"Nuestro sistema educativo no es un desastre"

Después de leer el artículo de José Manuel Esteve me hace pensar mucho y también ser más positiva de cara al futuro.
Algo sobre lo que me hace pensar este artículo es porque motivó las noticias siempre suelen ser malas en vez de fijarse en las cosas buenas, por este motivo considero que debo reflexionar sobre los aspectos positivos de nuestro sistema educativo y sobre el gran trabajo del profesorado en nuestro país porque la negatividad se transmite y se expande pero la positividad también así que debemos de tener pensamientos positivos para poder llegar más lejos y aspirar a más.
Me gustaría dejar aquí reflejados algunos aspectos positivos de nuestro sistema educativo y del profesorado que la sociedad no ve, porque solo se fijan en los aspectos negativos.
En primer lugar me llamo mucho la atención que en las noticias y la sociedad en general se desprestigia al profesorado. A pesar de esto, a la hora de la verdad, cuando se le pregunta a los agentes que están implicados en el sistema educativo como alumnos, familias... valoran positivamente al profesorado lo cual es muy agradable, porque si los agentes que reciben la educación lo valoran positivamente no es que lo estén haciendo tan mal.
Otro aspecto que me llamo mucho la atención del artículo esque siempre se dice que el fracaso escolar va a peor con los años y antes estábamos mejor porque no teníamos tanto fracasó escolar. En esta afirmación se obvia el hecho de que hace años asistía a la escuela un 10% de los niños del país, los cuales eran los mejores y ahora asiste el 100 del alumnado, sean o no los mejores. Considero que no tenemos que fijarnos en el porcentaje de alumnado que fracasa, sino en todos los alumnos que van a la escuela y se lucha día a día porque salgan adelante.
Otro aspecto que no se tiene en cuenta es que en todos los objetivos a conseguir en los libros de textos es que se trate con contenidos transversales como la interculturalidad, sin pararse a pensar que en muchos de los centros los alumnos conviven con personas de diferentes lugares, y esa es la mejor forma de fomentar la interculturalidad.
Tampoco le reconocen a los profesores todas las horas que se pasan educando a millones de niños de un país, o fomentando en ellos esperanza y deseos, siendo figuras de referencia de muchos niños,no, prefieren destacar los profesores que causan estragos en la sociedad.
Además, los profesores hacen que los niños sean felices y tengan ilusión y están constantemente creando formas de enseñar a los alumnos para que sea mucho más atractivo para ellos.
Con todo esto quiero decir de que a parte de haber cosas malas en nuestro sistema educativo y en nuestros profesores también las hay buenas y de eso no nos damos cuenta en muchas ocasiones porque las noticias se encargan solo de decir las malas. Por este motivo tenemos que ser nosotros quien nos valoremos como profesionales para poder progresar y ser felices con nuestra profesión. Para mi, el artículo de J.M Esteve me aporta a nivel personal mucho positivismo, y espero que a vosotros también, por eso quise dejar constancia aquí de que "nuestro sistema educativo no es un desastre".

 

Bibliografía:

 

Estece,J.M. Cuadernos de Pedagogía. 374, 12-16

Comentarios

  • Enelina

    Para comezar debo dicirche que no título deberías modificar a "s" que puxeches de máis.

    Pero para o que realmente comento, e para deixar constancia de que estou totalmente dacordo contigo no que aquí propós, porque o que é desastroso non é o sistema educativo, senón que o son aqueles que falan mal do mesmo, véxase políticos, medios de comunicación ou a propia sociedade; malia todo eu penso que se tivésemos tal mal sistema educativo non poderíamos chegar a ter  a un dos mellores profesionais dentro do campo da Medicina Legal e Forense, como é Angel María Carracedo, por poñer un exemplo (pois formouse na Universidade de Santiago de Compostela).

     

    Está claro que queda moito camiño por recorrer antes de que se poida deslexitimar a afirmacion de que o noso sistema educativo é un desastre, pero esperemos chegar a velo, así como unha reformulación da mesma, onde se aprecie e tome en consideración o gran traballo que os profesionais da educación fan día a día nas institucions educativas.

     

    Un saúdo.

  • Anais Lois

    Gracias por tu aportación Nely :)