Tareas del formador- Formador de Formadores

             En todas las entradas he utilizado la palabra formación, pero no he reparado en la importancia que tiene este término ni lo que ella abarca, haciendo alusión al “Formador de Formadores”. Por tanto, ¿Que entendemos por Formador de Formadores? ¿A qué profesionales nos estamos a referir?imagesCA57DQVV.jpg

          Como dice Denise Vaillant y Carlos Marcelo (2001) en su libro “Las tareas del formador”, un formador es aquella persona que se dedica profesionalmente a la formación en sus distintas modalidades y niveles. Es un profesional de la formación que está capacitado para ejercer su actividad, poseyendo conocimiento teórico y práctico, compromiso con su profesión, capacidad e iniciativa para aprender e innovar en su ámbito. También pertenece a colectivos profesionales que asumen principios y valores en relación con los clientes de la formación. Sería, un profesional de aprendizaje, un mediador entre los conocimientos y las personas que deben adquirirlos, en tanto que debe dar coherencia al discurso y a la práctica, y debe asumir los valores que pretende transmitir.

          Así, la formación de formadores es la capacitación profesional que forma a los profesores. Es decir, la formación de los profesores que en la actualidad forman a los docentes de Educación Infantil, Primaria o Secundaria, en las Facultades de  Ciencias de la Educación o en los Institutos de Ciencias de la Educación.

          Algo que me ha sorprendido, es la Formación de los Profesores Mentores, que se encargan de asesorar y supervisar a los profesores principiantes. Que son un apoyo para la inserción profesional, y para que los primeros años de contacto con la enseñanza sean de aprendizaje y no sólo de supervivencia. Creo que es algo realmente substancial y conveniente para los docentes de hoy en día, puesto que el mundo de la realidad educativa es cambiante y complejo, necesitando apoyo de éstos profesionales que pueden ofrecer refuerzos y cooperación para llevar a cabo una condición docente dinámica y permanente.

         Por otro lado, es importante el formador de formadores en tanto que agilizador y facilitador del cambio. Dicho de otra manera, los Asesores de Formación, que se ocupan de la enseñanza que desempeña actividades encaminadas al desarrollo, planificación y evaluación permanente del profesorado.

         Asimismo, está el formador de formadores en el ámbito de la educación no formal. Es decir, la Formación Ocupacional y la Formación Continua. Son aquellos profesionales que se ocupan de todas aquellas actividades y procesos de formación encaminados a capacitar a los formadores en el conocimiento y competencia pedagógica especializada.

         Después de hacer esta recapitulación sobre las modalidades de la formación de formadores, las cuales muchas yo no entendía de esa manera y me aclararon aspectos, es importante centrarnos en los cometidos del formador en educación. Así, según Mason (1991) esto implica que debe actuar como organizador: pues debe actuar como aquel que fija los objetivos, las reglas de procedimiento y las normas. Es el líder para impulsar la participación del grupo, pidiendo contribuciones de manera constante, proponiendo respuestas que impliquen interrogantes, iniciando la interacción y no monopolizando la participación.

         Según Monforte y Martínez (2002), debe actuar como facilitador interviniendo como guía y orientador, facilitando a los participantes todas las herramientas necesarias para avanzar de manera satisfactoria en su proceso de enseñanza. Al mismo tiempo, que observa cómo va evolucionando el ritmo de aprendizaje del grupo.

         Y según Tebar (2003), debe ser un mediador de los aprendizajes de los estudiantes. Tiene la obligación de ser un experto que domina los conteniuntitled.pngdos, que establezca metas como la autoestima, la metacognición... siendo su objetivo primordial construir habilidades para lograr su plena autonomía. Debe tener como cometido la regulación de los aprendizajes, organizar el contexto en que se desarrolla el sujeto, fomentar la búsqueda de la novedad, atender a las necesidades individuales y compartir las experiencias de aprendizaje con los alumnos. Como podemos ver, son multitud de roles que se les imponen al formador, pudiendo definirlo como un multitarea.

