¿Es fácil enseñar?

Fruto de una de las cuestiones que surgió en una de las clases de la materia Formación y Desarrollo Profesional del Profesorado, adjunto a continuación una pequeña reflexión acerca de lo que es para mí enseñar y si esta es una actividade fácil o no.
 
Bajo mi punto de vista, la sociedad en general tendemos a pensar muchas veces que enseñar es fácil por alguna de los aspectos siguientes:
Primero porque la mayoría tuvimos en algún momento de nuestra vida, experiencia con docentes que no cumplían realmente con sus funciones de educadores.Creo que todos en algún momento nos encontramos con profesores que llegan al aula se sientan en su cómoda silla y  se limitan a leer diapositivas, el libro, o a ordenar a los alumnos realizar ejercicios mientras ellos leen el periódico, limitándose a ejercer un papel de observadores. De esta forma los alumnos ni prestan atención, ni comprenden los contenidos de la respectiva materia, e imitarán el modus operandi del profesor reproduciendo conceptos en un examen.
 
Todos hemos tenido experiencia con profesores que no estaban conforme con la asignatura que impartían que prestan más importancia a una nota, que a avaliar el proceso y la continuidad y la evolución experimentada por el alumno. Profesores a los que no les importa ni el trabajo diario, ni la actitud que los alumnos muestran.
Profesores que se irritan cuando los alumnos dicen “no lo entiendo”, profesores que cortan debates que surgen de manera espontánea entre los alumnos aludiendo a una “falta de tiempo”.Todo esto nos lleva a pensar que como la tarea del profesor es enseñar, y al mismo tiempo cada uno hace lo que quiere, enseñar es fácil.No es necesario transmitir, con reproducir contenidos llega. Lo más cómodo es simplemente eso, no implicarse, no interaccionar con los alumnos, no tener en cuenta sus opiniones, no tratar de sacar lo mejor de cada uno de ellos, sino que cuanto menos molesten mejor.
 
Pero, en este caso, no se puede hablar de enseñar. Enseñar es para mí, transmitir una serie de ideas, conceptos, valores y actitudes en un clima de interacción mútua entre dos o más partes, cuyo resultado es el aprendizaje de todas las personas implicadas.Por tanto, no podemos caer en definir la enseñanza a partir de las malas prácticas de algunos docentes ya que una cosa es lo que es y otra lo que debería ser. 
 
Así, quiero decir que enseñar es complicado.El profesor además de dominar los contenidos, tiene que adaptarlos a las características de los alumnos teniendo presente la atención a la diversidad, poseer y desenvolver una serie de habilidades sociales como la comunicación, la empatía,etc; dominar técnicas y dinámicas de grupo, dotes de liderazgo,transmitir no solo contenidos sino también valores y actitudes, lograr que los alumnos comprendan, muestren iniciativa, estén motivados, incentivar su reflexión, entre otras muchas cosas.En relación a esto, existe según mi criterio, una necesidad de concienciar socialmente; no dejar que las malas prácticas de algunos docentes creen estereotipos del profesorado como vagos,etc. También como pedagogos destacar la necesidad de formar al profesorado en este sentido para lograr que verdaderamente todos lleguen  a enseñar, y haciéndoles ver que a ellos también les queda mucho por aprender.
 
image
 
 
Webgrafía:
 

http://azulzen.blogspot.com.es/2013/06/que-facil-es-ensenar-que-dificil-es.html

http://www.cece.gva.es/consell/docs/Jornadas/conferenciaelenamarti.pdf