Asesoramento curricular a centros e profesores

Asesoramento curricular a centros e profesores

Asesoramento curricular a centros e profesores

"La solución es el diálogo"

 

                                               “La solución es el diálogo”

SESIÓN 1

Comenzamos la sesión del día 13 de Marzo  hablando de las intervenciones, dando especial relevancia a la correcta exposición de citas y fechas de los diversos autores. También de las intervenciones que tuvieron lugar en base a la dificultad de definir el asesoramiento:

1 – La importancia de que el asesoramiento descansa en los ejes de sus orígenes, por una banda beben del apoyo, y el cambio, por una parte expertitud y por otro la colaboración. Territorios de contradicción

2-Importancia de los marcos conceptuales que guían el trabajo de cualquier profesional (Modelos)

3-Dinamización e innovación, así como el cambio para la mejora desde el asesoramiento


La teoría se vuelve práctica para asistir a la teoría

Nos planteamos como trabajar el texto de Jesús Domingo Segovia sobre los Modelos de intervención en asesoramiento, concretamente “COMPRENDER Y REDIRECCIONAR LAS PRÁCTICAS” REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN. N. º 54 (2010).

DE ASESORÍA. Surge la idea de cómo analizar los textos, imaginando ser asesores que trabajamos en un centro educativo e intentando dilucidar el ámbito de actuación del asesor en los  procesos de enseñanza. Poco a poco surgió la necesidad de un consenso en cuanto al método de trabajo sobre los textos que se habían marcado la semana anterior.

Se producen entonces intervenciones de interés para dinamizar el estudio de dichos textos. Daniel Blanco nos hablaba de “formar pequeños grupos que desarrollaran pequeñas cuestiones de cada texto a debatir, el asesor realizaría un hilo argumental con las preguntas de los diferentes grupos y en la clase plenaria se debatirían las distintas cuestiones para crear un concepto global con el asesor” gracias a las  preguntas y aportaciones. Tras la lectura de los textos se formulan preguntas sobre las que quieran profundizar y el asesor escoge una serie de ellas para configurara el hilo argumental.

Sonia nos hablaba de la puesta  en común de las dudas de todos para generar un pequeño debate o puesta en común. Ésta nos serviría para aclarar y ejemplificar los tipos de asesor. También aporta la idea de trabajar en pequeños grupos que configuren distintos roles del asesor.


Las pequeñas dinámicas debían responder a diferentes preguntas:

-¿Qué resaltaríamos del texto?

-¿Cómo abordar esa información? Análisis.

-A través de dudas, problemas, preguntas, contradicciones y reiteraciones construir los significados.

Finalmente escogemos varias de las dinámicas de las expuestas en clase. Quintín Álvarez (experto en dinámica de grupos) nos aporta el nombre verdadero de la técnica que en clase hemos llamado “Técnica de los tres círculos”, que en base a sus creadores podemos llamar “De acuario” o de “Cáscara de cebolla”. Dado que hemos añadido un tercer círculo y una “Comisión de Expertos” podríamos señalar que hemos creado una dinámica hibrida junto con la propuesta de un hilo conductor extrapolado de la interacción de los círculos (grupos)  sobre el texto, que nos señalaba el compañero Daniel Blanco.

Las implicaciones de nuestra pequeña dinámica tienen los precedentes antedichos.  Nosotros tratamos de darle una nueva significación que nos permita trabajar  el aprendizaje sobre asesoramiento y la revisión bibliográfica que dicha tarea conlleva, todo mediante una metodología interactiva.

Hablamos sobre la necesidad de una buena predisposición a la técnica, aludiendo a T.Lobsang Rampa, seudónimo del escritor Cyril Henry Hoskin, que en su obra “El tercer ojo” promulgaba la existencia de un sexto sentido, una  lectura ampliada de la realidad. Participar con ese aperturismo, sin prejuicios, es la base para demostrar si la técnica es válida o no.


