Cristina C

Me considero una chica tímida, aunque simpática, al principio, pero una vez que cojo confianza y me suelto, hablo hasta por los codos y de cualquier tema.

Empezamos en 3,2,1...

Hola a todos!!

Hoy escribo la primera entrada de este portafolio electrónico. El motivo de este inicio es la Asignatura de asesoramiento curricular a centros y profesores impartida por Lourdes Montero Mesa,  ya que será el diario del aprendizaje de esta asignatura, donde según el programa deberíamos abordar los siguientes temas: el psicopedagogo y los distintos contextos de asesoramiento, la relación entre profesores y asesores y las distintas técnicas y procesos que se ponen o deberían poner en marcha como medidas de atención a la diversidad.

Pero, ¿Qué es un portafolio?  En palabras de Lourdes Montero (2002) se trata de una recopilación de evidencias (documentos diversos, viñetas, artículos, prensa, publicidad, programas, trabajos, artículos, páginas web, notas de campo, diarios, relatos...) consideradas de interés para ser guardadas por los significados construidos con ellas.

Por lo tanto, el portafolio es una herramienta práctica y organizativa para recoger lo aprendido a lo largo de un proceso de enseñanza-aprendizaje. Asimismo, nos ayuda a una fácil revisión y evaluación de lo desarrollado a lo largo de este recorrido, como se demuestra en la siguiente definición: “[…] El Portafolio es un método de enseñanza, aprendizaje y evaluación que consiste en la aportación de producciones de diferente índole por parte del estudiante a través de las cuáles se pueden juzgar sus capacidades en el marco de una disciplina o materia de estudio. Estas producciones informan del proceso personal seguido por el estudiante, permitiéndole a él y los demás ver sus esfuerzos y logros, en relación a los objetivos de aprendizaje y criterios de evaluación establecidos previamente. El portafolio como modelo de enseñanza - aprendizaje, se fundamenta en la teoría de que la evaluación marca la forma cómo un estudiante se plantea su aprendizaje. El portafolio del estudiante responde a dos aspectos esenciales del proceso de enseñanza-aprendizaje, implica toda una metodología de trabajo y de estrategias didácticas en la interacción entre docente y discente; y, por otro lado, es un método de evaluación que permite unir y coordinar un conjunto de evidencias para emitir una valoración lo más ajustada a la realidad que es difícil de adquirir con otros instrumentos de evaluación más tradicionales que aportan una visión más fragmentada.” (Generalitat Valenciana, 2012).

Por todo lo anteriormente mencionado, en esta materia el portafolio tiene mucho sentido, ya que se muestra en un archivo todas las búsquedas realizadas, la teoría expuesta y las conclusiones a las que se llega, reflejando el trabajo realizado a lo largo de todo el cuatrimestre.

No es la primera vez que trabajo con un portafolio, y sé lo duro que es, no obstante, creo que merece la pena el esfuerzo puesto que aporta a nuestro perfil profesional una manera de organizarnos y de saber recopilar en un único documento toda la información adquirida o necesaria para un momento determinado de nuestra vida. Asimismo, nos sirve para, algún día, en el cual necesitemos esta información recuperarla con gran facilidad.

Analizado lo que es un portafolios, en las siguientes entradas me adentraré en el mundo del asesoramiento. Empecemos pues este camino que como dice Antonio Machado “Caminante no hay camino, se hace camino al andar