Experiencia de integración tecnológica.

El martes 23 de abril, en la clase interactiva de la materia Tecnología Educativa, se nos encomendó la búsqueda de una experiencia de integración de las tecnologías en instituciones educativas en internet, que ya publiqué en el blog previamente, y otra sacada de un libro de la biblioteca de la facultad.

A continuación mostraré la experiencia que seleccioné del libro Tecnologías en las aulas: Las nuevas tecnologías en las prácticas de la enseñanza. Casos para el análisis.

TÍTULO DE LA EXPERIENCIA: Caso “El relato de Valeria. El salto” (Pagina 158)

MOMENTO HISTÓRICO : No se especifica ni el momento histórico en el que se desarrolla la experiencia.

ESCUELA Y LUGAR GEOGRÁFICO: El proyecto se desarrolla en una escuela de gestión de la localidad de Quilmes, en Buenos Aires.

EXPERIENCIA: La experiencia tiene lugar en el momento en que los profesores contemplan como algunos de los alumnos discriminaban y excluían a una compañera por ser de otro país. En cuanto una de las profesoras, Valeria, se enteró, buscó métodos para solucionar el problema, en concreto, pidió a los alumnos que preguntaran en casa a sus padres sobre sus antepasados para conocer sus raíces, el significado de inmigrante, etc. Así fue como surgió la idea, entre varios profesores, de que los alumnos se comunicaran con otros alumnos de otros colegios a través del correo electrónico. Para ello crearon una cuenta electrónica por cada grupo, y así aprovechar para utilizar los ordenadores del centro, a los que no les estaban dando uso alguno. Además, también crearon una lista de interés donde estaban todos los alumnos, tanto de otros cursos como de otras escuelas.

Para este proyecto, combinaron actividades virtuales (búsqueda de información en internet, intercambio de comunicaciones entre los alumnos, etc), con actividades reales (asistencia de familiares a las clases, analizar documentos históricos, buscar reliquias familiares, etc).

Gracias al boca a boca, la idea se expandió muy rápidamente, llegando a oídos de otros centros. Cada vez había más gente implicada en el proyecto, participando y formando parte de él. Los talleres extraescolares tuvieron que ampliar el horario para cubrir la demanda de alumnos y padres.

Además, debo destacar que la idea no formó parte sólo de una asignatura, sino que se introdujo de manera transversal. Varios profesores en sus clases trataron el tema de la discriminación en función de la materia que impartían. Por ejemplo, en Lengua abordaban la comprensión escrita y temas de expresión, aprendían a redactar mejor y comprensivamente sus mensajes, para que las personas con las que se comunicaban los entendieran correctamente.

FUNCIÓN DE LA TECNOLOGÍA EN LA EXPERIENCIA: El correo electrónico ha ayudado a los alumnos a comunicarse con otros alumnos que están a kilómetros de distancia, a conocer sus costumbres, lo que hacen diariamente, etc, y darse cuenta de que no por ello son peores, sino que somos todos iguales. La tecnología ha sido clave en el desarrollo del proyecto, puesto que si no fuera por ella, no podrían haber realizado búsquedas en internet sobre sus raíces ni habrían podido comunicarse con los demás.

VALORACIÓN PERSONAL: En primer lugar quisiera explicar que seleccioné dicha experiencia porque, aunque la herramienta tecnológica introducida fue muy básica, búsquedas en internet y correo electrónico, resultó ser muy efectiva, puesto que motivó a los alumnos e hizo que quisieran aprender. Por esto, y después de leer las reflexiones de Valeria, profesora que creó el proyecto, considero la experiencia como muy positiva. Los alumnos aprendieron a trabajar en grupo, dejando de lado sus diferencias. Investigaron sobre sus raíces y sus antepasados, y no por obligación, sino porque estaban realmente interesados. El proyecto motivó a los alumnos para que quisieran saber más sobre su procedencia y así no volver a discriminar a compañeros por ser de otro país.

Pero, ¿ha sido todo positivo?¿el proyecto ha logrado reducir la discriminación en las aulas por completo?

Pues bien, después de leer las reflexiones de Valeria, pude comprobar como sí han cambiado las actitudes en los alumnos, pero el problema reside en los padres. Uno de ellos se quejaba porque su hijo había invitado a casa a un compañero de clase peruano a escribir en el ordenador, y que éste le había costado muy caro, como si se lo fuese a romper o robar. Por lo tanto me pregunto, ¿es suficiente con incidir en los alumnos o también hay que centrarse en la familia? Porque si en la escuela los profesores enseñan que todos somos iguales y no debemos discriminar a los demás por ser de otro país, pero luego en casa los padres les dicen lo contrario, ¿un proyecto como el explicado sería suficiente? Yo creo que el proyecto estaba bien pensado, incidía tanto en los alumnos como en la familia, y por lo tanto, respondiendo a una pregunta que la profesora se hace, creo que sí ha merecido la pena el esfuerzo gastado en el desarrollo de la experiencia. Ha logrado que dejen de excluir a su compañera de clase y de hacerle el vacío, ahora juegan todos juntos. Además comunicarse por correo con otras personas de otros países, creo que les ha ayudado a abrir un poco la mente, y comprobar por sí mismos que todos somos iguales.

BIBLIOGRAFÍA EMPLEADA: La bibliografía empleada para la realización del libro es muy amplia y numerosa. Toda ella está formada por libros, tanto españoles como extranjeros, y no hay página web alguna.

LIBRO UTILIZADO:

Lipsman, M., Litwin, E. et Maggio, M. (Comps). (2005). Tecnologías en las aulas: las nuevas tecnologías en las prácticas de la enseñanza: casos para el análisis. Buenos Aires, Madrid: Amorrortu.