Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

  • Blogs
  • Lorena Garcia Pazos
  • ¿Son suficientes las políticas de integración tecnológica escolar para lograr con eficacia el uso...

¿Son suficientes las políticas de integración tecnológica escolar para lograr con eficacia el uso adecuado de las TIC en la educación de la nueva Sociedad del Conocimiento?

Lorena García Pazos

Tecnología Educativa

¿Son suficientes las políticas de integración tecnológica escolar para lograr con efectividad, el uso adecuado de las TIC, en la educación de la nueva Sociedad del Conocimiento?

Tras las clases expositiva e interactiva de esta semana, día martes 9 de Abril del 2013, me centraré en los aspectos más destacados a mi modo de ver, haciendo una pequeña síntesis de lo tratado y mostrando especial énfasis en aquellas cuestiones  que más me llamaron la atención.

Refiriéndome sobre todo, a los puntos trabajados en la sesión expositiva, merece valor reflexionar  sobre  cómo se puede trabajar o incluir la tecnología en la escuela de manera eficaz. Con ello debemos tener en cuenta que la tecnología implica la introducción de medios o recursos tecnológicos, que a su vez, traen lenguajes diferentes, o lo que es lo mismo, otra manera de entender el conocimiento y las interrelaciones.

Pero un factor relevante que predomina para la introducción de la tecnología en las escuelas es la política o lo que se conoce cómo políticas de integración tecnológica escolar (que así hemos tratado de buscar en la clase interactiva, concretamente su introducción en países de la Unión Europea).

Existen diversos proyectos institucionales que se remontan  ya a partir de los años 80, con la creación de programas para la introducción de medios audiovisuales y el inicio a la informática. Cumple destacar en esta década, el programa “Logo” creado por Seymourt Papert;  y que se centra en un lenguaje para niños que se consideraba como sinónimo de enseñanza asistida por computadora. Además este programa tenía como  la adquisición de conocimientos en los jóvenes a partir del hecho mismo de aprender a programar.

Con la llegada de los ordenadores a las escuelas, en casi todos los países occidentales, en esta misma década, España aborda la tarea de incorporar la tecnología informática a sus centros y aulas. En los años 90 se da la creación de centros de recursos y la integración de audiovisuales e informática. Desde la LOGXE se propone que la escuela diseñe materiales. Se crean los Centros de Formación y Recursos. Surge de esta manera la preocupación por enseñar con recursos y llama la curiosidad, como explicó la profesora en la clase,  a que esta anécdota es anterior a la llegada del libro de texto.

Es por tanto, a finales de esta década cuando se produce la difusión a gran escala de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Es el momento del crecimiento y expansión desmedida de la tecnología informática en nuestra vida cotidiana a través de la explosión de telefonía móvil en todos los sectores sociales, la aparición de la televisión digital de pago, el acceso a Internet, la creación de empresas y servicios de comunicación on line, entre muchos otros.

La administración del gobierno Clinton en EE.UU. y la Comisión de la Unión Europea impulsaron y avalaron el desarrollo de estas tecnologías digitales como condición necesaria para el desarrollo de lo que se ha venido a llamar como sociedad de la información o del conocimiento. Con esto, ya en el año 2000 se crean programas de dotación tecnológica en las escuelas, a partir de una demanda que viene de la UE que dota a los países de dinero, de modo que cada comunidad en España lanza su propuesta que, en el caso de Galicia, no existe software  libre.

La llegada de los ordenadores en el aula, en el caso de nuestra comunidad gallega llega en el año 2008, con el Proyecto de Escuela “Abalar” 2.0. Este proyecto pertenece al conocido Plan de Escuela 2.0, promovido por el Ministerio de Educación español para impulsar  el desarrollo de la competencia digital mediante la integración de las TIC de forma plena en el aula. Para ello se pretende adoptar un ordenador portátil por alumno y la puesta en marcha de las aulas digitales del siglo XXI dotadas de la infraestructura tecnológica y de la conectividad básica para ser espacios con las ventanas abiertas a la realidad. En este mismo plan, también participan los gobiernos de la comunidad de Asturias, Andalucía, Cataluña y destacando a Galicia, entre otras muchas, con su denominado Proyecto Abalar, en el que enfatizaré mi atención:

Este proyecto, pretende implantar las tecnologías en el sistema educativo de Galicia. Y al igual que todos los proyectos enmarcados en esta iniciativa estatal de Escuela 2.0, se financia por la Comunidad Autónoma en 8 millones de  euros y la otra mitad por el Ministerio de Educación y Ciencia con otros 4,3 millones de euros.

El Proyecto Abalar 2.0  está disponible en un portal de Internet que se divide en dos grandes secciones: una destinada a las familias y la otra, destinada a un ámbito que abarca contenidos educativos. Para los interesados que deseen tener más información sobre este proyecto os dejo aquí este link de la página web de la Xunta de Galicia, un espacio virtual actualizado en el que podéis observar las actividades más recientes de este proyecto así como su origen y su relación con otras redes sociales:

http://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/es/noticia/iii-congreso-escuela-20-0

Además, en general, el proceso de integración escolar de tecnologías informáticas abarca dimensiones más complejas que la mera dotación y gestión de los recursos tecnológicos a las aulas y centros educativos. Influyen otros aspectos de índole económica, política, cultural y claramente, pedagógica.

