Análisis JClic y WebQuest

En esta entrada hablaré sobre las diferencias entre dos formas de aprender de manera virtual. Son las ya conocidas por todos nosotros como Jclic y Webquests. Ambas herramientas son utilizadas para un aprendizaje mediado por un recurso digital: el ordenador. Este es el primer factor a tener en cuenta ya que el PC actúa como medio vehícular. El ordenador proporciona estímulos sensoriales de tipo visual y auditivo que son poco usuales en la didáctica convencional. Esto, a priori, puede propiciar una mayor motivación a la hora de afrontar la tarea.

Ahora me centraré en las diferencias entre el programa Jclic y las Webquest, atendiendo a las anotaciones de la sesión interactiva dedicada ad hoc.

En cuanto al programa Jclic, debemos decir, primeramente, que es un software. Este puede ser utilizado en línea o bien mediante la opción de descarga para poder manejarlo sin necesidad de estar conectado a la red.

Analizado este programa, he de decir que me parece un programa que ofrece muy poco. La metodología didáctica que se ha seleccionado para su diseño es, sin más, muy simplista. Lo que se propone es un abanico de “juegos” expuestos a un filtro en el que se escoge la temática, curso e idioma. Posteriormente, seleccionado el juego, entramos en una pantalla en la que de lo que se trata es de ir superando retos. Pero el aliciente es mínimo. El diseño gráfico es paupérrimo en la mayoría de los casos y el método de enseñanza extremadamente reduccionista. Se plantean preguntas con respuestas cerradas. El niño solamente tendrá que escoger una. Ensayo y error. Puro conductismo carente de reflexión.

Ahí se queda el Jclic.

Sin embargo, aunque lejos ser algo expléndido, las Webquests nos proporcionan alternativas mucho más ricas.

El primer aspecto positivo es la presentación y diseño de las mismas, mostrándole al niño/a un desafío. Esto ya supone un incentivo bastante grande.

La tarea aquí, es guiada por el profesor/a y este está siempre presente ante cualquier necesidad de los pupilos. Ejerce un papel de guía y les proporciona cualquier material que precisen para realizar el desafío. Estas actividades son mucho más completas y responden más a un modelo conectivista del aprendizaje frente al conductismo de ensayo y error del Jclic. Así, los alumnos podrán recurrir a todo tipo de información que el profesor les proporciona y tendrán, además, que ser capaces de seleccionar cual es la más idónea para superar el desafío o “Quest”.

Lo más interesante de todo es que las Webquests no son tareas parceladas sino que son problemas complejos y que exigen actividades como el análisis profundo, la metacognición o la selección de información. De este modo, los alumnos/as deberán realizar múltiples tareas para llegar al culmen del desafío.

Las WebQuests, son en definitiva, tareas que exigen desarrollar varias habilidades y destrezas mediante un proceso de selección y elaboración de la información para, finalmente, llegar a la consecución de un producto.

Sin duda, me quedo con las WebQuests. ¿Y vosotros?

 

Fuentes:

Apuntes de clase

http://laboratorios.fi.uba.ar/lie/Revista/Articulos/010103/A1oct2004.pdf

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/ca/software/software-educativo/78-evaluacion-de-software-educativo   (Para realizar el análisis de JClic y WebQuests he prestado atención al apartado Valoración de Software de este artículo en el que se detalla qué premisas debe cumplir un software educativo para ser eficaz en el aula) ---> muy recomendado

http://es.wikipedia.org/wiki/Conectivismo