El por qué de la semana de huelga en la educación

Para hacernos una idea de las manifestaciones llevadas a cabo en el ámbito educativo durante toda esta semana de octubre y reflexionando sobre las mismas,  nada mejor explicado que la siguiente noticia recogida en el "Diario de Pontevedra" de hoy, donde José Luis Adrio Poza nos explica "Rechazo a la ley Wert". Asi que para muchos de los desconocidos de por qué las diferentes movilizaciones de docentes, alumnado y padres, recojo seguidamente su reflexión:

Los padres, los alumnos, el profesorado con las movilizaciones educativas celebradas en España, han puesto de manifiesto el rechazo a la polémica "ley Wert". El ministro de Educación, José Ignacio Wert ha sufrido la tercera huelga general de los afectados. Los estudiantes de todas las etapas educativas mostraron el total desacuerdo contra una Ley que ataca directamente a la educación pública y a la igualdad de oportunidades. El ministro y el Gobierno rechazan, una y otra vez, esta realidad que diariamente se observa en los colegios y universidades. Los recortes en la educación pública, que se realizan desde el año 2010, supera la cifra de 6.500 millones de euros.

Es imposible ocultar el ajuste que se ha realizado, y sigue llevándose a cabo, en las plantillas del profesorado en todos los niveles, más alumnos por aula, mayor horario para los docentes y a olvidarse, prácticamente, de cubrir las bajas que se producen en los claustros. En escuelas e institutos públicos el descenso del profesorado se sitúa en unos 22.000 profesionales, en las universidades los rectores lo sitúan en unos 3.000 docentes, con el consiguiente aumento de horas de clase y, lo más importante y grave, el descenso en las tareas de investigación. Para el Ministerio de Educación parece que lo del I+D no es fundamental ni necesario.

Pero como si todo eso no fuese suficiente, las "rebajas" en la enseñanza pública continuan con los recortes en las ayudas a comedores y libros de texto. Pero como nunca los males vienen solos para los estudiantes, ahí están los requisitos académicos para conseguir becas generales destinadas a alumnos con menores recursos económicos. El mismiso Ministerio de Educación ha reconocido que más de 10.000 alumnos han perdido la beca que disfrutaban. La pregunta lógica es ¿y ahora que pueden hacer los afectados? Sin esas becas esos estudiantes posiblemente no podrán matricularse en las carreras universitarias que desearían cursar, debido a que el precio en los campus públicos han aumentado en la mayoría de España. En algunas comunidades las subidas de las tasas son entre el veintidós por ciento y un sesenta por ciento (menos mal que en Galicia se congelaron) y en lo que atañe a las segundas matrículas o másteres, las subidas son muy elevadas.

A la vista de estos ejemplos no cabe duda que el apoyo a la educación pública es la "gran desconocida" para el ministro Wert. Lo curioso es que quiere ignorar la realidad de la calle, las protestas, las huelgas de todo el colectivo docente y de las familias de los niños, de los jóvenes, de los universitarios. José Ignacio Wert parece ser el conductor que circula por una autopista en sentido contrario y piensa que los otros conductores se han equivocado, porque él es el que circula correctamente. Con esta forma de actuación se entiende el "olvido" de la enseñanza pública. Cuantos mayores sean los recortes para lo público mucho mejor para llevar a cabo las ayudas económicas a la enseñanza colegial privada, que cuentan con el mayor beneplácito ministerial.

Si a toda esa realidad se añaden los cambios que recoge la "Ley Wert", entre otros las reválidas en ESO y bachillerato, la asignatura de Religión que pasa de ser una "maría" a tener relevancia en los estudios o permitir fomentar las subvenciones a los centros privados que separan por sexo (las niñas con las niñas y los niños con los niños). Esta situación permite retrotraerse a la educación imperante en la época del nacional sindicalismo del régimen franquista. Muchas normas que se quieren llevar adelante en la actualidad, recuerdan a aquella triste etapa. El Ministro de Educación dice ignorar los motivos del rechazo mayoritario de las ciudadanas y ciudadanos españoles a la LOMCE ¿Sabrá en algún momento las razones de la protesta?

 

Como podemos observar muchas de las claves que lleva a la comunidad educativa se recoge en esta reflexión de José Luis Adrio, el cual hace especial mención a los alumnos universitarios que seremos afectados por la poca y escasa oferta de becas para estudiar, donde muchos de nosotros ni por asombro podrá continuar su formación.

Relacionado con esto, se está llevando a cabo, en este mismo momento, en la Sexta en el programa "El objetivo" cuyo tema de debate es "exiliados", la cantidad de jóvenes formados y con varios idiomas que han tenido que emigrar en busca de un trabajo, muchas veces incluso no relacionado con su profesión o formación. En esta línea, se hace reflexión a  que si: ¿volverán estos jóvenes a nuestro país algún dia? ¿Beneficia a nuestro país que los jóvenes formados busquen trabajo fuera del mismo y no se acogan en España para desempeñar las funciones para la cual se han formado? ¿De que sirve recuperar un país si no recuperamos a sus ciudadanos?  

Todas y cada una de estas cuestiones hacen referencia a la situación de crisis, recortes en el ámbito educativo, profesional, ... que estamos sufriendo en nuestro país y que, quizás, algún día mejorará pero en un futuro muy lejano al parecer, por lo que los más afectados en este momento parece ser que somos los adolescentes e, incluso las futuras generaciones que nos siguen y que algún día tendrán que buscarse un hueco en el ámbito profesional.