Michael Fullan.

MichaelFullan.jpg Hoy quiero continuar el blog, tras una nueva pausa por examen en el blog, con otro autor al que se hizo referencia en clase, ya que sus ideas reflejadas tanto en libros como conferencias, han influido directamente en la educación.

Así pues, dedico este post al profesor y sociólogo, Michael Fullan.

Actualmente, es profesor de la Universidad de Toronto, Asesor Especial de Educación al Primer Ministro de Ontario, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Edimburgo y de la Universidad Nipissing en Canadá.

Fullan persigue una escuela innovadora, para la cual cree que es preciso un gran  cambio.

Para ello, trabaja desde diferentes elementos como la tecnología, la dirección escolar, el profesorado, entre otros, ya que los considera importantes para conseguir la educación innovadora de la que habla. De este modo, recalca que desarrollar las capacidades individuales, así como el trabajo en equipo y la pasión por la profesión, son factores esenciales, para dar un paso más cara la innovación.

Otro factor clave que resalta y el cual comparto con él, es fomentar la participación de la comunidad educativa para el cambio. Esto es algo que llevo resaltando en varias  entradas, pues el trabajo en equipo, las opiniones, iniciativas, conocimientos… de toda una comunidad, harán que la educación avance en su camino hacia la calidad.

En cuanto a los docentes, Fullan considera que éstos deben darse cuenta de la influencia que ejercen sobre el aprendizaje de sus alumnos/as así como destaca la idea de que éstos, deben conseguir que cada alumno sea responsable de su propio aprendizaje, para ello, será necesario reforzar las habilidades que estén más débiles, hacer autoevaluaciones, etc.

Otra idea que destaco de su opinión, es la de construir capacidades en las escuelas, es decir, que éstas sean capaces de desarrollar competencias y conocimientos para obtener resultados óptimos en los aprendizajes y, de este modo, influir en el sistema educativo.

Antes, mencionaba una faceta del profesor Michael Fullan, la cual radica en asesorar. Desde hace tiempo, asesora a grandes políticos y líderes locales de todo el mundo, con el objetivo de conseguir una escuela innovadora en la que todos los alumnos/as aprendan.

Para lograr lo último mencionado, y tras esa faceta de asesor, Fullan tiene muy claro, cuáles deberían ser los cambios existentes para conseguir dicho objetivo. Por ello, creo que es interesante conocer sus ideas al respecto,  a través del fragmento de entrevista (realizada en Chile, por motivo de su participación en el Congreso Internacional para la Efectividad y el Mejoramiento Escolar, ICSEI) que os dejo a continuación y que he sacado, de la página web, Edunews:

¿Cuáles son las primeras reformas que usted ha sugerido a distintos países para mejorar la calidad educativa? Me refiero a políticas que pueden ser aplicadas en países latinos, europeos o asiáticos.

“Lo importante es concentrarse en un pequeño número de metas ambiciosas, como la alfabetización, las matemáticas y la graduación de todos los alumnos de enseñanza media”.

-Pero cuando los cambios que se requieren son a gran escala, ¿cuáles son las primeras reformas que se deben hacer para mejorar la calidad educativa?

“En relación a ese pequeño número de metas ambiciosas de las que hablé, ustedes necesitan concentrarse en la capacidad de formar a los directores y profesores, especialmente en lo que se refiere a la capacidad colectiva de construir un buen conocimiento y en sus habilidades de mejorar la enseñanza”.

-¿Pero cómo se hace eso? ¿Cómo puede un país mejorar sustantivamente la calidad de sus profesores? Considere usted que muchos de los estudiantes de Pedagogía que recién egresan de las universidades en Chile no manejan los conocimientos que después tendrán que enseñar en sus colegios.

“Necesitan comenzar con la idea de que los profesores requieren una enseñanza basada en el aprendizaje continuo, como cualquier otra profesión, y a través de toda la carrera. También hay que enfatizar el aprendizaje en grupos entre profesores, porque es esencial; es lo que llamamos ‘capital social’”.

-Usted dice que el desarrollo de las capacidades de los profesores es clave, pero no suficiente. ¿Qué más hay que hacer?

“Se necesitan líderes, es decir, directores escolares que ayuden a conducir el enfoque en la enseñanza y en el trabajo conjunto. Y se requiere organizar la infraestructura, con inspectores, con políticas públicas, entre otros, para este propósito”.

-Usted dice que los profesores efectivos deben formar comunidades. ¿Cómo se logra el apoyo mutuo entre profesores y colegios que compiten por la matrícula de los alumnos?

“Pueden formar comunidades dentro de sus colegios para desarrollar culturas colaborativas. Sólo entonces podrán tratar de hacer grupos de colegios que aprendan del otro. Hemos descubierto que cuando la gente forma estos grupos desarrolla también la lealtad y el compromiso”.

-Usted dice que al hablar de incentivos se debe premiar el liderazgo. ¿Qué tipo de liderazgo es el mejor?

“Es necesario aclarar que los líderes no necesitan recompensas tangibles tanto como claridad en el apoyo para sus nuevos roles dentro de la escuela. El liderazgo en los colegios debería ser calificado de acuerdo a si ese director puede desarrollar la capacidad de los profesores para trabajar juntos, y en relación a los logros subsiguientes de los estudiantes”.

-¿Y cómo se potencia ese rol de los directores de escuela?

“Clarificando la descripción del papel que va a jugar en este movimiento, entregando entrenamiento y apoyo sin prejuicios, usando esos nuevos criterios al momento de elegirlos como directores, consiguiendo que ellos también trabajen juntos a través de los grupos de colegios”.

-¿Y cuáles son esos criterios, vale decir las características esperadas de esos líderes?

“Los directores de escuela necesitan enfocarse en la enseñanza. Es decir, se requiere que participen en conjunto con los profesores para aprender y darse cuenta de qué necesitan hacer para mejorar el colegio. Insisto, los líderes deben concentrarse en el foco del colegio, que es la enseñanza, y por lo tanto deben capacitar su habilidad de crear grupos de trabajo de profesores y evaluar el progreso de los estudiantes, usando las bases de datos y otras evidencias”.

 


Haciendo una breve reflexión  sobre dicha entrevista, he decir que estoy de acuerdo en todo lo que Fullan menciona. Me parece muy interesante la idea de empezar a pequeña escala para conseguir un cambio en la escuela, consolidando una base y un trabajo, que poco a poco irá creciendo, compartiendo conocimientos y habilidades con otros centros de la zona, y así sucesivamente, hasta crear una escuela a grande escala (pues en mi opinión, ir a la inversa de gran escala a pequeña, no ha funcionado en este país), que se dedique, de forma favorable, al aprendizaje de los alumnos/as.

También resalto la idea de la importancia que tiene el director en la escuela, pues como dice él, a mayores de conseguir un profesorado con buenos conocimientos y habilidades, debe haber alguien que los guie y coordine en la escuela.

Para mí, amabas ideas mencionadas son  elementos fundamentales que comparto con dicho autor, para lograr el objetivo de una escuela innovadora y de calidad.

Vosotros, ¿qué opinais?

 

Un saludo,

Beatriz

FUENTES:

http://www.eduglobal.cl/2013/02/01/los-directores-de-escuela-necesitan-enfocarse-en-la-ensenanza/

http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=142936