Normas de la dinámica:

-El círculo interior mantendrá una  conversación analítica (1) otro será el grupo externo que conjuga la escucha y la participación (2) y por último una Comisión de expertos (críticos) que evaluaran la actividad en sí y no a sus participantes.

1-            Yasmina, Nerea, Christelle, Noelia,Alba (en la sesión 2), Laura

2-            Resto de la clase

3-            Yesshenia, Lourdes Montero, Daniel Prega,Sonia.

-Los positivos: aquellas aportaciones más interesantes recibirán un positivo cuya naturaleza desconoce.

En la primera sesión se producen dudas y el funcionamiento de la dinámica no ha sido puesto en práctica anteriormente por la clase por lo que a pesar de interesantes aportaciones del círculo interno, sobretodo en base a los roles de asesor como generalista o experto

Jesús Domingo trata los siguientes aspectos en relación a lo anterior:

“En función del saber del asesor pueden darse modelos de experto en:

• Contenidos o especialista en un ámbito de actuación: actúa en función de ese conocimiento de forma puntual, específica.

• Procesos o generalista: dedicado a procesos y estrategias de dinámica de grupos y cuantos aspectos sean necesarios para provocar, dinamizar y acompañar tales procesos.

• Contenidos: pero que actúa con el grupo a modo de experto en procesos y colega crítico (tanto en contenidos como en dinámicas de desarrollo y sus consecuencias para el aprendizaje).”

 COMPRENDER Y REDIRECCIONAR LAS PRÁCTICASDE ASESORÍA. Jesús Domingo Segovia

Yasmina nos hace una breve introducción histórica sobre los distintos modelos de asesoramiento. Finalmente decidimos  que la sesión dos se realizará íntegramente bajo el prisma de la dinámica para que resulte provechosa.


SESIÓN 2

Ya situados el círculo interno hace hincapié en una idea del texto sobre el asesoramiento educativo, entendiendo esta práctica como un campo que necesita más atención y significación así como la delimitación de sus contextos y características. Surge la necesidad a colación de lo anterior  de clasificar el trabajo del asesor bajo unos modelos que permitan una innovación, calidad y democracia en la enseñanza. Esto queda reflejado en el texto de Jesús Domingo.

Seguidamente la conversación deriva al Contexto del asesoramiento, ya que el autor señala la importancia de atender al contexto y a la cultura a la hora de hacer una intervención bajo el paradigma de un modelo.

También se destacan las Funciones del asesor, sistemas de apoyo integral que derivan en los modelos de especialista y colaborativo, según la práctica del asesor. Parece que hay una cierta evolución del trabajo del asesor hacia estos modelos presentados por Jesús Domingo.

Durante la dinámica se genera cierta oposición sobre el origen de los modelos de asesoramiento. Yesshennia se pregunta si se están aplicando los modelos de Jesús Domingo en trasferencias directas, que Jesús Domingo contempla como no válidas ya que entiende  que tiene que apoyarse el programa en el contexto y la cultura. Así mismo también destaca la necesidad de direccionar las prácticas del asesor, como otro rol del mismo. Domingo plantea los contextos y la cultura como influyentes dentro de los modelos de asesoramiento, como por ejemplo para elaborar un programa, en el que hay que tenerlas en cuenta.

Para dar un poco de luz al tema observamos que Jesús Domingo expone varios modelos en función de:

“1. La clasificación en cuanto al papel asumido en el desempeño de la práctica profesional.

En este punto son clásicos tres modelos:

• Intervención (técnico, racionalista o experto clínico): utilizado para resolver problemas y, como experto en contenidos, emprender acciones de manera externa, puntual, totalmente sistemática y programada, basada en diagnósticos clínicos; o bien, desde otra perspectiva, la del «experto y diseminador», ofrecer información y formación específica proveniente de la investigación o la norma y transmitirla /comunicarla / proponerla al resto de los profesionales paraqué ellos la apliquen.

