Formación y competencias lingüísticas del profesorado.

Durante las últimas sesiones de clase, hemos estado trabajando con una nueva dinámimca, que consistía en el tratamiento del mediático conflicto localizado en las Islas Baleares y que tiene mucho que ver con la formación y preparación adecuada del profesorado.

Este conflicto lo podemos conocer en mayor o menor medida pero lo que sabemos y pudimos observar después de analizar gran cantidad de información tanto de un bando como de otro (aunque siempre vamos a analizarlo con unas "lentes" distintas en cada caso); es que por desgracia es mucho más que un tema educativo, con grandes tintes e intenciones políticas.

En mi opinión, por todas las fuentes consultadas de periódicos, redes sociales, vídeos, etc; no me falta razón al afirmar que detrás del TIL se esconden distintas intenciones políticas.

En estos casos siempre es sabido que existen distintas miradas y perspectivas de análisis y nosotros debemos de analizar las dos partes para llegar a soluciones educativas.

Pero más alla de esto, quería hacer referencia al tema de la formación y preparación de los profesionales de la educación. Dejando a un lado el tema del CAP en la formación pedagógica de los maestros de secundaria, quería centrarme además de la formación en relación al famoso TIL, formación en inglés. ¿Es suficiente un B1 o un B2 de ingles para dar clases en inglés?

Para mi este decreto es algo utópico y cutre a la vez y más cuando se pretende hacer a toda prisa intentando que el pasado comienzo de curso ya se impartiensen clases de ciencias, matemátcias u otras en inglés.

Digo utópico porque creo que es una visión demasiado idealista en la que yo personalemnte no confío, aunque si es cierto que la idea es buena ¿quién no quiere que sus educándos tengas tal competencia lingüística? No confío por el simple motivo de que no es lógico implantar dos o tres asignaturas en inglés, un idioma que, tanto por parte del profesorado como del alumnado no se tiene un nivel adecuado. Además de que me parece inútil hacer "chapar" cierto vocabulario técnico al alumnado olvidándose del propio aprendizaje y la adquisición de esos conceptos; olvidándose también de logro de la pretendida competencia lingüística. Creo que no se va a conseguir ni formar en dicha materia ni mucho menos  que adquieran un mejor nivel de lengua inglesa.

Por otro lado, digo cutre porque como siempre sucede en nuestro país, se pretenden muchas cosas y sobre todo se pretenden muchas mejoras, siempre a coste cero y en mi opinión ni en educación ni en otros ámbitos pero sobre todo en esta área es mejor dejar las cosas como están que pretender algo que al final va aconseguir qu eel resultado sea peor.

¿Soluciones?

Claramente existen muchas, pero teniendo en cuenta la situación económica en la que estamos y que la mayoría de los responsables de dialogar y negociar sobre el tema (directores, consejeros y demás mandatarios en el ámbito educativo del gobierno) no son ni por asomo expertos ni profesionales de la educación si no economistas, abogados, etc; la solución se complica.

Para terminar quiero resaltar algo que me llamó la atención y que he podido leer consultando en distintas fuentes y es que entre los responsables de dichas negociaciones se encontraba el rector de la Universidad de Baleares. Este fue conocido por ser interrumpido en el acto de inauguración de la Universidad. Durante las negociaciones, se mostro algo partidario de los colectivos de profesores y detractores del TIL pero después de un descanso de dichas negociaciones sus intervenciones y comentarios se redujeron o fue obligado a reducirlas al mínimo. Después de todo se atreven a decir que los que manipulan y adictrinan son los maestros.