Relaciones entre profesionales.

La actual sociedad de la información en la que vivimos, ha provocado grandes cambios en nuestras vidas como consecuencia de la adaptación a las nuevas necesidades que han surgido a raíz de esta.

            La escuela, obviamente, se ha visto afectada por este nuevo modelo de sociedad y, por ende, la concepción que teníamos sobre la educación, la enseñanza y el aprendizaje.   Esta nueva realidad ha sido el detonante para que se produjese una transformación en la escuela para afrontar esta nueva situación. La organización del sistema educativo, la estructura de los centros, la práctica docente, la cultura en general del profesorado, la forma en la cual las instituciones que colaboran con los centros educativos, etc. deben ser adaptados a estas nuevas circunstancias para ofrecer una educación de calidad y accesible a todo el mundo.

            Las Comunidades de Aprendizaje, surgen como un nuevo modelo organizativo, acorde con una visión dialógica y colaborativa de la organización escolar,  que responden mediante un cambio en cuanto a la estructura, la metodología, la planificación, la participación, etc. para adaptarse de manera consecuente a las nuevas necesidades que se plantean. Estas Comunidades de aprendizaje serían diametralmente opuestas al tipo de escuela de carácter transmisiva y burocratizada.

En ellas se impulsa un nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje basado en una concepción constructivista que implica y favorece  nuevos modelos de interacción entre los diferentes profesionales, asesores y profesores y otros profesionales,  entre profesor y alumno, sino también entre alumnos y profesores entre si, y entre el centro educativo y agentes externos al mismo; en la que se pongan de acuerdo y participen dialógica y colaborativamente en las actividades educativas.

Este nuevo modelo estaría en contraposición con el modelo tradicional de enseñanza y aprendizaje donde la función del profesor es explicar claramente y exponer de manera progresiva sus conocimientos, y el alumno es visto como una página en blanco, una tabula rasa.

A través de este sistema basado en el aprendizaje dialógico, el trabajo cooperativo y la implicación de toda la comunidad se puede afrontar esta realidad actual.