En poco sobre los videojuegos y porque son tan motivadores.

Me parece muy interesante, ya que estamos empezando con este tema, reflexionar sobre los videojuegos y porque son tan motivadores para los niños y niñas.

Si nos centramos en el punto de vista psicoeducativo, tenemos que analizar el éxito de los videojuegos a través de las teorías de la motivación y del aprendizaje. Asi pues, tenemos que analizar el paralelismo entre el aprendizaje social y el sistema de motivación y aprendizaje implícito en los videojuegos.

Según Bandura (1984) y Castillejo (1987), hasta hace poco algunos teóricos mantenían que los determinantes principales de la conducta son las fuerzas motivacionales que se configuran en necesidades, tendencias e impulsos que, con frecuencia, operan por debajo del umbral de la conciencia. Es decir, se trataría de fuerzas interiores. Al desarrollar la teoría de la conducta, el análisis causal cambio de perspectiva: se paso de propugnar unos determinantes internos amorfos a analizar en detalle cuáles son las influencias externas de las respuestas humanas, es decir, se cambia el punto de vista, inclinándose hacia las fuerzas del medio. Entonces estamos hablando de que  la herencia y el ambiente es un factor determinante para la motivación de estos.

Pero en los últimos años, la comprensión de los procesos psicológicos ha progresado sustancialmente y se hace necesario reformular algunas suposiciones acerca de la adquisición de la conducta humana. Es en esta línea en la que la "Teoría del aprendizaje social" aporta una serie de adquisiciones que permiten explicar mejor la conducta, en el sentido de que se reconoce que el sujeto no se limita a reaccionar ante el entorno, y que juegan un papel importante la observación, la capacidad humana de emplear símbolos y procesos cognitivos y la capacidad de autorregulación de los sujetos. De modo sintético, la contribución de la Psicología del Aprendizaje Social al proceso de enseñanza-aprendizaje es la siguiente:

1.-Se reconoce que la observación puede influir notablemente en los pensamientos, los afectos y las conductas de los hombres. Se acentúa la importancia de los procesos vicarios, simbólicos y auto-regulatorios en el funcionamiento psicológico.

2.-La capacidad humana de emplear símbolos permite representar los fenómenos, analizar su experiencia consciente, planear, imaginar, y actuar de manera previsora.

3.-Los procesos de autorregulación juegan un papel central, seleccionando, organizando y filtrando las influencias externas. El sujeto no se limita a reaccionar.

4.-Hay una interacción continua entre el sujeto y el entorno, haciendo que la persona influya en su destino y que se establezcan los límites de esa autonomía.

Las fuentes de la motivación y de la conducta

Para la teoría del aprendizaje social, las fuentes de la motivación y de la conducta en las personas se centran en torno a estos factores:


a).- Los modelos. Sería muy laborioso y peligroso aprender todo por las propias acciones. La mayor parte de las conductas las aprendemos a través de la observación, por medio del modelado, la imitación o el aprendizaje vicario. De este modo evitamos errores, aprendiendo con ejemplos.


b).-Los reforzadores. Un reforzador es todo aquello que aplicado a una determinada conducta incrementa o disminuye la probabilidad de su aparición. Los tipos de reforzadores son variados:

c).- La práctica

La realización de tareas concretas ayuda a la consecución de mejores respuestas por parte de los sujetos implicados. Las tareas pueden ser directas (solucionar problemas, construir, etc) o bien simbólicas (imaginar, prevenir soluciones, prevenir, hacer una simulación, etc). Cuanto más prácticas sean las tareas y más sentidos se impliquen en ellas, vista, oído, manipulación, etc. la actividad realizada tiene una mayor capacidad de afianzarse. 

d).- El clima

Al referirnos al clima hablamos del modo en que el medio provoca estimulaciones que obligan al sujeto a adoptar un tipo de conducta. Si el medio facilita la conducta deseada, la probabilidad de aparición de ésta es más alta. Tanto el aspecto contextual, relativo a los materiales, condiciones físicas, luz, temperatura, ambiente ecológico, etc, así como el aspecto psicosocial, es decir el grado de autonomía, la actividad en grupo, el ambiente de cooperación o competición, etc. tienen una influencia muy grande en el comportamiento de los sujetos.

Como hemos visto, los videojuegos son una fuente de motivación para los niños bastante elevada, y, ¿Por qué no utilizarla a través de la educación para enseñar un determinado conocimiento a los alumnos?

Desde pequeños todos hemos jugado con diferentes juguetes y todos o casi todos coincidimos que el tetris, las videoconsolas, los juegos para ordenadores nos apasionaban y nos entretenían diariamente o cuando los podíamos utilizar. Y, hoy en día todo fue evolucionando y cada vez más a los niños les encanta este tipo de juegos. Y de manera indirecta a través de ellos les podemos enseñar normas de conducta, normas sociales, vivir en sociedad, aprender cosas de clase, ser mejor personas, la colaboración, etc. Siempre que el juego este bien diseñado y que las finalidades de este sean puramente educativas.

¿Creéis que esto es posible? Crear un videojuego, que les motive a estudiar, que les enseñe como deben de comportarse con los familiares, amigos y ante la sociedad, y que además tenga éxito.

Yo creo que es posible, hay que educar a la sociedad en la que vivimos y educarlos para ser mejor personas con ellos mismos y con el resto de la sociedad. El cambio está en nuestras manos.

 

 

 

Referencias bibliográficas:

http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_02/n2_art_etxeberria.htm

http://www.irabia.org/departamentos/nntt/proyectos/futura/futura06/Analisis_educativo.pdf