• Facilitación: similar a los anteriores, pero ubicado muy cercada la realidad, por lo que frente a la demanda actúa a modo de centro de recursos.

• Colaboración: basado en la integración y actuación en equipos y con el profesorado que asume dos modalidades:

— Colaboración técnica: cuando participa delimitando bien que es él el experto en determinadas cuestiones, pero que trabaja dentro de modelos colaborativos profesionales.

— Colaboración crítica: cuando participa como colega crítico que cede el protagonismo al propio grupo para que sea este el que tome sus propias decisiones, reservando para sí el papel de garante, conciencia y espejo crítico que devuelve al grupo la información pertinente relaborada.

2. Finalmente, dada la integración de los modelos y servicios en actuaciones de la Administración educativa, pueden inscribirse en alguna de las siguientes lógicas de actuación en función del grado de estructuración e integración de propuestas:

• Modelo «servicios»: frente a cada necesidad o ámbito de acción se genera un servicio de apoyo que actúa de manera experta pero aislada y, a veces, traslapado con otros. Al profesorado le pueden llegar varios servicios con prioridades, mensajes y propuestas diferentes y, también contradictorias.

• Modelo programas: todos los servicios y acciones se integran y coordinan en torno a programas; la acción tiene un sentido de continuidad y está articulada. El problema surge cuando en la práctica se trabaja en varios programas y se produce un efecto –similar al del modelo servicios– identificado como «programitis», que consiste en abrir tantos fuegos paralelos y descoordinados que terminan nublando o desviando de lo principal.

• Modelo programa: se actúa con la filosofía anterior pero con un solo programa aglutinador, generalmente nacido desde un proyecto educativo y un proceso de autor revisión con apoyo. Este es el modelo que tiene sentido para la comunidad de aprendizaje y el que posibilita el aunar esfuerzos y perspectivas con un propósito común.”

 COMPRENDER Y REDIRECCIONAR LAS PRÁCTICASDE ASESORÍA. Jesús Domingo Segovia

 

Surgen nuevas dudas que como Mediadora Lourdes plantea a los tres círculos:


¿De qué forma nos adaptamos al contexto? ¿Qué es adaptarse al contexto?

Se hace un interesante símil de los círculos  de la dinámica con los círculos de un centro educativo. Un círculo directivo, otro del profesorado y otro de los alumnos. Constatamos que toda mejora en el ámbito de la práctica profesional del docente tiene el objetivo mejorar la calidad de la enseñanza. A veces nos quedamos en medio de estos círculos sin llegar a mejorar la enseñanza realmente.

Para ello es importante no olvidar que  tratamos tanto con personas, como con centros educativos y sobre todo con la comunidad educativa que retroalimenta toda la actividad de asesor.

Hay una cierta controversia entre el concepto de adaptación. Por una parte algunos compañeros se preguntan si hay que cambiar en base al contexto o simplemente ser sensible al mismo en tu práctica profesional.

Se constata diferencias entre contextos rurales y urbanos, continuamos tratando el tema de la sensibilidad al contexto. Mónica realiza entonces un apunte muy importante, que es saber cuál es el momento oportuno para realizar un programa o la intervención do asesor. También mantiene que la adaptación es una parte de la solución en cuanto al contexto para la mejora, pero surgen dudas sobre si lo mejor es el amoldamiento o  el cambio en nuestras futuras prácticas profesionales.

Loli nos hablaba de conocer el currículum oculto, la micropolítica, es decir, las relaciones personales y políticas aunque domingo no va mucho más allá. Solo en lo referente en las olas de mejora. Ana Isabel así mismo nos señala que el contexto cultural y el contexto cercano deben ser conscientes de su papel en la educación. Es la comunidad la que debe ser dinamizada por el asesor y nuestra labor es dar relieve a su importancia. Nosotros tenemos un Rol pero como bien se puntualizó mas tarde nosotros también pertenecemos a ese contexto y cumplimos roles dentro del mismo.

