Diversas metodologías para un buen aprendizaje

Cada alumno adquiere y percibe  el conocimiento de distinta manera, teniendo preferencia hacia determinadas estratégias cognitivas que les ayudan a dar significado a la información. Los alumnos aprenden con más efectividad cuando se les enseña con sus estilos de aprendizaje predominante, aunque no es fácil ni en muchos casos posible, adaptar la metodología del profesor a la preferencia de cada alumno.

Es en la formación a distancia en donde se  posibilita que cada estudiante pueda “recibir” los contenidos adaptados a sus estilos de aprendizaje predominantes. hay diferentes clasificaciones en relación con los estilos de aprendizaje, por ejemplo, para Honey y Mumford  los estilos de aprendizaje son cuatro:

Activista : Los estudiantes con predominancia en el estilo activo se implican plenamente en nuevas experiencias. Crecen ante los desafíos y se aburren con largos plazos. Son personas que gustan de trabajar en grupo y se involucran en las actividades activamente.

Reflexivo : Los estudiantes con un estilo de aprendizaje  reflexivo también aprenden con las nuevas experiencias, pero, no les gusta implicarse directamente en ellas. Reúnen la información y la analizan con tranquilidad antes de llegar a una conclusión. Observan y escuchan a los demás, pero no intervienen hasta que se han adueñado de la situación.

Teórico : este tipo de estudiantes aprende mejor cuando la información se les presenta como parte de un sistema, modelo, teoría o concepto. Les gusta analizar y sintetizar; si la información es lógica, es buena.

Pragmático : La forma de acceder a la información es mediante la aplicación práctica de las ideas. Tienden a ser estudiantes impacientes cuando hay alguien que teoriza en exceso.

Aunque es muy difícil adaptar la metodología al gusto de todos y cada uno de los alumnos, para que el aprendizaje sea efectivo la calidad de la enseñanza impartida por los profesores y de los mismos centros, tiene una carga muy importante a la ora de los resultados académicos de los alumnos.

Un aprendizaje con un gran potencial es aquel que se refiere a la capacidad de los aprendices (individual y colectivamente) para responder exitosamente a las siguientes cuestiones: 

  • Es significativo. Integra los nuevos aprendizajes con su conocimiento, vida y experiencia previa; 
  • Dota de una amplia gama de habilidades para resolver problemas de diverso tipo; 
  • Habilita para reflexionar sobre sus éxitos, fracasos y posibilidades, evaluando y actuando las evidencias conflictivas, la incertidumbre, la dificultad... 
  • Desarrolla habilidades metacognitivas; 
  • Capacita para su autonomía, su responsabilidad y a aprender a aprender.

Desde mi punto de vista, la metodología influye en gran medida en el aprendizaje de los alumnos, por este motivo, la innovación y la búsqueda de materiales que puedan estimular y motivar a los alumnos, es indispensable para que estos puedan interiorizar los contenido, y no memorizarlos para retenerlos por unos días en sus mentes.

En mi caso, la simple lectura de los contenidos por parte del profesor no me motiva ni proboca que los retenga por mayor tiempo, en cambio, si el docente hace uso de videos, nos cuenta casos prácticos basados en la teoría, o nos propone realizar actividades a cerca del tema, requiere una mayor reflexión por lo que podemos llegar a enteder la materia en mayor medida.

Con todo esto, quero decir, que el hecho de que los profesores sigan formándose tanto en nuevas tecnologías como en muchos otros temas que permitan innovar  y optimizar la enseñanza es un factor muy positivo para la educación.

 

Webgrafía:

Estilos y metodologías de aprendizaje. Recuperado el 19 de octubre de 2013, de: http://medicina.usac.edu.gt/fase4/docu-apoyo-faseiv/meto.pdf

Domingo Segovia, J. (2003). Dimensiones y escenarios del buen aprendizaje para todos. REICE- Revista Electrónica Iberoamericana sobre Calidad. Eficacia y Cambio en Educación. Recuperado el 19 de octubre de 2013, de: http://www.ice.deusto.es/RINACE/reice/vol1n2/Domingo.pdf