CONOCIMIENTO ABIERTO Y LA EDUCACIÓN.

CONOCIMIENTO ABIERTO Y LA EDUCACIÓN.

  

      El conocimiento es uno de los principales factores de cualquier proceso productivo de creación de valor en la sociedad actual, es por que se la ha llamado la "sociedad del conocimiento". También es necesario para vivir plenamente como ciudadano/a, participar en las decisiones colectivas o tener un puesto de trabajo. A finales del siglo XX vio la luz un medio de comunicación que permite la difusión global de información de cualquier tipo, independientemente de que sea creación individual o colectiva. El Internet, en la actualidad, está siendo el sistema de difusión más importante de las investigaciones o publicaciones (tanto de las universidades, revistas, editoriales...), debido al elevado coste de los sistemas tradiciones y las posibilidades accesibilidad. En el ámbito de la educación existen “tímidos” ejemplos de la libre difusión de conocimiento aunque depende tan solo de una masa crítica de usuarios que tomó conciencia de las ventajas inherentes que tiene crear colectivamente y compartir recursos.


      Por otra parte, existen elementos muy arraigados de la cultura docente actual: el aislamiento físico y psicológico; la colegiabilidad burocrática; la saturación de tareas; la ausencia de apoyo institucional; un modelo de docente "consumidor" de materiales predigeridos; etc. Son barreras evidentes para facilitar que el profesorado sea el "creador" de actividades y contenidos (Adell, 2005). La filosofía del software libre facilita la producción y distribución colaborativa de contenidos por la red, sentando las bases de un nuevo modelo de escuela y cultura docente.

 

      Como conclusión, las nuevas tecnologías de comunicación del siglo XXI genera una nueva visión del mundo, más globalizado, donde cualquier habitante puede acceder al conocimiento y modificarlo, realidad que en épocas pretéritas no ocurría. El problema radica en que no toda la población puede o no sabe acceder a dicho conocimiento (elemento central en el desarrollo tanto individual como de la sociedad), debido principalmente: por un lado, la falta de instrumentos o herramientas necesarios; o por falta de formación específica. Esta realidad se define como brecha digital un problema importante de nuestra sociedad, que la educación con la ayuda del software libre tiene que resolver.

 

      Para finalizar me gustaría volver a incidir en la necesidad de cambio en la formación de docente, siendo un buen punto de partida la formación inicial. Una formación que ya apueste por el intercambio de contenido y recursos para que no resulte tan “traumatico” este hábito. Sin embargo, pese a todas las dificultades, quienes desarrollan software libre y los docentes más innovadores ya nos muestran el camino. Ya que en el siglo XXI el objetivo es conseguir una escuela en red es una escuela abierta al mundo, no un lugar para encerrar niñas, niños y adolescentes(Adell, 2005).

 

BIBLIOGRAFÍA:

ADEL, J. (2005): Del software libre al conocimiento libre. Andalicia Educativa, Nº 51.