CURSO USO Y EMPLEO RESPONSABLE DE TIC III

Definimos geolocalización como la facultad de que páginas y servicios web localicen nuestra posición en el mapa a través de dispositivos de sobremesa o móviles como tabletas y teléfonos.

Las técnicas que utilizan los servicios web para localizarnos en un punto del mapa se basan en dos recursos:

 

DIRECCIÓN IP

Es una etiqueta numérica que identifica de forma unívoca una conexión a internet. Cada vez que usamos un dispositivo con acceso a internet, incluso aunque sea con una conexión 3G, estamos haciendo uso de una dirección IP que siempre será visible y conocida por aquella página o servidor web al que nos conectemos.

 

Destacar que existen páginas web cuya única finalidad es mostrar la dirección IP: http://www.testdevelocidad.es/cual-es-mi-ip.html

 

Muchas veces el resultado es una ciudad, no en una calle y número concreto, aunque eso implica que le estamos diciendo al servidor donde estamos, e incluso hay páginas que utilizan esta información como cebo para estafas en internet.

 

GPS

Es un sistema de posicionamiento global del que disfrutan la mayoría de dispositivos móviles y portátiles con acceso a internet. Aunque originalmente fue un protocolo desarrollado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, su evolución hacia el ámbito del ocio ha provocado infinidad de aplicaciones móviles.

El ejemplo más sencillo, son las aplicaciones de mapas para móviles como Google Maps u Open Maps.

 

Pero el GPS en los móviles no funciona constantemente sino que lo hace cuando una aplicación lo necesita y se nos notifica, pero para ello es necesario informarse de cómo funciona, como se activa, como se desactiva, cuales son los permisos y si estos se solicitan.

 

 

Además debemos destacar que existen diversos tipos de Geolocalización:

 

  • EXPLÍCITA: está asociado a la posibilidad de utilizar en el Tuenti “Tuenti sitios” o Facebook “Facebook places” que se apoyan en la idea original de Foursquare, y en el método check-in (acción de decir públicamente que estás en un lugar determinado del mapa permitiendo a tu móvil que se posición e y envíe tu posición a un servidor web.
  • IMPLÍCITA: su principal finalidad no es geolocalizarte pero tiene esta opción como añadido, el principal ejemplo son los servicios de fotografías y vídeos a través del móvil que permiten añadir a los metadatos información sobre el lugar en el que fue grabado el contenido.

Así por ejemplo la aplicación Instagram al publicar una foto tenemos definidas claramente las opciones para compartirla, incluyendo la opción de geolocalización.

 

 

Por todo ello creo que debemos reflexionar sobre lo que queremos compartir con los demás y lo que no, ya que no sabemos cuáles son las consecuencias, y en el caso de los niños esto puede tener consecuencias no muy agradables, y conviene prevenirlas (“más vale prevenir que curar”)