YesShennia nos habla del Binomio Equidad /Igualdad,  algo que plantea frecuentemente Jesús Domingo. Somos ilustrados gracias a la compañera Nerea con su definición de la Rae de ambos términos. Gracias entendemos que:

  • Equidad es “Justicia natural, por oposición a la letra de la ley positiva”. Es decir, tiene un carácter más social que legal.
  • Igualdad por su parte hace referencia a un ámbito más burocrático. Señalando que es un “Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos”.

Tras esta pequeña precisión teórica volvemos al debate en el que sale a la palestra desde el círculo externo los términos Equidad y Calidad  como palabras que encontramos en documentos oficiales, becas etc.… Reflexionamos a cerca de si son palabras tótem, o simplemente pueden sustituirse en el ámbito que estamos estudiando por sinónimos o parónimos. Del grupo interno nace una referencia legislativa sobre la mención a la equidad y calidad de la L.O.E.

En el caso del texto de Jesús Domingo, éste hace referencia a estos conceptos para poder desarrollar conceptos posteriores como la calidad, las reformas Pisa y las reformas educativas que cambian en nuestro país con cada gobierno.  De esta puesta en común surge la constatación de que los intereses de cada ideología configuran diferentes definiciones como la de calidad. El autor trata precisamente trata el tema de la calidad debido a la importancia conceptual que le ha dado sobretodo Pisa y Bolonia.  En este sentido el autor propone llegar a ciertos consensos, en base al antedicho binomio con el objetivo de una mejora y un aumento de la calidad educativo. Todo esto surge como fruto de las experiencias en los centros y el trabajo del asesor.

Jesús Domingo también utiliza otras fuentes además del informe pisa, informes nacionales e internacionales, también resalta que muchos cambios educativos no tienen el impacto esperado, como los servicios de formación profesional, etc… Los modelos nos ayudan pues a dotar de un sentido y buscar que en un futuro la práctica del asesor no quede fuera de lugar. Los modelos surgen en base a la evolución de los distintos enfoques que de su propio trabajo hacen los asesores, que ahora nos acerca a un planteamiento más constructivista.

Hablamos también de la democracia como la plantea el autor, que habla de la horizontalidad en los procesos de asesoramiento. Hablamos de experiencias de este tipo en el aula, y llegamos a la conclusión que  es un buen ejemplo nuestra actividad de los círculos, con Lourdes como Guía, con un estatus de  Moderadora, pero ciertamente bastante democrática. También redundamos en la idea de la escuela democrática, que implica la democracia en el trabajo del asesor y también nos preguntamos si estamos preparados para lo que en realidad representan la idea de la democratización en las aulas y centros.

Lola interviene para indicarnos que no debemos hacer referencia a la horizontalidad entre alumno y profesor ya que Domingo se refiere en su texto a la horizontalidad entre los distintos servicios que intervienen los asesores y por tanto no tiene sentido aplicarlo a los programas y grupos.

La significación de la democracia nos lleva finalmente a la idea que hemos reiterado, que es el no sacralizar las palabras, lo que aviva el debate en gran medida. Adriana hace una gran aportación sobre el hecho de que las palabras que utilizamos en educación pierden el significado al no llevarse a la práctica. Colaboración y consenso, señala, son términos que supuestamente forma parte de nuestra formación, pero que finalmente se aplican en muchas ocasiones.

Tras esta disertación surge un pequeño foro de ideas aludiendo a nuestra capacidad para ser discrepantes y el temor a veces nos frena y nos lo impide. Constatamos que el moverse en el juego de contrarios indica que se necesita un consenso porque hay una discrepancia, pero discrepancia y conflicto son buenos para la evolución de las teorías y epistemologías de cualquier rama.

La idea imperante, la aprobación unánime de un significado es la idea que tenemos de consenso y como seguimos analizando, en muchas ocasiones éste no se da debido al retraimiento de algunos de los miembros del grupo ante la idea de discrepar.

