Acoso Escolar

  • Borrador
Por Alba

Buenas tardes! En esta entrada me gustaría volver a tratar el tema del acoso escolar o "bullying" ya que en las últimas semanas han salido a la luz casos nuevos sobre este tema. El más cercano, el de un niño de Vigo que tras llevar tiempo sufriendo este acoso lleva ya un mes sin acudir al colegio. En relación a esto, he encontrado una noticia publicada en el Faro de Vigo donde se explica la problemática del bullyng desde diferentes asociaciones como, por ejemplo, la Asociación de Pedagogos de Galicia o la Asociación contra el Acoso Escolar entre otras.

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2013/04/28/clase-provoca-dolor-estomago/799750.html

Una de las cosas que más me llaman la atención sobre este aspecto es que no se trata de un problema nuevo, ni de casos aislados en el tiempo. El bullying lleva existiendo en los centros escolares desde hace muchos años, pero da la impresión que las autoridades competentes a este tema no ponen énfasis en solventar este problema y, si lo hacen, no están tomando las medidas más adecuadas, puesto que, como se dice en la noticia, " cada vez existen más casos y a edades más tempranas".

Agresiones, linchamientos, burlas.. son sufridos por muchos niños y niñas en los colegios y parece ser que no existe una actuación eficaz para solventarlos. Al parecer, los centros educativos cuentan con protocolos de actuación para resolver estos casos lo mejor posible, pero es evidente que no son efectivos.

En mi opinión, resulta imprescindible una óptima comunicación entra familias y centro (sobre todo con el profesorado ya que son ellos quienes pasan más tiempo con lo alumnos, pudiendo así ejercer de observadores y mediadores), puesto que facilitaría el diagnostico de estos casos más rápido. También ayudaría a la comprensión de esta problemática así como a establecer medidas de actuación coordinadas entre ambos agentes ( familias y centro) procurando recudir al máximo las posbiles secuelas psicologicas del acosado.

Ademas, las políticas educativas deberían desarrollar nuevos protocolos más efectivos que agilizaran todo el proceso que se desarrolla una vez diagnosticado el acoso, así como establecer investigaciones que ayuden a averiguar las causas de porqué se están aumentando en los últimos años los casos de "bullying".

En definitiva, la escuela debería ser un espacio igualitario y feliz para todos/as los alumnos y alumnas sin excepción. Cerrar los ojos ante estos casos es una irresponsabilidad que puede llegar a costar mucho a muchas personas, puesto que ser acosado desde pequeños, conlleva consecuencias muy negativas tanto en el presente como en el futuro.