Tipos de profesor

El tipo de profesor dependerá de la personalidad de cada uno, de la metodología que emplean y de la relación que mantengan con sus alumnos. Así me gustaría hacer un pequeño recopilatorio de algunos tipos de profesor a los que nos referimos de manera informal.
 
Nos podemos encontrar con el típico profesor que cree que lo sabe todo, y se cree superior a los alumnos. Su metodología de enseñanza se basea simplemente en reproducir información y una serie de contenidos preestablecidos. No se preocupa por que los alumnos entiendan, aprendan, ni tampoco tiene en cuenta las características diferenciadas de cada uno de ellos. Este tipo de profesor parte de la premisa de que los alumnos son ignorantes y es necesario “rellenarlos” de contenidos, podría ser cualificado como el profesor sabelotodo.
 
Profesores que consideran que solo ellos son poseedores de la razón, y que hacen lo posible para que el alumno tome conciencia de que ellos tienen el “poder” y que no dan pie a que participen, reflexionen, y creen sus propias opiniones respecto de la realidad. Considero que este es el típico profesor que desde fuera se percibe como autoritario, frio y seguro de sí mismo pero que en realidad lo que posee es miedo a que el alumno le cuestione, o incluso a que estes perciban sus carencias en cuanto a conocimientos como debilidades, y las usen para atacar su profesionalidad, profesor egocéntrico.
 
Nos podemos encontrar con que en lugar de ser el alumno el centro del aprendizaje lo es el libro. Este es el guía de todo el proceso y los alumnos serán avaliados en función de lo que logren memorizar. Este profesor solo tiene en cuenta la teoría, aunque sabemos que ésta necesita ser llevada a la práctica, para poder hablar realmente de aprendizaje, el profesor libresco.
 
Existen profesores que gozan de un importante don de palabra, que utilizan para contar anécdotas de sus vidas, chistes,etc y bombardean a sus alumnos con fechas y nombres, que estes tendrán que memorizar por considerarlos de “vital” importancia. La metodología de estes profesores obliga de alguna manera a los alumnos a reproducir lo que el profesor dice y piensa, impidiendo de esta manera la creación y puesta de manifiesto de sus propios pensamientos, podría denominarse charlatán.
 
Los tipos de profesor anteriormente mencionados, considero que se pueden englobar en un modelo conductista-autoritario. Creo que esto es así puesto que bien de manera directa o indirectamente, tratan de manejar a los alumnos a su antojo y hacer que piensen y actúen como ellos. Se basan en el criterio de la disciplina, preocupándoles más que se porten bien que que los alumnos aprendan a pensar y decidir por sí mismos.
 
En este sentido, pienso que el hecho de que el profesor tutele y dirija en todo momento a los alumnos no solo impide que desarrollen su autonomía, sino que también va a impedir que estes sean verdaderamente conscientes de la realidad que les rodea, ya que no se les presentará la enorme riqueza de tener que decidir y buscar soluciones a determinados problemas, ya que otros antes ya han construído para ellos la que se supone que es la respuesta correcta.
 
Del mismo modo, pienso que ciertos profesores emplean la autoridad como un escudo protector ante las posibles amenazas externas, tanto de alumnos como de otros agentes implicados en la educación. Pero me gustaría ir un poco más allá y tratar de ver si esta cuestión es solo fruto del miedo que les produce que alguien pueda cuestionarles como profesores generando en éstes una actitud de soberbia, o también puede deberse a una falta de formación del profesorado en cuanto a técnicas y métodos para gestionar el aula, transmitir conocimientos y lograr motivar a los alumnos; lo que les lleva a ampararse en el principio de autoridad como la salida más fácil, donde todos hacen “lo que yo digo y cuando yo lo digo“. Esta cuestión le sucede a algunos profesores, por ejemplo a los noveles. Es relativamente fácil observar  como entran en clase con una actitud positiva, tratando de “caer bien” a los alumnos, pero una vez que estos comienzan a primero cuchichear, después hablar para más tarde empezar a pegar gritos; la actitud del profesor cambia radicalmente, y como no sabe manejar la situación recurre a la actitud autoritaria, en lugar de desarrollar las estrategias propias del liderazgo democrático, por su desconocimiento.
 
Desde nuestra óptica como pedagogos deberíamos tratar de que el profesorado tome conciencia de que no es solo el alumno el que aprende sino que ellos también lo deben hacer; romper con la relación de autoridad que el profesor ejerce sobre el alumno, tratando de dotar al profesor de las técnicas precisas para que la comunicación sea de tipo horizontal entre ambas partes; como parte del principio de que la educación es un proceso cooperativo y democrático.
 
El docente deberá actuar como un animador, motivando a los alumnos y estimulando su reflexión personal; actuando de manera que los alumnos lo perciban como un compañero de viaje más, pero manteniendo el liderazgo sobre el grupo.
 
Por otra parte, creo también preciso modificar los contenidos, recursos y métodos para adaptarlos a la realidad específica del aula y del entorno socio-cultural de los alumnos, así como  romper con la visión del profesor de obsesionarse por dar todo el programa, y si fuese necesario recortar contenidos, pero vincularlos a actividades prácticas, a la realidad.
 
Será preciso que el docente deje de lado las actividades memorísticas para fomentar la conciencia crítica, la reflexión y la construcción de conocimiento propio, dando los instrumentos básicos para que el alumno pueda volar por sí solo.
 
A continuación os dejo  un vídeo que recoge una pequeña parte de una conferencia de Amparo Tomé, coordinadora de la Red Internacional, Estatal y Mediterránea de Ciudades Educadoras, acerca de la autoridad de los profesores.
 
 

 

Webgrafía:

http://hermescronida.files.wordpress.com/2009/01/tipo-de-profesores.pdfhttp://hermescronida.files.wordpress.com/2009/01/tipo-de-profesores.pdf

http://www.saladeprofes.cl/se-dice/611-especies-de-profesores.html

Comentarios

  • Nuria

    Lendo a túa entrada deume a sensación de que retrocedín no tempo 2 anos xa que me recordou á materia de Didáctica senón me equivoco... cando estudamos os tipos de docentes que había e entre eles aparecían os que aquí mencionas.

    Interesante conferencia a que inclúes, creo que tamén é un tema moi interesante para traballar o da autoridade do profesorado.

  • Laura Rial Bouzas

    Dende logo, volvemos ao tema de que todas as materias se relacionan entre elas. Mentras indagaba sobre os posibles perfís de profesor existentes deume a impresión de que na maioría deles, aínda que coas súas particularidades, subxacía un fío conductor ou cuestión común e era precisamente o da tan cuestionada autoridade do profesor. Penso que tamén existe unha gran confusión entorno ao concepto polo que en próximas entradas tratarei de profundizar nel.

    Moitas grazas por comentar :)