El dilema del profesorado ante la diversidad.

  El principio de atención a la diversidad  es capaz de suscitar el interés de todos y cada uno de los sectores educativos en él implicados y de generar con su aplicación en los centros educativos problemáticas complejas, que afectan a los ámbitos de actuación. El propósito de enseñar al alumnado un currículo común, no deja de ser un reto que afecta a la globalidad de la institución escolar, concretamente al colectivo del profesorado. De ahí que se argumente la necesidad de conocer profundamente el sentido de una propuesta general como es atender a la diversidad de necesidades educativas de los alumnos.

Comparto la creencia de Elliot (1990), de que el mayor conocimiento de la realidad educativa facilita acciones en sentido positivo de la mejora de la enseñanza y procura de elementos para evitar cometer errores. “Cuanto más capaces sean los docentes de autoinspeccionar sus prácticas de clase, más proclives serán a emprender cambios fundamentales en la misma”.

Si nos sumergimos un poco en la historia,  y no situamos en una perspectiva retrospectiva, alcanzamos a ver que en los momentos en que la sociedad europea occidentalIgualdad- diversidad. pasó de una situación económica preindustrial al pleno desarrollo de la industria, a finales del S.XVIII y primera mitad del S.XIX, la institución escolar sufrió una sólida transformación, Se comenzó a transformar un modelo escolar que respondía principalmente a las demandas sociales emanadas de las clases sociales altas, en el que se pedía de la escuela una intervención academicista, complementaria de la cultura familiar, que permitiera a los alumnos a integrarse en la sociedad y alcanzar con facilidad aquellos puestos sociales y laborales a los cuales estaban destinados.

Este modelo mantuvo un carácter segregado y elitista, en cuanto a que afianzaba primordialmente la educación de las clases sociales más favorecidas, reforzando sus experiencias primarias y no así las del resto de alumnos pertenecientes a otras clases sociales. Esto comenzó a transformarse con la industrialización de la sociedad, que comportó la necesidad de ofrecer a la clase obrera los medios culturales, que le permitieran acceder a la lectura y escritura como instrumentos imprescindibles para desarrollar el trabajo en las fábricas. Así la escuela respondía a esta demanda alfabetizando en masa y ampliando la franja de intervención educativa del modelo escolar, pasando de un modelo minoritario a un modelo de enseñanza graduada.

Por otra parte la segunda guerra mundial marcó otro momento en la que la escuela debió dar respuesta a nuevas demandas que la sociedad iba generando. Así la sociedad europea sintió la necesidad de desarrollarse cultural y económicamente y se pidió a la está que proporcionara mayores índices de culturalización y mayor acceso para todas a esa cultura.

Pero fue en la década de los 60 cuanto tuvieron lugar las críticas al modelo educativo aplicado. Se criticó la selección que provocó el modelo escolar, el academismo que se mantuvo, el aislamiento de la vida cotidiana, y el distanciamiento de las demandas sociales que dejaron sin justificación social a la escuela. Ya en 1970 con la inminente llegada de la democracia se hizo patente la necesidad de adaptar el modelo escolar a las demandas sociales de cambios políticos y culturales.

Y desde 1985 hasta la aprobación de la Reforma del Sistema Educativo actual, se ha tratado de poner en marcha un modelo de escuela que dé respuesta a las cambiantes demandas sociales. Se pretendía que se adaptará a los cambios tecnológicos, que permitiera la integración en el marco europeo, además de ofrecer un modelo escolar que se proponga el acceso igualitario al mundo laboral y cultural.

Ya en la actualidad, los textos legislativos en cualquier Estado democrático proclaman el derecho a la igualdad de todos los ciudadanos y ciudadanas, con independencia de su raza, sexo, ideología y religión. Sin embargo tampoco podemos caer en visiones ingenuas de la realidad: pues en casi todos esos países, a medida que se produce un crecimiento económico y se vislumbra algún peligro de recensión, de manera casi simultánea comienzan a aflorar las posturas xenofóbicas (J. Torres).

Cuando la institución escolar acepta y  atiende a las necesidades individuales y sociales del alumnado, significa que ha optado por un modelo educativo que pretende dos objetivos:

  • Promover el crecimiento personal del alumno
  • Eliminar, limitar o, al menos, no contribuir desde la escuela a reforzar las grandes diferencias sociales existentes.  Fernández Enguita 1990

Después de hacer este breve recorrido por la historia de la escuela ante la diversidad, es necesario señalar que ésta engloba tres fenómenos que están íntimamente implicados con ella, que son la diversidad, la integración y la inclusión.

