Desintoxicación Tecnológica

     Sorprendente, o ya no tan soprendente, noticia sobre el caso de una niña adicta al iPad con...¡¡¡4 años!!!.

     Sus padres decidieron pedir ayuda, ya que no sabían como solucionar el problema que tenía su hija. Y según sus palabras: "Llegaba a usarlo tres o cuatro horas al día, y cada vez se mostraba más inconsolable y agitada cuando se lo quitaban". Ante esto, un doctor ha recomendado que la niña se someta al programa "digital detox" para poder eliminar su adicción.

     Os dejo el enlace de la noticia, la cual no tiene despercicio, ya que parece que este no es un caso aislado, sino que incluso una prestigiosa clínica creó un programa de rehabilitación para tecnoadictos.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/23/internacional/1366672591.html

     Ante noticias como esta me planteo si los padres están actuando bien. Se entiende que todos los padres quieren darle a sus hijos lo mejor pero a veces esto no se corresponde con lo correcto. Por ejemplo: ¿es bueno que a un niño de 5 o 6 años le regalen una play o una tablet por la simple razón de que sus padres se lo puedan permitir? Yo opino que si con esa edad ellos ya tienen de todo, ¿cuando tengan 15 o 16 que es lo que van a pedir o incluso exigir?. Esta es una manera de malcriar a los niños y los padres en muchas ocasiones lo hacen de manera inconsciente, pensando que son los mejores padres o en el peor de los casos le compran todo esto para tenerlos “ocupados” y que no les molesten.

     Esto tiene mucha relación con otro tema comentado en algunas publicaciones como es la llamada “familia moderna”. En la cual se pierde la esencia que une a la familia, conversar, apoyarse, jugar, contar los problemas… se traduce en la actualidad por aislamiento y enfriamiento de las relaciones familiares e interpersonales en general si no es a través de un dispositivo o aparato tecnológico.

     De todas maneras, éste es un tema que suscitará diversidad de opiniones. Lo que está claro que la sociedad avanza y la tecnología puede aportar mucho a los niños, pero en todo caso, los adultos deben saber dónde está el límite para que éstas no sean perjudiciales para los menores, ya que ellos aún no conocen o no asumen sus peligros.

 

Referencias bibliográficas empleadas:

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/23/internacional/1366672591.html (Consultada el 21 de Abril de 2013)

http://noticiasdeapple.com/214589 (Consultada el 21 de Abril de 2013)

http://www.slideshare.net/berna14/tecno-adictos-4087031 (Consultada el 22 de Abril de 2013)

Comentarios

  • Patricia Romero Rey

    La verdad es que es sorprendente la noticia. Es un claro ejemplo de la adicción y obsesión que trae aparejado el uso de las nuevas tecnologías. Y está claro que, como tu dices, la responsabilidad no puede caer solo en manos de los aldolescentes o de los padres, creo que es de toda la sociedad. Pero como bien se di siempre, más que buscar resposables hay que buscar soluciones e intervenciones que puedan paliar los aspectos negativos de estas tecnologías.

    Hay que inculcar el uso de las tecnologías como complementación no como simple substitución, pues hoy en día son algo esencial en nuestro día a día, pero no por eso podemos hacer que nuestro mundo gire alrededor de ellas, o que dependan de las mismas.