La retribución del profesorado en España en relación con el malestar docente y los resultados académicos de su sistema educativo.

Como he comentado en la entrada anterior del blog,  el salario de los docentes españoles se sitúa por encima de la media del resto de países de la OCDE, siendo solo superados por EE.UU y Alemania.

Sin embargo a pesar de que nuestros docentes perciben un buen salario, en términos relativos, respecto al resto de profesionales españoles, nos encontramos con dos aspectos que afectan a la calidad de nuestro sistema educativo:

  1. El malestar docente del profesorado español
  2. El bajo rendimiento académico del alumnado español

En las siguientes líneas analizaré los diferentes factores que afectan a ambos problemas y las posibles vías de mejora.

Malestar docente

Un estudio realizado por la editorial SM y la revista Educación 3.0 revela que más de la mitad de los profesores españoles afirman sufrir estrés y el 72,7% dijo querer recibir un mayor reconocimiento social. Adicionalmente, El 57,6% de los profesores de educación infantil, primaria y secundaria asegura que su profesión conlleva mucho estrés.

Basándome en un texto de la revista digital para profesionales de la enseñanza, he indagado acerca de algunas de las causas que desencadenan la aparición del malestar de los docentes en el contexto actual. Estas causas se podrían sintetizar en las siguientes:

  1. En la sociedad actual se han producido importantes cambios económicos, políticos y sociales ante los cuales la escuela debe responder. Sin embargo, la formación de los docentes no ha sufrido prácticamente cambio alguno. Este hecho provoca en los docentes un estado anímico de malestar, provocado por los cambios sociales, al que se tiene que enfrentar pero para lo cual no cuenta con las herramientas necesarias.
  2. El prestigio de los docentes cada vez es menor. Esto se debe, entre otras cosas a que en algunos casos los padres y madres responsabilizan al profesorado del fracaso escolar de sus hijos, mientras que cuando estos alcanzan logros académicos no valoran el esfuerzo del profesorado.
  3. Con el logro de la escolarización universal en los años sesenta, el profesorado se tiene que enfrentar a alumnos que se encuentran desmotivados y que están obligados a permanecer en el sistema educativo hasta los 16 años. Es por ello que los docentes se tienen que enfrentar cada vez más a alumnos que no desean continuar sus estudios, lo cual provoca tensiones dentro del aula entre alumnos y profesores.
  4. El grupo de alumnos que conviven en el aula son cada vez más heterogéneos lo cual demanda una atención más individualizada a cada alumno, ardua tarea si tenemos en cuenta que la ratio profesor/ alumno es de 25 o 30 alumnos por profesor.
  5. Muchas familias delegan la responsabilidad de la educación de sus hijos en la escuela, llegando incluso a fomentar en los hogares valores contradictorios con los que se intentan promover en las aulas, lo cual resta autoridad a los docentes.
  6. La falta de recursos en los centros, debido a la escasa inversión y los recortes de la Administración Educativa en la enseñanza pública, conlleva que los docentes cuenten con mayores dificultades para realizar adecuadamente su trabajo.

Rendimiento académico del alumnado

Según los últimos resultados del Informe Pisa (2009), el rendimiento académico del alumnado del sistema educativo español es significativamente más bajo que el de la media de los países de la OCDE.

En la siguiente gráfica se puede comprobar el puesto que ocupa el sistema educativo español en relación con el resto de países de la OCDE:

ranking PISA 2009.PDF

Fuente: http://www.oecd.org/pisa/46643496.pdf

A la vista de estos resultados deberíamos reflexionar en torno a las problemáticas que afectan a cada uno de los elementos principales que conforman la educación formal:

  • La estructura del sistema educativo definida por la legislación vigente.
  • Los entornos físicos en que se desarrolla la función docente: equipamientos, organización espacio temporal del aula, etc.
  • El personal docente como guías del proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • El propio alumnado y la percepción que este tenga de los docentes y del sistema educativo
  • El entorno social – económico y geográfico y la manera en que este condiciona el proceso educativo.

