O novo mundo na fotografía

En verdade vemos a realidade como é realmente? A evolución tecnoloxía axudounos a desinformarnos neste sentido. Antigamente as fotos eran as que eran; collías a túa cámara co seu carrete e sacabas 24 fotos e levábalas a un estudio fotográfico para rebelar e obter os seus negativos, e así de 24 en 24, xa que non podías cambiar o carrete para sacar máis. Isto facíache pensar moito máis que fotos querías sacar para que quedasen no recordo; ademais tiñas que conformarte co resultado saíras mal, ben ou regular.

Coa aparición das cámaras dixitais todo isto cambiou. Agora podemos sacar miles de fotos, borralas senón quedas a gusto coa imaxe, e repetir a foto ata que todos queden satisfeitos. Debido a isto a nosa capacidade reflexiva de que fotos serían mellores para o recordo das nosas experiencias veuse amplamente reducido, pero aumentouse a cantidade de recordos visuais das nosas vidas.

Máis alá do que veñen sendo as cámaras, tamén debemos ter en conta os programas, por exemplo ‘Instagram’ ou ‘Photoshop’, que nos axudan a modificar as fotos escollidas o noso antollo: recortándoas, poñéndolle efectos, pasándoas por filtros... Todo isto fainos ver a realidade como o autor quere que a vexamos.

Persoalmente, considero que todo este avance ten a súa parte negativa e positiva. Como parte negativa, como indique antes, os espectadores ven a realidade subxectiva que quere o dono que vexamos, polo que a propia foto non  nos serve como método para coñecer a realidade obxectiva. Tamén se reduce a nosa capacidade critica e de perfeccionamento instantáneo ao ter a posibilidade de repetir e modificar as fotos. Os gobernos e a axencias de información poden modificar as súas publicacións para dar a coñecer a información como os Gobernos queiran que o pobo a reciba. Ademais dependemos da electricidade para poder ver os nosos recordos fotográficos. Por outro lado, como punto positivo destacar que as cantidade de fotos obtidas é moito maior, polo que os temos maior cantidade de recordos para o futuro e non dependemos de ningún estudio fotográfico para poder gozar delas.  

Un novo filtro para os nosos ollos

Comentarios

  • Lara Camiña Martínez

    ¡Muy interesante! Tienes razón en todo lo que dices, además ahora gracias a las fotos digitales y a estos programas todo el mundo puede ver en donde estás, que comiste, que hiciste y con quién. Esto tiene su parte positiva pero la negativa no hay que dejarla atrás y la gente no es muy consciente de ello a veces.

  • Sara Cancelo Pereiro

    Totalmente de acuerdo, en el último viaje que hice algunos de mis familiares estaban más ocupados en las fotos, el objetivo que usaban, los modos de foto, etc que en disfrutar del paisaje y la belleza de los lugares. Como casi todo, tiene su parte buena y su parte mala, a mi me queda mi recuerdo con las emociones que viví en cada uno de esos momentos y a ellos les quedan fotografías impresionantes con las que revivir esas imágenes tras reelaborarlas y perfeccionarlas desde su propio punto de vista. Como todo deberíamos ser más críticos y buscar un punto medio. 

  • Jorge Boga Martínez

    Me gusta esta entrada, da para debatir. Estoy de acuerdo con algunas de las ideas que habéis dado los tres, pero discrepo en otras. Claro que al sacar una foto y retocarla la modificas a tu antojo y en consecuencia se vuelve más subjetiva, pero del mismo modo, dos personas pueden estar ante el mismo paisaje y centrarse en puntos diferentes. Lo que quiero decir es que somos humanos y como tales pensamos de forma diferente y nos atraen cosas diferentes, la subjetividad, en mi opinión, es en muchos casos inherente al ser humano.

    En lo referente a dar más valor a sacar fotografías alucinantes antes que disfrutar del lugar y del momento, estoy de acuerdo en que es un aspecto negativo sobre el que deberíamos reflexionar profundamente.

  • Yurena Fernandez

    Totalmente de acuerdo Dani! Los avances nos dan cada vez más oportunidades, y nos haces ciertas cosas más fáciles, pero a la vez hace que se le quite el mérito a lo anterior. Con esto me refiero a lo difícil que era antes sacar una buena foto, necesitabas una buena cámara, un buen fotógrafo y mucha suerte; en cambio ahora todas las cámaras digitales incluyen modos automáticos que te ayudan a que quede una foto perfecta, y puedes sacar todas las que quieras y luego seleccionar la mejor... Supongo que como todos los avances tecnológicos, tiene sus partes buena y sus partes malas.

  • Talia Rodriguez Arribas

    Estoy de acuerdo con vosotros en lo que ha supuesto la cámara digital pero también creo que tiene sus desventajas. Está claro que el poder sacar todas las fotos que quieras, modificarlas y poder revelarlas a tu gusto es una ventaja pero también un inconveniente; ya que, antes o revelabas las fotos o no las podías ver y ahora como las puedes ver ya no se revelan la mayoría de las fotos. Por ejemplo, en mi caso mi abuela siempre me está diciendo que lleve las fotos a revelar que en "ese aparato" ella no las puede ver y en cierto modo tiene razón; ya que si por cualquier situación se te estropea el ordenador y no tienes una copia de seguridad pierdes todo lo que tenías en el (como me ocurrió a mi hace unos tres años perdiendo muchas fotos).

    Por lo tanto, opino que está muy bien que podamos hacer mil fotos del mismo paisaje y seleccionar la que más nos guste, quitar los ojos rojos o poner el día más claro; pero opino que también deberíamos tener más fotos en papel o en su defecto en marcos digitales.

  • maria jares

    Nunca os habeis llevado una gran desilusión al rebelar un carrete y descubrir que esa fotografía tan esperada ha salido borrosa, desenfocada o que ni tan siquiera ha salido?? yo sí, y la verdad no es una situación agradable...

    Las camaras digitales evitan en cierto modo ese tipo de chascos, acercan a mayor número de personas la posibilidad de sacar fotos y el hecho de poder disponer es una camara digital en cualquier situación(ya sea una camara en sí o un movil...) nos permite congelar cualquier buen momento que estemos viviendo, cosa que anteriormente era muy dificil. En mucho casos no se disponía de cámara y menos todavía habia la opción de llevarla encima.

    Y a pesar de que todos tenemos una cantidad descomunal de fotos, la verdad es que siempre tenemos nuestras fotos favoritas, esas que resumen un viaje o un buen dia, las que ponemos de fondo de pantalla o de foto de perfil y que llegado el caso decoran las pareces de nuestra habitación... Habla una amante de la fotogrfía a la que no le importa cargar con una cámara al cuello en los viajes, que pierde tiempo eligiendo el objetivo y la posición y que considera que no por ello pierde vivencias a la hora de viajar, sino más bien todo lo contrario, porque fija la mirada en aquello que mas le gusta en ese momento y que no quiere olvidar aunque pase el tiempo.