Videojuegos

Seguro que todos y tas hemos jugado a montones de videojuegos de diferente tipo y nos han podido gustar más o menos, pero, ¿hemos aprendido algo con ellos?

Se han realizado muchos estudios sobre ello y se ha demostrado que si contribuyen a trabajar diferentes áreas y capacidades personales. Dependiendo del tipo de videojuego se trabajarán más unas que otras pero en general se profundiza en el desarrollo de estrategias y la rapidez mental para el logro de objetivos.

A continuación, voy a describir, siguiendo un texto, los tipos de videojuegos que existen y las aptitudes que fomentan.

-Juegos de aventura: son juegos compuestos por niveles en los que debes manejar a un personaje y sentirte dentro del juego. Suelen seguir una historia y a medida que avanzas, descubres nuevos objetos, personajes, secretos, etc.

-Juegos de estrategia: se requiere planificación y creación de estrategias para superar cada uno de sus niveles, por lo que se trabaja profundamente buscando diferentes opciones de superación.

-Juegos de acertijos y rompecabezas: los juegos de acertijos como los de estrategia, requieren prestar atención y buscar soluciones rápidas y correctas para la consecución de las metas.

-Juegos de acción: normalmente no requieren demasiada atención. Simplemente agilidad y habilidad a la hora de manejar a los personajes en una batalla o en una pelea.

-Juegos de deporte: son representaciones de deportes reales, pero dentro de una pantalla. Permiten conocer nuevos deportes, ver cómo son y conocer sus reglas.

-Juegos de rol o RPG: en los juegos de rol se asume un papel, un personaje que determinará nuestra forma de juego. Son juegos que requieren mucha dedicación y mucho tiempo para el logro de sus metas.

-Juegos de simulación: son videojuegos que se centran en un área concreta. Es decir, pueden centrarse en la vida de las personas, en un trabajo, etc. Un ejemplo es “los sims”, videojuego en el que debes crear un personaje y vivir dentro del juego, trabajando, comiendo, relacionándote, aseándote, etc

 

La mayoría de videojuegos, y más si son online, permiten el modo multijugador, es decir, compartir las partidas con amigos/as, lo que fomenta la cooperación y el trabajo conjunto con el fin de alcanzar los logros o las metas propuestas. Por otro lado, reduce el aislamiento que, de por sí, suele acompañar al uso de videojuegos.

Normalmente las personas juegan de forma voluntaria a diferentes videojuegos. Los seleccionan según la temática y el tipo y se sienten motivados, quieren usarlos e invierten muchas horas en su uso. Además, se produce un proceso de feedback en el que intervienen la dedicación y el pasar un buen rato, junto con el aprendizaje adquirido. Bien sea relacionado con la creación de estrategias, el diseño de planes y soluciones, el trabajo de la agilidad mental , etc. que pueden ser extrapolados a otros ámbitos de sus vidas. Por este hecho, sería muy interesante que los videojuegos tuviesen su lugar en la escuela, en la Educación, no limitándose a ser simples juegos repetitivos en los que no existe desafío alguno y, por tanto, tampoco motivación.

 

Webgrafía:

Mendoza B., Patricia y Panqueva G., Álvaro .Juegos multijugador. Juegos colaborativos para la educación. Consultado el 28/05/2013 en

http://www.colombiaaprende.edu.co/html/mediateca/1607/articles-107072_archivo.pdf