Igualmente, se deben ver todos estos elementos como un todo en el que la interacción entre los mismos debe ser armoniosa, motivo por el cual hay que prestar atención a las interacciones que se establecen entre los mismo.

Partiendo de los agentes anteriormente mencionados se identifican las siguientes problemáticas como posibles explicaciones del bajo rendimiento de nuestro sistema educativo:

Inestabilidad y politización de la legislación educativa, que a pesar de cambiar con mucha frecuencia nunca termina de atajar problemas tradicionales del sistema educativo español como pueden ser la formación inicial y permanente del profesorado, la adaptación del sistema educativo a la realidad económica y social del país o la implicación activa del entorno social en el proceso educativo.

En lo tocante a los entornos donde se desarrolla la acción docente contrastan situaciones de graves carencias de recursos acentuadas por la crisis económica (con alumnos recibiendo clase en aulas que se asemejan a barracones) con proyectos mal planificados en los que se dota de recursos tecnológicos a centros educativos sin la correcta formación del profesorado en su uso. Adicionalmente, a nivel general, se echa en falta un enfoque estratégico a la hora de acercarse a la planificación de la dotación de recursos, puesto que esta parece responder más a fines electorales y los intereses que tenga cada partido en una región determinada.

Respecto del personal docente, ya se ha mencionado en el apartado anterior (malestar docente) algunos de los factores que inciden negativamente sobre su rendimiento como pueden ser: la falta de reconocimiento social, sus carencias formativas en la sociedad del conocimiento, la desmotivación del alumnado o la poca colaboración por parte de la comunidad educativa y la Administración.

Centrándonos en el alumnado, los mayores hándicaps que le afectan provienen principalmente de la influencia de factores externos con la salvedad quizás de su creciente diversificación (cada hay más alumnos que provienen de otras culturas). En concreto, los alumnos españoles se encuentran con un profesorado desmotivado y que en ocasiones se encuentra desubicado en el contexto actual; una sociedad que transmite valores contradictorios, un entorno familiar en ocasiones poco comprometido con el proceso educativo y un sistema educativo poco preocupado por asegurar su motivación y premiar su esfuerzo.

Finalmente, tal y como ya se ha recogido parcialmente en alguno de los anteriores apartados, el entorno social y económico en que se desarrolla el proceso educativo impacta notablemente en el mismo. Por un lado, en los últimos años estamos viviendo una reducción del aporte económico por parte de la Administración al sistema educativo debido a la crisis económica, lo cual ha afectado muy especialmente a las iniciativas destinadas a mejorar la calidad de la enseñanza y al desarrollo de investigaciones encaminadas a dicho fin. Por otro lado, desde el punto de vista social, no se aprecia un suficiente grado de preocupación por la educación ni una adecuada implicación en la misma por parte de la sociedad.

Conclusión y posibles soluciones

A la luz de los datos, se puede afirmar que los problemas que aquejan a los docentes y a la calidad del sistema educativo español no guardan una relación directa con el salario que perciben los profesores, sino que tienen más que ver con la formación inicial del profesorado, el reconocimiento social de los mismos y la participación de la comunidad en la escuela.

En este sentido, la base de la mejora del sistema educativo considero que está en la formación del profesorado y el apoyo que este reciba de la Administración y la comunidad educativa que le rodea.

A continuación, expongo algunas propuestas que considero que contribuirían a la mejora del sistema educativo y al bienestar de los docentes:

 Formación inicial y permanente del profesorado

En relación con la formación del profesorado, considero primordial que desde las universidades se prepare a los docentes para educar en la sociedad del conocimiento. Si reflexionamos sobre el tipo de educación que todos nosotros hemos recibido, en la mayoría de los casos hemos tenido profesores que se limitaban a transmitir conocimientos y en contadas ocasiones hemos aprendido a reflexionar y a ser críticos.

Es por ello que sería de vital importancia que las facultades de la educación comenzasen a incorporar materias específicas sobre cómo educar en la sociedad del conocimiento. Si bien es cierto que ya se está trabajando la temática y se estudian las teorías constructivistas y las conectivistas en diferentes materias, sería necesario hacer mayor hincapié en cómo llevar a la práctica estas teorías.