 “La solución es el diálogo”, es una frase que surge de esta reflexión, y en base a ello hablamos del miedo a las represalias y la dificultad de concordar en puntos problemáticos a la hora de crear significados. También relacionamos esto con la gestión de los tiempos para mejorar las prácticas colaborativas y que pueden sesgar la efectividad del consenso.

Coherencia, Tolerancia, Democracia, Equidad, Calidad, Justicia como hemos dicho antes palabras  que si utilizamos indistintamente como “Talismanes Mágicos” tal como las definió Lourdes. Hay una gran unidad de los círculos en cuanto a la postura sobre los términos importantes en educación, coincidimos en que son palabras  que se han vaciado de contenido y las hemos desgastado. Nuestra responsabilidad es ilusionarnos de nuevo con los significados para que vuelvan a adquirir la relevancia que les llevó a convertirse en términos insustituibles.

Seguimos con la duda del asesor como experto o como colaborador y finalmente establecemos que el asesor actúa en estos roles en función de la vinculación con las necesidades en el ámbito de acción, siendo en un caso facilitadores y en otro adquiriendo un rol de experto de carácter más remedial.

Domingo se pregunta qué tipología o modelo utilizar, ¿por qué modelos nos decantamos?

Tanto entendiéndolos como pautas a seguir o como posicionamientos que nos afectan profesionalmente y por ende personalmente.  Se plantea que la interactuación con el contexto y la cultura sean las que condicionen que tipo de modelo nos vamos a situar, pero también se surge la idea de que en la realidad los modelos se superponen y que no son entes abstractos, pues se relacionan con las personas y sus ideas. La complementariedad y la capacidad de cambiar un modelo en función del contexto, la persona, nos da las herramientas para que nuestra intervención sea efectiva.

Nos quedamos en la pregunta de Jesús Domingo sobre como redireccionar la practica del asesor al futuro. Se reparten los positivos a las personas más participativos y cerramos la sesión con la sensación de haber encarado un gran reto.

REFLEXIÓN


Análisis del Feedback e interacción:

Al principio como es lógico hay poca oportunidad de debate, pero poco a poco y sobre todo la aparición de los positivos producen interés en muchos sectores del círculo externo. Si bien no empezamos con una dinámica conversacional, esta terminó tomando este matiz, gracias a intervenciones muy acertadas que posibilitaron el habla espontánea.

El juego de miradas fue realmente interesante, mientras que le círculo interno miraba principalmente a la Mediadora, poco a poco desplazan su mirada al círculo externo, que en general pasa de miradas de absoluta desconfianza, a miradas llenas de interés, efusividad y cómo no también gestos de aburrimiento supino, lo que también es una forma de interactuar cuando no se está inmerso en un debate, y ayuda a hacer un buen análisis del interés que este ha despertado en cada círculo.

En un par de ocasiones hay aportación de contenidos externos a los de Jesús Domingo y por tanto de ideas que enriquecen el feedback que poco a poco fue teniendo lugar entre la gran mayoría de los integrantes de los círculos, se crean secuencias de  exposición y discrepancia y al final de la actividad conseguimos enlazar más de ocho intervenciones seguidas, con lo que podemos decir que gran parte del objetivo de la prueba dado el tiempo reducido y la predisposición inicial, finalmente se ha cumplido. Mi papel fue precisamente analizar las relaciones de feedback, y quedé realmente gratificado al ver que una técnica dura y difícil que además abordamos con valentía pero con dudas había derivado en un mayor conocimiento de los compañeros y sus ideas.

Quizá Jesús Domingo no haya visto bien reflejada la esencia técnica de su discurso, pero la esencia ha estado presente, y hemos colaborado y trabajado como pequeños asesores para crear la actividad, planteando dudas y sugerencias, creando un clima más participativo y también enriquecedor.