Integración, exclusión, inclusión y segregación.La diversidad, del latín diversitas, es una noción que hace referencia a la diferencia, la variedad, la abundancia de cosas distintas o la desemejanza. Es una característica intrínseca de los grupos humanos, ya que cada persona tiene un modelo especial de pensar, ser o actuar, independiente de que existan unos patrones cognitivos, afectivos o conductuales con ciertas semejanzas.

Por tanto entenderíamos la atención a la diversidad como el conjunto de acciones educativas que en sentido amplio intentan prevenir y dar respuesta a las necesidades, temporales o permanente, de todo el alumnado del centro y a los que requieren una actuación específica derivada de factores personales o sociales relacionados con situaciones de desventaja sociocultural, de altas capacidades, de compensación lingüística, comunicación y del lenguaje o de la discapacidad física o trastornos graves de la personalidad.

También cabe señalar que hay muchos tipos de diversidad,: la cultural, la sexual, la biológica.. Pero yo me voy a centrar en la primera, definiéndola como aquello que se refiere a la convivencia e interacción entre distintas culturas, siendo considerada como un activo importante de la humanidad ya que contribuye al conocimiento.

Por otro lado el concepto de integración, que tiene su origen en el concepto latino de intergratio. Se trata de la acción o efecto de integrar o integrase, como constituir un todo con las partes que faltaban o hacer que alguien o algo pase  a formar parte de un todo.  Así es que se basa en la busca de igualdad de oportunidades, teniendo como objetivo coadyuvar el proceso de formación integral y generar condiciones que permitan que los niños aprender de acuerdo a sus potencialidades.

Centrándonos de manera específica en la integración social, la podemos definir como un proceso dinámico y multifactorial que supone que gente que se encuentre en diferentes grupos sociales, ya sea por cuestiones económicas, culturales, religiosas o nacionales, se reúnan bajo un mismo objetivo.

Y por último el concepto de inclusión, entendida desde un punto de vista social, tiene que ver con el trabajo que diferentes personas realizan a diario para asegurar que grandes sectores de la sociedad no queden fuera de esta. Significa integrar en la vida comunitaria a todos los miembros de la sociedad, independientemente, de su origen, de su actividad… Y se relaciona, normalmente, con los sectores más humildes, pero también puede tener que ver con minorías discriminadas o dejadas de lado. Sería necesaria para conseguir un mundo más equitativo y respetuoso con las diferencias, para beneficiar a todas las personas independientemente de sus características y proporcionar un acceso equitativo, haciendo ajustes permanentes para permitir la participación de todos y valorando el aporte de cada persona a la sociedad.

Dicho esto y centrándonos ya en el tema de la diversidad, englobado por estos conceptos que he mencionado anteriormente, me dispongo a destacar primero cuales son las razones que han surgiendo al explicar el porqué de tanta diversidad. Estas razones pueden ser de cuatro tipos:

  • Razones genéticas: en ellas recae el peso del origen genético de las diferencias. Es decir, cada persona es concebida como un conjunto de genes diversos, presentando por ellos características singulares y estáticas.
  • Razones conductistas: referidas a que el individuo desarrolla diferencias individuales de orden psíquico en función de estímulos reiterados y de respuestas aprendidas. Lo que hace que dos personas no se comporten del mismo modo en la mayoría de las circunstancias.
  • Razones ambientalistas: que sitúan el origen de las diferencias individuales en las características del contexto externo que rodea a las personas. De modo que los rasgos diferentes que se observan en las personas no son inherentes a cada individuo, sino que son producto de los diversos ambientes y circunstancias en los que están inmersos.
  • Razones interaccionistas: reconocen las características intrínsecas de cada individuo, determinadas por su carga genética, pero también reconocen el papel que tiene el medio ambiente. Estos se consideran como factores intervinientes pero no determinantes. Pero adquiriere importancia un tercer elemento, que es la interacción activa que la persona desarrolla en función de sus características genéticas y del estímulo que le aporta el medio ambiente en el que se halla inmerso.

Una vez hecha una breve reflexión sobre el contexto histórico, de haber destacado aquellos conceptos que son esenciales y de haber explicado las razones del porque de tanta diversidad, considero necesario hacer referencia a los enfoques, modelos o programas que abordan el fenómeno de la diversidad cultural. Para ello me voy a centrar en el de Jordán (1992) y en el de Tovías (1993) o Jové (1996), los cuales representaré a través de dos cuadros para entenderlos y comprenderlos mejor.

