...al Asesoramiento y Orientación

Como he establecido en la anterior entrada, asesoramiento y orientación son prácticas que confluyen, ligadas a tareas de apoyo y ayuda, para explicar dicha confluencia y profundizar un poco más en la misma he decidido apoyarme en el artículo  La confluencia del asesoramiento y la orientación como prácticas de apoyo (Rodríguez  Romero,  1998).

Afinidades

  • Compromiso con labores de ayuda: Ambas prácticas están comprometidas con el desarrollo de tácticas supervisoras enfocadas hacia la construcción de identidad. En el caso del asesoramiento la supervisión será ejercida sobre los procesos de identidad profesional de los enseñantes y otros trabajadores sociales, mientras que la orientación, se enfoca hacia la construcción de las identidades del alumnado y otra clientela de las instituciones socioeducativas.
  • Labores relacionadas con el conocimiento experto: Entendiendo dicho conocimiento como específico nunca como calificativo jerárquico, puesto que siempre se debe trabajar de forma colaborativa.  El Asesoramiento está comprometido con los aspectos curriculares (definición de propósitos del centro, estilos de enseñanza, currículum oculto etc.), organizativos y de desarrollo profesional.
  • Status de los profesionales: Siempre en una posición coordinada con el profesorado, sin diferencias de autoridad. Aunque indudablemente esto ha sido marcado por la puesta en práctica en los diferentes contextos y momentos.

Analizados ya los aspectos diferenciales en otro punto de este portafolios y, sumadas ahora las afinidades entre las mismas es necesario caracterizar los aspectos que marcan el espacio de confluencia entre dichas prácticas.

  • Cambio en la costrucción de roles profesionales y cambio en las modalidades epistemológicas que los faciliten: definir el nuevo rol supondría algo más que intentar asimilar patrones de actuación novedosos puesto que obliga a plantear una toma de postura frente a los asuntos más decisivos en los procesos de asesoramiento, como la interacción entre iguales y el equilibrio entre las demandas externas y los requerimientos de los centros. Para ello es esencial la colaboración, el trabajo en red y la dinamización de proyectos de innovación.
  • Cambio en el trato con colegas: refiriendonos a la colegialidad, es decir, a la simetría en dichas relaciones, garantizándola de forma que tanto asesor como profesores tengan el mismo status, con procedimientos de trabajo participativos y con el desarrollo de puntos de vista negociados. caminojuntos
 

De acuerdo con lo establecido en este artículo y en las propias palabras de Rodríguez Romero, es indudable que hay cauces para el diálogo entre ambas labores profesionales, diálogo que poco a poco  ha ido sucediendo, suponiendo la convivencia y cruce de ambas prácticas, enfrentandóse  a problemas comunes y compartiendo similares escenarios, de modo que, probablemente, vamos a asistir a la creación de formas novedosas, fruto de esa interacción.


Esta confluencia debemos aprovecharla para aunar fuerzas en torno al objetivo de las mismas, la ayuda y el apoyo al sistema educativo, optimizando todos los recursos con los que contamos.