Televisión educativa

Hoy, viendo el programa del Xabarín Club con mi sobrina, me fijé en el detalle de que, antes de emitir cada capítulo de la famosa serie Dragon Ball, con la que tantas generaciones han crecido, la mascota del programa avisa a los niños de la diferencia entre realidad y ficción, y pide que no hagan nada de lo que vean en la serie ya que es peligroso y sólo Son Goku y compañía pueden hacer cosas así. 

Ese detalle llamó mi atención y me hizo recordar esas noticias de hace ya algún tiempo de niños que herían a sus familiares con armas diversas como en sus videojuegos, o que se tiraban desde un quinto piso por creer poder volar como Superman. Sin duda el aviso del entrañable Xabarín es muy positivo en los tiempos que corren.

Y eso me hizo preguntarme otra cosa. La televisión educa quiera o no, pero: ¿existen programas específicamente educativos?

Buscando por la red he encontrado la respuesta: Sí, existen, y tienen más fuerza conforme los años van pasando. Creo que todos conocemos, aunque sea de oídas, series de dibujos animados como Dora la Exploradora o Pocoyó. Y ciertamente se trata de programas educativos, pero enfocados a la más tierna infancia, y yo me refiero a algo más general.

En la actualidad, en nuestro país, existen principalmente tres programas educativos según la página del ministerio de educación, cultura y deporte:

- 50 años de televisión en España, un programa emitido por la TVE que hace un repaso histórico de la televisión española desde sus inicios allá por los años 50.

- La aventura del saber, un programa emitido por La 2 ininterrumpidamente desde 1992, de lunes a viernes de 10 a 11 de la mañana.

- Mirar y ver, programa que forma parte del anterior y comenzó a emitirse en el mismo a partir de 2009. 

Pero ciertamente ninguno parece precisamente atractivo para los niños, ni es emitido en un horario en el que lo puedan ver, ya que a esas horas deberían estar en el colegio.

Por tanto, seguí investigando hacia otras formas de educar mediante la televisión, y encontré algunos programas que sin duda fueron y son educativos, y más atractivos para los niños.

Sin duda el más sonado es "Érase una vez". Se trata de un conjunto de series de animación francesa, que creo todos conocemos más o menos bien. Con series tan conocidas como Érase una vez el cuerpo humano o Érase una vez el hombre, el niño aprende anatomía o historia de forma didáctica, al tiempo que se entretiene. Promueven la adquisición de conocimientos y unos valores no explícitos de compañerismo, generosidad o trabajo en equipo. Una serie muy educativa y muy recomendada.

Por otro lado, tenemos series como David el Gnomo. Esta es española, y fomenta valores de ecologismo, valor por la naturaleza, amistad y justicia, todo esto inculcado mediante las aventuras que los pequeños gnomos vivían en su día a día.

Otro programa educativo y entretenido para los más pequeños, que se emitió durante nueve años, es El conciertazo. Este programa consiste en enseñar a los más pequeños cultural musical de forma entretenida y divertida. Los niños participan con los divertidos maestros en la creación de un concierto de música clásica o una ópera, por ejemplo, y además se disfrazan, saltan, bailan, cantan y se lo pasan genial.

La televisión puede educar con programas específicos como estos, o simplemente con un consejo o advertencia como la que da el Xabarín antes de emitir una serie de animación con contenidos violentos.

Es una manera diferente y creativa de educar a los más jóvenes, y que sin duda no debe pasar desapercibida para los educadores de cualquier rama.