Aunque en las escuelas se hayan ido integrando las TIC, la mayoría de los docentes que las usan suelen hacerlo de manera técnica y superficial (instrumento de trabajo, fuente informativa), sin un sólido planteamiento didáctico. Por ello, más allá de una cierta alfabetización digital, las TIC no han supuesto cambios significativos en los procesos de enseñanza/aprendizaje, ni un mejor rendimiento de los estudiantes.  De esta manera, cabe preguntarse la cuestión de cómo podemos integrar las TIC en la educación para lograr la máxima efectividad en esta nueva Sociedad denominada del Conocimiento.

La integración de las TIC en la educación significa su utilización en los procesos de enseñanza y aprendizaje que se realizan tanto fuera como dentro del aula.

Así como afirma Manuel Area Moreira, director del Laboratorio de Educación y  Nuevas Tecnologías (EDULLAB), para la adecuada integración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los centros educativos,  existen una serie de factores que inciden en el éxito o el fracaso de estos programas y proyectos destinados a incorporar las nuevas tecnologías  como una herramienta más al servicio de sus objetivos. Estos son: las infraestructuras físicas, los programas y demás recursos educativos disponibles, la formación del profesorado y la integración de las TIC en el currículum y en los procesos de gestión, el apoyo del equipo directivo...

Sin embargo, como he venido explicando la dotación de instrumentos y recursos informáticos en los centros, el acceso en las aulas a Internet, así como la formación del profesorado es una cuestión que depende de las políticas de integración asumidas realmente por cada comunidad y que está claro que dependen, a su vez, de la inversión económica que se realice.

Con todo esto, quiero decir que la dotación de infraestructuras y recursos tecnológicos en las escuelas no es suficiente para lograr que las nuevas tecnologías digitales provoquen una profunda innovación y mejora de la calidad de la enseñanza. Alcanzar este objetivo en el ámbito educativo depende de una sociedad marcada por las frecuentes luchas políticas, económicas y culturales. Por lo tanto, pienso que para que la tecnología permanezca tanto dentro como fuera de las aulas, el profesorado debe implicarse en actividades que realmente propicien la transformación del sistema educativo a una Sociedad del Conocimiento inmersa en el uso reflexivo e innovador de las TIC. Un uso innovador que depende también de las políticas de integración tecnológica escolar así como el desarrollo de proyectos institucionales en cada comunidad.

Por todo esto, como así afirman diversos autores, la existencia en los centros educativos de una buena coordinación tecnológica, o mejor aún, de un Departamento de Tecnología Educativa que asegure el adecuado mantenimiento de los equipos, la formación tecnológica (y didáctica) del profesorado y la coordinación de las aulas informáticas, será sin duda un factor de gran peso específico para lograr la integración de las TIC en el centro y por ende la mejora de las prácticas docentes. Esta es una gran labor que implica a toda la sociedad y, en especial, a los estudiantes inmersos en la investigación, concretamente, nosotros como pedagogos debemos fomentar la creación y formar para el uso adecuado de las TIC, ya que hoy en día, la tecnología no es una mera herramienta que se utiliza para hacer la vida más cómoda, sino también para fomentar valores ciudadanos y, consecuentemente el espíritu crítico.

Son nuestras relaciones sociales, económicas y políticas, nuestra percepción de la realidad y de nosotros mismos, todo lo que hoy  se da gracias a la comunicación. El uso de las tecnologías en la sociedad de la Información marcada por los cambios sociales políticos y culturales originados por el fenómeno de globalización!

Por último, os dejo aquí las referencias sobre las que he podido reflexionar y recoger los datos de los que os informo en este texto:

      WEBGRAFÍA:

http://www.educacontic.es/blog/la-escuela-2-0-en-las-distintas-comunidades-autonomas

http://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/es/noticia/iii-congreso-escuela-20-0

http://mtomentodo.blogspot.com.es/2010/11/escuela-20-proyecto-abalar.html

http://peremarques.pangea.org/factores.htm

http://manarea.webs.ull.es/articulos/art08_integracion.pdf

 

 

Comentarios

  • Enelina

    Me parece que en esta entrada presentas información muy importante y relevante que en la práctica real de los centros educativos muchas veces no se tienen en cuenta, con el fin de garantir la mayor eficacia y eficiencia, sino que los proyectos acaban desvaneciéndose muchas veces por falta de formación e información; pero está claro que si queremos cambiar debemos empezar dichas modificaciones desde la base formando a los docentes, y no tratando de introducir novedades en los centros  sin más, en los que los profesores no saben como enfrentarse a ellas.

     

    Recibe un saludo

  • Lorena Garcia Pazos

    Si completamente de acuerdo contigo, como resalto en este texto es muy inportante el papel de la pedogía, o lo que es lo mismo, partir de una formación del profesorado en el nuevo uso de las tecnologías para que estos enseñan a los alumnos a aprender a aprender. Una buena propuesta sería la práctica del e-learning, no solo por parte del profesorado sino implicando a los alumnos ya desde edades muy tempranas.