JORDÁN   (1992)

TOVÍAS   o JOVÉ (1993-1996)

Modelo Integracionista

La  minoría cultural debe asimilar las costumbres y aprender la lengua de la   mayoría cultural de país de acogida.

Modelo Asimilacioncita

El principal propósito de las instituciones educativas adscritas a este modelo, es la de enseñar los   elementos fundamentales que otorgan singularidad a la cultura dominante, a   fin de facilitar   la adaptación del alumnado proveniente   de otras realidades culturales de la mejor manera posible.

 

Modelo Compensatorio

Su pretensión no es otra que  incrementar el rendimiento académico del alumnado más desfavorecido, el cual   víctima de un handicap sociocultural, es susceptible de presentar un   fracaso escolar generalizado.

Modelo Multicultural

Se reconoce la identidad cultural de los grupos minoritarios y se tolera la   expresión de sus costumbres.

 

Modelo Multicultural

Concibe la escuela como un  espacio común en donde conviven culturas de diversa procedencia, y por tanto   toma conciencia del pluriculturalismo que caracteriza a la actual sociedad de   los países desarrollados.

Pretende incluir en el   currículum académico contenidos de aprendizaje relacionados con las minorías   étnicas presentes en un contexto social determinado

Modelo Intercultural

Se establece una relación de intercambio y enriquecimiento mutuo entre las   diferentes sociedades culturales.

Modelo Intercultural

El modelo intercultural considera que la escuela es un foco de relación entre los componentes del   contexto social pluricultural, gracias a la integración de diferentes agentes   socioeducativos y culturales.

Bajo este pretexto, pretende  desarrollar propuestas pedagógicas que fomenten en el alumnado, independientemente   de su procedencia, actividades que faciliten su participación en la sociedad   que les ha tocado vivir

 

Como podemos ver, gracias a esta representación de los dos modelos, el de Tovías atiende quizás más al papel del alumno desde una perspectiva más pedagógica, centrándose en la adaptación de colectivos pertenecientes a otras realidades culturales, incrementando su actividad académica, incluyendo en el currículo académico aprendizajes relacionadas con las minorías étnicas y intentando fomentar su participación en la sociedad. Mientras el de Jordán sólo se centra en la toleración de las diferentes culturas o da expresión de sus costumbres, y en el intercambio entre diferentes culturas de la sociedad.

Lo que estoy queriendo decir a lo largo de toda esta explicación es que en la escuela se producen cambios constantemente en torno a la concepción de la diversidad. Pues cada vez se aumenta más el número de alumnos inmigrantes, se encuentra escolarizados en centros ordinarios más alumnos con necesidades educativas especiales, se mantiene un alto índice de fracaso escolar junto con el descenso del nivel de rendimiento en áreas básicas del currículo, y existen grandes dificultades de convivencia escolar.

Esto desconcierta al profesorado y pone en evidencia a las escuelas las cuales deben de reaccionar ante tales demandas, aunque a veces no lo hagan de la mejor forma. Y además esto se produce ante un enfoque de homogeneidad en el que todos los alumnos tienen que trabajar al mimo ritmo y con un nivel de exigencia similar, cuando hay alumnos que no pueden conseguir esto, lo que le acarrea su exclusión. Cuando, por ejemplo, ya en la LOGSE (1990), se destacaban los principios de normalización e integración, como fundamentos rectores de toda nuestra actuación. Y aquí se señalaban elementos que favorecían a tal diversidad, como la concepción de un currículum abierto y flexible, criterios de evaluación amplios y flexibles, adaptaciones curriculares, programas de diversificación curricular, educación compensatoria, etc. Pero ¿entonces qué sucede? ¿quizás no se saben poner en práctica estas facilidades? ¿Se pasa por alto su correcta ejecución? ¿No hay suficientes profesionales formado en este ámbito? Son numerosas las preguntas que nos podemos formular, y a las cuales no sabemos dar respuesta, porque es difícil saber donde ésta el verdadero problema. Aunque yo personalmente pienso que es un compendio entre todo, no solo es un aspecto el causante ni tampoco es la solución a todas las situaciones que se puedan presentar.

