Asesoramiento, ¿cuál es su origen?

Pues bien, el asesoramiento  tiene sus orígenes en el campo del Trabajo Social, cuando el personal especializado de las instituciones sociales, que trataba directamente los problemas  de los clientes (ancianos, pacientes,  marinados, etc.) transforma sus funciones y actúa como “consejero del profesional” que era quien mejor conocía a los cliente, surgiendo así el asesoramiento como un servicio indirecto entre profesionales de igual estatus.

Sin embargo, en Educación, el asesoramiento nace como un instrumento al servicio de las políticas del cambio desarrolladas en Europa y Estados Unidos a lo largo del siglo XX, que con el paso de los años quedará substituido por las tareas de  ayuda y apoyo que conformarán el principal motivo del asesoramiento escolar.

 

De hecho, hace algunos años, parece haber acuerdo en que las acepciones genéricas más adecuadas para referirnos al asesoramiento provienen de Gran Bretaña y Estados Unidos y son las de Consult”, “Advice” y “supportcuyo significado combinan las tres ideas fundamentales del asesoramiento: consejos, recomendaciones y sugerencias.

 

El asesoramiento es un servicio indirecto que tiene lugar entre profesionales de igual estatus. Está basado en un proceso interactivo de ayuda (asesor-asesorado) y se puede concretar  con la capacitación (empowerment) del asesorado, a partir de la movilización de recursos y el trabajo sobre acuerdos negociados, la colaboración y la confidencialidad. Por tanto, es un proceso de buscar, dar y recibir-ayudar dirigido a la mejora y en el que el asesor cumplirá su función cuando el asesorado logre resolver con éxito sus asuntos prácticos y esté en condiciones de enfrentarse a problemas similares.


Rodríguez Romero, M.M. (1996). El asesoramiento en educación. Málaga: Ediciones Aljibe.