La importancia de un profesor creativo

Después de las anteriores entradas sobre la importancia de ciertas competencias como la digital o la inteligencia emocional en el profesorado me gustaría tratar otras competencias que considero que deberían de tener los docentes como la creatividad o el trabajo cooperativo.

En la entrada de hoy voy a hacer referencia a la importancia de la creatividad en la formación del profesorado, porque no todos los docentes son creativos, a algunos de ellos hace falta que se les estimule esa capacidad.

En primer lugar cabe tratar el concepto de creatividad. La creatividad es la generación de las nuevas ideas o conceptos o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos que habitualmente producen soluciones originales. Es un proceso mental que nace de la imaginación.

Cuando hablamos de la importancia de la creatividad en algunas profesiones probablemente no estemos pensando en la profesión docente, sino en profesiones como pintores, artistas… pero eso no quiere decir que los profesores no necesiten ser creativos.

Algunos autores como Tejada, en 1989, asocian el término de creatividad al de educación, y para esto se remontan al significado etimológico de la palabra educar: educo, educis, educare cuyo significado es “extraer de dentro”.

Con esto quiero decir que es importante en el proceso de educación que haya creatividad, pero esto no quiere decir que todos tengamos creatividad innata, por lo que en la formación del profesorado debería existir un modelo formativo para tratar de fomentar la creatividad en los futuros profesores.

En un artículo de Antonio F.Rodríguez Hernández, “Creatividad y formación del profesorado” se propone un modelo formativo para la mejora creativa del enseñante. Este modelo abarca 3 dimensiones; la dimensión personal, la dimensión contextual y la dimensión tecnológica.

En primer lugar, la dimensión personal hace referencia  a la importancia de la experiencia previa en procesos creativos, puesto que si una persona no es creativa por naturaleza necesitará haber participado en procesos creativos, y haber intentado elaborar procesos creativos, tanto en la teoría como en la práctica.

En segundo lugar, la dimensión contextual hace referencia  a la necesidad de adecuar los procesos creativos al contexto del enseñante.

Por último, la dimensión tecnológica se refiere a los recursos tecnológicos existentes que se pueden utilizar para elaborar los procesos creativos.

Por lo tanto, considero que la creatividad es una competencia muy importante que todos los docentes deberían de adquirir o de poseer para facilitar el proceso de enseñanza aprendizaje y hacer que este proceso sea más atractivo para los alumnos, puesto que como todos sabemos la innovación es algo que llama mucho la atención en el alumnado, y en todas las personas en general. Para conseguir esto, deberían de tener en cuenta en la formación del profesorado la importancia de adquirir la competencia creativa.

Competencias del docente

 

Webgrafía:


Wikipedia(2013). Creatividad. Recuperado de https://www.google.es/search?q=creatividad&oq=creatividad&aqs=chrome..69i57j69i60l3j69i59j69i60.1559j0j7&sourceid=chrome&espv=210&es_sm=122&ie=UTF-8 el 27 de octubre de 2013.

Rodriguez Hernández, A. Creatividad y formación del profesorado.(Art)