¿Cómo evalúo la experiencia vivida a través de la realización del vídeo?

Una vez realizado el vídeo, creo que es importante hacer una breve reflexión acerca del mismo, destacando: por una lado, la utilidad que pude sacar del, y por otro, las percepciones o ideas que tengo sobre la actividad.

Cuando la profesora de Tecnología Educativa nos planteó la actividad de hacer el vídeo, la primera impresión que se me vino a la cabeza fue “que fácil, esto lo hacemos rápido y bien”. Suposición errónea, pues vaya si nos ha llevado hacer el vídeo, y el resultado no ha sido quizás el que yo esperaba.

En un primer momento teníamos una idea previa de lo que íbamos a recalcar en el, pero después a medida que íbamos haciéndolo y proponiendo ideas, todo aquello que teníamos pensado se nos distorsionó, pues era mucho más difícil reflejar lo que queríamos decir de lo que pensábamos. Así, nos pareció interesante, además de exponer nuestras conclusiones acerca del tema, poder incluir dos perspectivas “contrapuestas”; por un lado, la de un profesional de la educación, profesora de Pedagogía Terapéutica; y por otro lado, la de un estudiante de biología.

Lo incluimos, porque son dos ámbitos diferentes, ya que uno de los participantes nos expondría la idea desde la perspectiva del enseñar, mientras que el otro desde la perspectiva de aprender, pudiendo hacer un contraste interesante. Aunque la conclusión, fue básicamente la misma, pues a ambos les cambió la vida con el uso de las tecnologías, aunque fuera para funciones de distinta índole.

Estas entrevistas nos han aportado muchos aprendizajes y no sólo aquello que está reflejado en el vídeo, sino aquello que no pudimos incluir, ya que se nos pasaban los minutos permitidos para realizarlo.

Precisamente, esto es con lo que yo me quedo de esta actividad, poder hablar con varias personas a cara de esta temática y debatir sobre ella, lo cual enriquece mucho más tus conocimientos y destrezas.

Además, también me di cuenta de que no éramos realmente conscientes del gran abanico de tecnología que poseemos, la cantidad de tiempo que le dedicamos o lo presente que está en un día normal de nuestras vidas.

 A mí me hizo transportarme a un tiempo pasado, en el cual estos medios no estaban tan presentes ni tampoco eran esenciales en nuestra manera de divertirnos o relacionarnos. ¿Dónde queda esto? Me hace pensar que si hemos llegado a este punto, en un futuro esto será ´”inimaginable”, pues si las tecnologías van abarcando aspectos tan importantes para nosotros, llegará un día en que todo lo nuestro esté conectado, directa e indirectamente, a ellas. Y esto me produce un gran escalofrío. Aunque bien es cierto que la suposición o idea que podamos tener de un futuro, sea completamente diferente a la verdad realidad, lo cual me alivia en cierto modo, pues no me gustaría llegar a una época dependiente de las tecnologías, sino que por el contrario siempre fuese una complementación.

De la misma manera, me proporcionó otro aspecto. Que es que aunque estamos en contacto diariamente con las tecnologías, el vídeo nos resultó un poco difícil hacerlo, debido a que no sabíamos cómo funcionaba el programa con el cual íbamos a trabajar. Así, pude ver que aunque somos jóvenes que sabemos muchas cosas sobre las tecnologías y estamos a menudo en contacto con ellas, tenemos sesgos que debemos cubrirlos como una mayor formación en este ámbito, por lo que no pueden dar por asentando este hecho.

Dicho todo esto, puedo contestar objetivamente a la pregunta planteada como título de este blog: evalúo la experiencia en su totalidad como positiva, pues siempre es satisfactorio ver que puedes aprender distintos enfoques y conocimientos realizando dinámicas tan complejas y distintas a las ya realizadas en materias anteriores. Además, de que con esfuerzo, motivación y ganas algo complejo puede ser simple con sólo un pestañear de ojos.