Fernando Neira Gomez

Gustame saber un pouco de todo, quizas por iso os diversos campos de estudio nos que me adentrei ao longo da miña etapa educativa tanto formal como informal.

Funciones del asesoramiento, pequeña reflexión.

Sobre las funciones propias de la labor asesora existe una amplia literatura que versa sobre este tema.

Son muchos los autores que proponen un modelo de asesoramiento que pretende guiar a la vez que capacitar a los profesores en las tareas de auto-evaluación e innovación interna, agrupando su relación de funciones en cinco grandes categorías:

a) relativas al conocimiento curricular.

b) habilidades profesionales.

c) funciones relacionadas con los juicios profesionales, sabiendo aconsejar a los profesores y relacionar con lo que se hace en otras escuelas.

d) habilidades interpersonales al trabajar con los profesores.

e) contactos con el exterior, consultando a otros asesores o expertos y conectando con profesores de otras escuelas.

Estas funciones arriba mencionadas estarían relacionadas con la actividad interna de un centro, que debería desenvolver un asesor para llevar a cabo con éxito su labor, y así poder conseguir la progresión y evolución del propio dentro como de los estudiantes y los diferentes profesionales que interactúan a diario dentro de una institución educativa, con un único fin, conseguir llegar a una educación de calidad, así como que los estudiantes lleguen a desenvolver todas y cada una de las competencias que se encuentran recogidas en la vigente ley.

En cuanto a las tareas a desempeñar por los asesores externos Nieto y Portela (1992) señalan las siguientes:

1. Planificación. Diseñar nuevos currículos, programas instructivos, materiales, instrumentos, métodos de enseñanza.

2. Implementación. Ayudar a las escuelas a implementar directrices curriculares establecidas desde instancias administrativas (sistemas centralizados); seleccionar, adaptar e implementar programas disponibles que responden a sus necesidades; o desarrollar su propio currículum (sistemas descentralizados).

3. Demostración. Hacer demostraciones de nuevos programas o prácticas de enseñanza de modo que las escuelas tengan la oportunidad de observar y examinar dichas innovaciones en acción.

4. Diseminación. Recopilar, sintetizar, transformar, diseminar información para los profesores.
5. Establecimiento de redes. Ayudar a los profesores o escuelas a diseminar sus propios materiales o prácticas, a relacionarse con colegas y a crear redes de intercambio y colaboración sobre la base de intereses comunes.

6. Valoración de necesidades. Ayudar a profesores o escuelas a valorar sus necesidades de manera formal o informal, bien como paso previo para facilitar la resolución de un problema o bien para ir determinando conjuntamente sobre qué trabajar y cómo a lo largo de su relación.

7. Investigación y análisis. Su objetivo puede ir desde mejorar la práctica escolar hasta satisfacer necesidades de nueva información por parte de distintas audiencias implicadas.

8. Evaluación. Conducir o tomar parte en evaluaciones de distinta naturaleza y propósito.

9. Formación. Promover, planificar, conducir y supervisar actividades de perfeccionamiento en la escuela orientadas al aprendizaje de nuevos conocimientos, habilidades, actitudes y valores a nivel tanto pedagógico como organizativo.

10. Prescripción. En algunas ocasiones, cuando se habla de apoyo externo se excluyen tareas puramente reguladoras que van ligadas a Asesoramiento para la Innovación P. Murillo

Porque escogí esta clasificación de las funciones del asesor educativo? desde mi punto de vista están muy bien explicadas a la par que siguen un hilo conductor muy bien organizado, pues todas y cada una de ellas tiene un peso muy importante en lo que se refiere a la función del asesor. Abarca al mismo tiempo todos o casi todos los ámbitos de actuación y considero que se especifica de una manera muy clara y concisa la función a desempeñar, sin cabida a la duda de mal interpretaciones, por este motivo e decidido subir dichas funciones.
De forma global, y desde mi consideración, considero que todas estas funciones para que se lleven a cabo necesitan de una estupenda organización del propio centro, en donde todos y cada uno de los profesionales se interrelacionen y muestren una actitud positiva de cara a la adquisición y compromiso de sus facetas. No es pues una labor sencilla sino todo lo contrario, en donde predomina el empeño y la constancia como una característica primordial de la actividad asesora, característica que debe ser patente en los psicopedagogos que desempeñen su función.
Finalmente mencionar que a todo esto se le atañe la dificultad añadida de que el asesor a de ser capaz de coordinar al cuerpo de profesionales de magisterio para conseguir sus objetivos, pues si estos no se hacen participes en todo momento de la actividad, nuestro trabajo debe comenzar por concienciar a estos de la necesidad de nuestra labor.