Las lecciones que aprendí con la dinámica de los tres círculos

APRENDIZAJES ADQUIRIDOS EN LA DINÁMICA DE LOS TRES CÍRCULOS (identificada así por Lourdes Montero)

En primer lugar, debo decir que esta dinámica no la conocía y considero que es interesante para utilizar con un grupo de alumnado de educación secundaria obligatoria, puesto que sirve para intercambiar ideas, valores, conceptos… y debatir sobre temas controvertidos como puede ser la drogodependencia, la educación sexual, los malos tratos… incluso puede ser útil para trabajar un texto relacionado con alguna materia en particular, como puede ser filosofía, ya que esta asignatura da mucho juego para suscitar a la reflexión y al debate. Además se puede utilizar en la hora de tutoría para trabajar los valores democráticos o diversos debates de la actualidad. Para ello podemos acudir a periódicos, revistas, artículos…

En segundo lugar, gracias a esta dinámica he aprendido varias cuestiones:

-          Que es muy importante que en una comunidad educativa todos aporten ideas innovadoras para mejorar la práctica pedagógica.

-          Que la evolución de los modelos de asesoramiento va a la par de una evolución social y educativa, es decir, todos los cambios que se han dado en la sociedad y en el ámbito educativo, han requerido una evolución de los modelos para que estos se adapten a las necesidades y características de cada momento y situación.

-          Que todos los miembros de la comunidad educativa deben sentirse responsables del cambio educativo, todos son agentes de cambio y mejora, por ello deben de trabajar juntos y con total colaboración.

-          Que hay que tener muy en cuenta tanto el currículum oficial como el currículum oculto, implícito, etc. Porque los distintos tipos de currícula influyen en el día a día de las comunidades educativas.

-          Que es muy importante que el/la asesor/a tenga una sensibilidad particular para detectar los momentos y lugares oportunos para llevar a cabo una acción educativa, no podemos actuar sin saber en que momento lo debemos de hacer.

-          Que los modelos de asesoramiento son impuros, puestos que unos pueden complementar a otros y viceversa. Considero que puede ser más enriquecedor extraer lo positivo de cada modelo y hacer un modelo integrador, aunque hay que ser conscientes de que esta es una tarea compleja.

-          Que resulta importante trabajar desde una visión democrática entre profesorado y alumnado. Ante esto debo decir que trabajar desde una democracia es algo muy difícil, puesto que también son muy necesarias las normas y las reglas, es decir, es imprescindible que exista una autoridad y que se respete esta misma, puesto que todas las personas (no solamente niños y adolescentes) necesitamos de unas normas claras y consensuadas que nos marquen el camino por el cual guiarnos.

-          Además, he comprendido la diferencia entre igualdad y equidad. El primer concepto significa dar lo mismo sin tener en cuenta la situación de la que parte cada sujeto, y el segundo significa dar lo mismo pero teniendo en consideración la situación de la que parte cada uno.

En tercer lugar, quiero indicar que me sorprendió un comentario de la profesora Lourdes Montero. Esta señaló que no se puede hablar del “proceso de enseñanza-aprendizaje” como tal, puesto que no existe un único proceso de enseñanza-aprendizaje, existen muchos procesos de enseñanza y muchos procesos de aprendizaje que pueden ir unidos o separados. Además no existe, necesariamente, una relación causa-efecto, es decir, que un profesor enseñe no tiene por qué implicar que el alumnado aprenda. Tampoco nos podemos olvidar de que un profesor también puede aprender de un alumno. No existe por tanto, una relación unívoca, sino biunívoca, tanto profesor como alumno pueden enseñar y aprender a la vez.

En cuarto lugar, una lección muy importante que he aprendido y quiero destacar es el hecho de lo necesario que es leer y trabajar un texto a fondo para comprenderlo, interiorizarlo, saber reflexionar sobre él y hacer las críticas pertinentes. Debemos de escapar de las lecturas superficiales que no sirven para nada, puesto que apenas aprendemos con ellas y solo nos vale para perder el tiempo. Por eso, algo interesante sería que en otras materias se utilizasen dinámicas similares a la de los tres círculos, para que nosotros/as, como estudiantes universitarios/as, aprendamos lo que significa comprender e interpretar un texto de verdad.

Por último, quiero hacer una pequeña reflexión personal. Considero que como profesionales de la educación debemos de ser auto-críticos y auto-reflexivos con nuestra práctica profesional porque a veces creemos que actuamos de una manera correcta y eficaz, pero en realidad no es así. Incluso debemos fomentar que los demás miembros de la comunidad educativa nos hagan críticas y valoren nuestro trabajo, para así ser conscientes de los efectos de nuestras actuaciones y poder mejorarlas, cambiarlas o modificarlas.   

Comentarios

  • Lourdes Montero

    Compartir reflexiones y propuestas de acción... incluir en nuestro maletín del asesoramiento.

    Insistir aquí en el sentido de hablar del proceso de "enseñanza y aprendizaje" y no del proceso de "enseñanza-aprendizaje", pues no hay una única manera de entenderlo, primero, y segundo, la relación entre ambos tipos de actividad no lo es de causa efecto. Un tema que exigiría profundizar más pero nos desviaría de nuestro foco: el asesoramiento psicopedagógico.

    Saludos

    Lourdes