Enseñar en la sociedad del conocimiento. Capítulo 1.

Andy Hargreaves es un escritor, consultor, asesor e investigador inglés cuya misión es promover la justicia social y conectar la teoría y la práctica en la educación. Fue profesor de escuela primaria y dio varias conferencias en algunas Universidades inglesas. Fue cofundador y director del International Centre for Educational Change, además ed editor de alguna revista de gran relevancia en el ámbito y autor de algunos libros de investigación. 

En el capítulo primero de su obra "Enseñar en la sociedad del conocimiento", Andy atribuye a la enseñanza la característica de paradójica, ya que se espera "que construyan comunidades de apendizaje, que creen la sociedad del conocimiento y que desarrollen las capaciades para la innovación, la flexibilidad y el compromiso con el cambio que son esenciales para la prosperidad económica". Pero "al mismo tiempo, se espera que mitiguen y contrarresten muchos de los inmensos problemas que crean las sociedades del conocimiento, tales como un consumismo excesivo, una pérdida del sentido de comunidad y la ampliación de las brechas entre ricos y pobres".

Es decir, que los maestros tienen que educar a los alumnos en TIC y fomentar su uso pero deben evitar el consumo excesivo de este tipo de recursos lo cual es contradictorio, como bien dice Hargreaves.

La revolución del conocimiento en cierto modo propicia el consumo y promociona la opción privada limitando los recursos y el apoyo a los docentes necesarios para la sociedad del conocimiento, la cual cada vez tiene más exigencias pero limita y ataca al profesorado desvalorizando la profesión por lo que los profesores se encuentran "encerrados en un triángulo de intereses": ser catalizadores de la sociedad del conocimiento como agente que aprovecha las oportunidades y novedades y favorece la inclusión; ser contrapuntos de la sociedad del conocimiento como agentes que la rechazan y ser víctimas de la sociedad del conocimiento como agente que limita y se queja.

En lo que se refiere a los antecedentes de la sociedad del conocimiento se puede dividir en: la era del profesional autónomo donde se le exigía mucho a la educación pública y se invertía por el progreso; la era del pre-profesional donde los recursos estaban limitados, los profesores poco formados y ejercían la docencia en precarias condiciones; en la segunda mitad del siglo XX la educación pasa a ser el problema y no la solución; a principios de los 90 la reforma educativa empezaba a mostrar problemas y los recortes y las reestructuraciones no mostraban ser más eficaces.

Por otra parte la sociedad del conocimiento fue utilizada para describir la nueva era social que se avecinaba, suponía un cambio económico que se relacionaba directamente con la comunicación, las ideas y los servicios. Se expande la educación pública en todos sus niveles y la escolarización en general, aquí el conocimiento pasa a ser el recurso económico básico. ¿Cómo se obtienen beneficios? Por el hecho de que "comprende una esfera educativa, técnica y científica expandida", "implica modos complejos de proceso y circulación de conocimiento e ingormación en una economía basada en los servicios" y "acarrea cambios básicos en el modo de funcionamiento de las empresas y organizaciones para promover la innovación continua de productos y servicios". Todo ello conlleva un aumento del consumismo y la producción así como un cambio en la relación oferta.demanda.

Por último enseñar para la sociedad del conocimiento requiere una serie de roles y acciones que deben llevar a cabo los docentes en el aula, como antes se nombró los catalizadores que deben hacer de las escualas organizaciones en las que trabajen adultos y niños sus capacidades. Este es el perfil ideal en el proceso de enseñanza - aprendizaje en y para la sociedad del conocimiento, juega aquí un papel clave a la hora de desarrollar las competencias que hagan eficaz esta sociedad del conocimiento.

Después de la reflexión realizada sobre este primer capítulo deberíamos plantearnos si se está llevando a cabo este desarrollo de las competencias esenciales para la enseñanza en y para la sociedad del conocimiento y si esta misión tan paradójica comparte responsabilidades o los profesores son los que llevan esta gran carga sobre sus hombros, es decir, ¿los padres participan en el desarrollo y consecución de dichas competencias? ¿La Administración favorece y apoya esta meta común? ¿O, por el contrario, solo incrementan la labor docente?

image

webgrafía:

andyhargreaves.weebly.com/biography.html (Consultado día 15-10-2013)

stellae.usc.es/red/file/downloar/24842 (Consultado día 13-10-2013)