Tecnología en las aulas

La tecnología en las aulas

Después de trabajar en clase un texto sobre las tecnologías en las aulas, quiero dedicar esta entrada a esta temática y me centraré en las tecnologías duras (ordenadores, pizarras digitales, etc.).

La introducción de las tecnologías en las aulas puede ser muy positiva si se relaiza de la forma correcta. Los procesos de enseñanza-aprendizaje, de búsqueda y complementación de la información, etc. se verían reforzados y se rompería en cierta medida la monotonía asentada en nuestro sistema educativo.

En primer lugar, opino que los docentes deben contar con la preparación necesaria para educar con las tecnologías, para evitar quedarse atrás con respecto a los alumnos y generar reticencia hacia la aplicación de la tecnología en las aulas. Esta preparación debería ser ofrecida por los centros en un horario acorde con el horario oficial, dando facilidades para su realización.

Por otro lado, a la hora de introducir la tecnología en el aula, se deben tener en cuenta los tiempos de uso y los lugares, es decir, el uso de la tecnología no debe ocupar el total del horario diario, sino que debería ser introducida de manera transversal en las diferentes materias y tener un tiempo y actividades dentro de cada una. Por ejemplo, combinar el uso de la calculadora con el cálculo mental en Matemáticas, o buscar vídeos sobre la comunicación y explicarlos para las lenguas, etc.

En definitiva, esto es una breve reflexión personal con respecto al uso de la tecnología electrónica en las aulas y por supuesto sería genial que aportaseis vuestra opinión.

Comentarios

  • Talia Rodriguez Arribas

    Yo pienso que lo más importante es la formación de los docentes en la tecnología para que así la puedan utilizar del modo correcto en sus asignaturas y con sus alumnos aumentando así la motivación de estos. Tal y como comentamos en clase, sería muy interesante que los profesores adquierieran una formación de como utilizar estos medios en sus clases y no solo en formación ofimática.

  • Yolanda Freire

    Lo fundamental que es formarse a lo largo de la vida para no quedarse obsoleto. Nuestra formación no termina cuando finalicemos la carrera y nos den un título que nos acredite como profesionales de la pedagogía. Todos los días aprendemos alguna cosa por insignificante que pueda parecer. Se habla mucho de que el alumnado debe estar motivado para aprender pero, creo que lo mismo debería pasar con el profesorado, es decir, debe ser profesor por vocación, mantener su motivación como el primer día y no caer en la rutina por culpa de la burocracia y las políticas educativas y, también, tener la capacidad de adaptarse a los nuevos cambios formándose, si es necesario.

    En relación a lo que comentas sobre el tiempo y lugar del uso de las TICs, tengo una frase en mi correo como firma que le aparece a todo el mundo que le escribo un email, que me recuerda a lo que has escrito: "Abre los brazos a nuevos cambios, pero nunca pierdas tus valores". Es decir, en relación a las nuevas tecnologías, que las usemos con cabeza y sin olvidar cómo aprendimos a desenvolvernos en el día a día cuando no existía móviles, ordenadores o redes sociales, por ejemplo.

  • Alba Gómez B.

    Me parece muy interesante lo que comentas sobre la introducción transversal de las tecnologías, y tienes razón. En el ejemplo que mencionas del cálculo mental y la calculadora se observa claramente: ¿Cuantos de nostros recordamos cómo se hace una raíz cuadrada? Yo desde luego no....Esto creo que también se puede asociar a lo comentado por Yolanda sobre la motivación. Cierto es que la estimulación es un aspecto fundamental en la educación, pero si los alumnos empleasen un ordenador las 6-8horas de clase, y luego en su casa también para realizar las tareas, ¿sería igual de motivador o al acostumbrarse a su uso reduciría su eficacia?

    Como mencionas, la formación del profesorado es un aspecto vital en todo esto, así como la educación a lo largo de la vida, como dice Yolanda, para no quedarse obsoleto. Sin embargo, creo que ese es uno de los grandes fallos del profesorado, ya que hay profesores que consideran que una vez aprobadas las oposiciones, no necesitan ningún tipo de formación complementaria. No son conscientes de que en la sociedad actual hay que renovarse o morir.

     

  • Lara Camiña Martínez

    Estoy de acuerdo y el tema de la formación continua de los profesores es algo muy importante. Cuando estuve realizando las prácticas pude ver como la profesoras de Pedagogía terapeutica del centro, además de integrar con los niños del centro las tecnologías en el aula, creaban cursillos extraescolares para su propia formación. En este caso pude comprobar como realizaban algunas actividades de formación en lenguaje de signos. Para ellos creaban vídeos y canciones que después colgaban en el blog del colegio para que otros centros pudiesen enriquecerse con ellos y usarlos con sus alumnos.

    Tengo entendido que los profesores están obligados a formarse de forma continuada aunque muchos no lo hacen y mucho menos si se trata de tecnología ya que, o se buscan aprender por su cuenta o nada, y creo que desde la consellería no se les obliga a formarse en ese campo, por lo tanto muchos ni lo hacen.