        Respecto a las anteriores tareas del formador, pienso que si son acertadas, y que son una de las principales funciones que deben desenvolver para llevar con eficacia su profesión. Pero también considero que un buen formador debe gestionar y organizar las diferentes herramientas interactivas como son los foros y las conferencias, deben ser capaces de exprimir todo el potencial educativo que tienen estos recursos. Además, debe crear ambientes agradables para interactuar con mayor facilidad, y así animar o motivar el intercambio de ideas entre todos los alumno, requiriendo importancia el proceso de comunicación, que debe ser fluida, utilizando un feeedback práctico y eficaz que guíe el proceso de aprendizaje del alumno.

        Tienen la “responsabilidad” de aprovechar aquellos recursos que se ponen a su disposición (tanto los tradicionales como las nuevas, los tecnológicos), lo que le ayudará a personalizar la acción docente, manteniendo esa actitud investigadora que le ayudará a reflexionar sobre la acción didáctica y sobre otras circunstancias que aparezcan. Y para ello es necesario, como dije en una mis entradas, que dispongan de competencias pedagógicas (habilidades didácticas, técnicas de investigación-acción, conocimientos sociales…), competencias instrumentales (las nuevas tecnologías de la información y comunicación), competencias de la materia (conocimiento de la cultura actual), y competencias personales (optimismo pedagógico, entusiasmo, seguridad…).

        Desde mi punto de vista, el papel de los formadores no es tanto enseñar unos conocimientos específicos, que siempre estarán a la disposición de los alumnos para cuando quieran revisarlos, sino más bien ayudar a los estudiantes a aprender a aprender, a que sean capaces de buscar información, de interiorizarla y de aplicarla. Que le ayuden a promover su desarrollo tanto personal como cognitivo mediante actitudes críticas y aplicativas. Y así construir su propio conocimiento, no dándole demasiado peso e importancia a la simple recepción pasiva y memorización de la información, pues de nada vale sino comprenden los contenidos.

        Considero que muchos docentes se preocupan más por lo que tienen que hacer que por lo que aprenden los estudiantes, teniendo que ser este su objetivo fundamental. Tienen que preocuparse de lo que los alumnos retienen y la utilidad que ven a lo que le están explicando. Para esto, es conveniente que el profesor posibilite el trabajo de todos los miembros de la comunidad educativa sin perder de vista su objetivo principal, mantener flexibilidad, adaptación y renovación. Enlazar las ideas nuevas en educación como las herramientas organizativas para ponerlas en práctica. Deben mantener un línea de acción, pero siempre estimulando los cambios, para dar más oportunidades a la intuición y a la imaginación.

        Y es aquí donde los formadores juegan una labor significativa y notable, ayudando al profesorado a conseguir estas funciones y tareas. Haciéndoles más "fácil" el camino a seguir, o dirigiéndole por método o procedimiento adecuado. Pues no sólo es responsabilidad de los profesores o de los alumnos, es una obligación que nos incumbe a toda la comunidad educativa en particular, y a toda la sociedad en general.

 

Bibliografía y webgrafía utilizada

Vaillant, D. y Marcelo, C. (2001). Las tareas del formador. Málaga: Aljide.

http://es.scribd.com/doc/44603393/Vaillant-y-Marcelo-Las-Tareas-Del-Formador (Consultada el día 13/10/2013)

http://peremarques.pangea.org/docentes.htm (Consultada el día 13/10/2013)

http://www.juntadeandalucia.es/empleo/recursos/material_didactico/especialidades/materialdidactico_formador_teleformadores/tema_002/archivos/apartado_002.html (Consultada el día 14/10/2013).

Comentarios

  • Cristina Herrera Madrid

    Primero de todo me gustaría felicitarte por la presentación del blog, realmente ayuda a hacer la información más interesante y a asimilar mejor la misma. Espero incluir esto en mis próximas entradas. Segundo, me ha parecido, al igual que a tí, muy interesante la Formación de Profesores Mentores. No sabía nada sobre el tema pero desde luego creo que es algo muy últil para los profesores que están empezando, que aveces temen las primeras etapas de la docencia por no saber qué hacer o cómo hacerlo.

    Por último, espero que no te importe, me gustaría tratar este tema (dándole mi propia interpretación) en alguna de mis entradas porque la verdad es que me parece muy interesante e importante para el tema de esta asignatura. Buena aporte!