Centrándome en los roles de los profesores ante la diversidad vemos que se están continuamente transformando, exigiendo un nuevo perfil docente y un cambio global en la formación de los mismos, enmarcando un reto formativo en la promoción del pensamiento práctico y el desarrollo de actitudes y capacidades para cuestionar la realidad educativa y para buscar alternativas a las desigualdades  e injusticias. Pero está claro que ante situación cambiante los profesionales deben unirse para dar respuesta a todas las situaciones problemáticas puesto que es imposible que una sola persona resuelva todas las circunstancias que se plantean.

Así el primer paso que podrían dar es que sientan la necesidad de atender a la diversidad, es decir de ofrecer una respuesta educativa, comprendiendo que su responsabilidad es proporcionar un servicio a toda la comunidad para desarrollar todas las potencialidades y habilidades de las personas, necesarias para encontrar un lugar digno que les permita la convivencia y supervivencia. También debe tener presente que las soluciones para la atención a la diversidad serán diferentes en función de la problemática concreta de cada contexto, y teniendo que emplear diferentes metodologías según sea la más apropiada para cada caso. Y para esto tienen que tener una formación inicial y permanente.

De este modo, las nuevas necesidades de formación ante la diversidad podrían ser: el desarrollo de programas de formación y actualización que haga posible la redefinición del papel del profesorado y que permitan afrontar sus nuevas funciones para la atención a la diversidad, la promoción de actitudes positivas ante la diversidad, la compresión profunda de los cambios organizativos y curriculares que exige una educación inclusiva y el desarrollo de una formación básica para todos los profesionales de la educación que evite las perspectivas categoriales centradas en el déficit.

Personalmente opino que todo profesor debe tener una formación básica para trabajar en contextos de diversidad, sea del tipo que sea. Y para esto es pertinente que se proporcionen demostraciones para ayudar al profesor a comprender y actuar ante las distintas demandas específicas y facilitar la puesta en marcha de la reflexión acerca de los nuevos conocimientos. Lo que nos acerca al profesional que vengo demandando desde mi tarea aquí en el blog sobre el tema de la formación del docente, que es un profesor que sea práctico-reflexivo y una escuela como una institución para la resolución de problemas, basada en la cooperación y ayuda profesional.

 

Bibliografía y webgrafía empleada

 

Oliver Vera, M.C. (2003). Estrategias didácticas y organizativas ante la diversidad. Dilemas del profesorado. Barcelona: Octaedro

Sales Ciges, A. (2006). La formación inicial del profesorado ante la diversidad: una propuesta metodológica para el nuevo espacio europeo de educación superior. Revista Interuniversitaria de Formación de Profesorado, 20(3) 201-217. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27411311010

 http://books.google.es/books?id=ZMfCM7LfSpEC&pg=PA139&lpg=PA139&dq=el+profesorado+ante+la+diversidad&source=bl&ots=8jNb3q9YuX&sig=vRLVodyGZ7QAwQgXvLhSPfY2IGM&hl=es&sa=X&ei=yLBnUuWHM8eJ0AWik4G4Aw&ved=0CF4Q6AEwBzgo#v=onepage&q=el%20profesorado%20ante%20la%20diversidad&f=false (Consultada el día 24/10/2013)

http://definicion.de/diversidad/ (Consultada el día 24/10/2013)

http://definicion.de/integracion/#ixzz2iXWnc4zN (Consultada el día 24/10/2013)

http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/11493/3/Informe%20de%20investigacion%20diversidad%20cultural%20y%20escuela%20rural.pdf (Consultada el día 25/10/2013)

http://lppcuartoe.blogspot.com.es/2010/05/concepto-de-integracion-la-integracion.html (Consultada el día 24/10/2013)

http://www.definicionabc.com/social/inclusion.php#ixzz2iXZBiWxN (Consultada el día 24/10/2013)

http://www.educantabria.es/atencion_a_la_diversidad/atencion_a_la_diversidad/modelo-de-atencion-a-la-diversidad-/concepto-de-atencion-a-la-diversidad (Consultada el día 25/10/2013)

http://www.redpapaz.org/inclusion/index.php?option=com_content&view=article&id=122&Itemid=75 (Consultada el día 24/10/2013)

http://www.uclm.es/ab/educacion/ensayos/pdf/revista13/13_21.pdf (Consultada el día 26/10/2013)

http://www.ugr.es/~maestroee/DOCUMENTOS/El_profesorado_ante_diversidad.pdf (Consultada el día 26/10/2013)