es muy acertada, ya que deja a un lado el aprendizaje memorístico que muchas veces se consigue con un simple examen, y conlleva a un aprendizaje más amplio, más comprensivo y una propia construcción del conocimiento por parte del alumnado. Además, con este proceso, el docente consigue que los alumnos y alumnas no dejen todo para el final, y que poco a poco vayan evolucionando y adquiriendo conocimientos, procesando poco a poco la información, reflexionando sobre lo aprendido y estableciendo una relación entre teoría y práctica, así como asegurando un aprendizaje continuo y constructivista. Además, nunca hay dos portafolios iguales, ya que son resultado del conocimiento personalizado de cada alumno, Pero no existe ningún instrumento ni herramienta que sea perfecta, por lo que el portafolios también puede llegar a tener ciertos inconvenientes, como por ejemplo una falta de seguridad al no tener constancia de si se está haciendo bien o mal, supone un gran nivel de disciplina y responsabilidad para el estudiante, requiere de mucho tiempo de realización personal, etc. Aunque estos aspectos siempre pueden ser solucionados con una cooperación entre profesor y alumnado.

                Por lo tanto, pienso que el portafolio es una herramienta muy útil en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que puede ser complementada también con otras técnicas o instrumentos. Además, al tratarse de un portafolio virtual, podemos incluir vídeos, imágenes, viñetas, enlaces a contenidos relevantes, etc. a los que podemos acceder de forma más rápida y cómoda que con un portafolio tradicional en papel. Lo malo, que no sé muy bien cómo se realizan todas esas tareas pero... se aprende haciendo!