Alfabetización dixital

Nas miñas últimas entradas falei sobre o tema da formación on-line, a fenda dixital e os nativos dixitais. Esta vez, centrareime na alfabetización dixital, pois ademáis de ser unha competencia fundamental nos tempos que corren, tamén garda unha enorme relación cos conceptos anteriores por ser imprescindible xa que dalgún xeito forma parte deles.

En relación a este tema, lin un artigo que me parece moi interesante.

¿Qué implica la alfabetización digital? ¿Qué competencias debe proporcionar y cómo debe adaptarse a los diferentes colectivos de la sociedad?

Es obvio que las nuevas tecnologías se han introducido en muchas facetas de nuestras vidas. Y es consecuente pensar también que el ritmo de crecimiento e innovación tecnológica no se va a detener, sino que esta realidad no ha hecho nada más que empezar. Dicho lo cual, me parece lógico pensar en tomar medidas preventivas para no aumentar ya más la conocida "brecha digital” o, lo que es lo mismo, la distancia entre aquellos que están alfabetizados digitalmente y que por muchas razones han podido "atrapar y subirse al carro tecnológico” y aquellos que no están alfabetizados ni pueden hacerlo, por otro sin fin de razones.

El dilema, creo yo, es entender el concepto de alfabetización digital. La tecnología existe y ha venido para quedarse. Esta realidad no la podremos cambiar. Lo importante ahora es determinar qué competencias son necesarias para que los ciudadanos sean autónomos, digitalmente hablando. Y esto se consigue con procesos de formación graduales y con diversas iniciativas en paralelo que respondan a diferentes perfiles, ámbitos y agentes implicados (ancianos, adultos, escolares, zonas en riesgo social,…).

A mi modo de entender, alfabetizar es instruir en los conceptos y procedimientos más básicos de la tecnología, es decir, en el caso que nos ocupa, aprender a leer y escribir con un nuevo lenguaje: el propio de los medios tecnológicos y audiovisuales. En definitiva, saber leer la tecnología y los medios audiovisuales (acrónimos, palabras reservadas, lectura de la imagen,…); saber escribir y comunicarse con ella con la finalidad última de llegar a ser libres y autónomos y, sobretodo, conocer los retos y oportunidades, así como las amenazas y límites que consecuentemente nos aporta su uso.

En cualquier caso, para alfabetizar digitalmente es muy importante tener en cuenta el tipo de participantes y el contexto. Lo demás viene solo…

(Miquel Àngel Prats i Fernández. Doctor en Pedagogía. Profesor de Nuevas tecnologías en la Facultad de Educación Blanquerna de la Universidad Ramon Llull y miembro del grupo de Investigación PsiTIC.

Persoalmente, considero que actualmente, e pese aos grandes avances que se teñen producido en canto a métodos pedagóxicos que faciliten ou fagan máis sinxela o proceso de ensino-aprendizaxe, segue a haber nos países desenvolvidos unha porcentaxe relativamente alta de analfabetos dixitais, xa que creo que moitas veces non nos centramos en aprender a empregar correctamente os elementos tecnolóxicos que están ao noso alcance, senón que non baseamos en darlle o uso que nos interesa sen profundizar. Por exemplo, no caso dos ordenadores con acceso a internet,  en moitas ocasións, empregámolos simplemente para acceder ás redes sociais pero non intentamos sacarlle o maior partido posible á infinidade de programas e posibilidades que nos ofrecen.

Baseándome nisto, fágome a seguinte pregunta: ¿As novas xeracións, somos alfabetos dixitais ou realmente temos uns coñecementos moi superficiais sobre o emprego da tecnoloxía?