Con esto el docente ganaría en bienestar, ya que conseguiría mantener motivado al alumno, el cual pasaría a ser un agente activo de su propio proceso de aprendizaje y lo que es más importante conseguirían formar a ciudadanos críticos, comprometidos y capaces de generar nuevos conocimientos.

Adicionalmente, considero necesario extender el contenido y la duración de los masters que capacitan pedagógicamente a los futuros docentes de secundaria potenciando sus aspectos prácticos.

Por  otro lado,  también sería vital potenciar los cursos de formación permanente y obligar a que todos los docentes dediquen, al menos el 20% de su jornada laboral mensual a actividades reconocidas de este tipo. Para este fin se elaborarían continuamente cursos tanto virtuales como presenciales y se sacarían líneas de financiación para cubrir desplazamientos y dietas.

 Desprestigio y falta de reconocimiento social del profesorado

Para resolver las problemáticas en torno al prestigio de los profesores y su frustración he pensado en las siguientes medidas:

Por un lado, establecer un mayor control externo e interno sobre la labor docente como vía a su mejora profesional y mayor prestigio social (rendición de cuentas a la sociedad sobre su trabajo).

Por otro lado, modificar los criterios de acceso a la docencia haciendo que las oposiciones actuales sólo sean el acceso a una oportunidad de prácticas en un centro docente. Este periodo de prácticas serviría para evaluar la valía del profesional y en todo caso sería tras esta etapa tras la cual se decidiría si accede o no a la plaza.

 Participación de la comunidad

En lo tocante a la participación de la comunidad, considero vital para el bienestar docente la colaboración de las familias y la comunidad con la escuela, ya que de este modo el trabajo de los docentes sería más visible y se compartirían responsabilidades en la educación de los jóvenes.

 En relación con esto, me gustaría hablaros de las Escuelas de Reggio Emilia en Italia, que hoy en día creo que son el referente por excelencia del compromiso y la participación ciudadana en la educación de las futuras generaciones.

El fundador de estas escuelas Reggianas es Loris Malaguzzi, un reconocido pedagogo que dedicó toda su vida a la construcción de una experiencia de calidad educativa en la cual se escucha, se respeta y consideran las potencialidades de los niños. Además de la filosofía pedagógica de estas escuelas, lo que más llama la atención y hace más rico el proceso de enseñanza y aprendizaje es la participación de la comunidad local en estas escuelas.

Concretamente, a partir de esta experiencia educativa se ha creado una organización internacional (Reggio Children) cuyo objetivo es promover intercambios sobre la experiencia  llevada a cabo en las escuelas infantiles de Reggio con un gran número de educadores e investigadores de todo el mundo.

Por otro lado, ya a nivel local existe el Loris Malaguzzi International Centre que es lugar de encuentro dedicado al desarrollo profesional y la investigación, donde se cruzan personas de Italia y el mundo, que desean innovar la educación y la cultura.

Desde este centro se promueven iniciativas en las que participa toda la comunidad, ya que por ejemplo, la ciudad está plagada de creaciones que realizan los niños en las escuelas, existen exposiciones que nacen de proyectos de investigación desarrollados en la escuela; y además una vez al año tiene lugar el Reggionarra, un cuenta cuentos que se desarrolla en las calles y en el cual participa toda la ciudad.

Finalmente, otros aspectos que contribuirían a alcanzar mejores resultados académicos por parte del sistema educativo español, serían:

Por un lado, prestar mayor atención a la orientación educativa en los centros educativos. Y  por otro lado, incentivar metodologías innovadoras, ya que en la práctica nos encontramos con el sistema educativo actual no cambia sus rígidas estructuras en las que se fomenta un aprendizaje individualizado/ competitivo, ceñido a unos tiempos y unos espacios concretos.

Para atajar estas situaciones debe abordarse decididamente la necesidad de dinamizar las aulas potenciando el trabajo en pequeños grupos de alumnos, haciendo que estos tomen un rol más activo en su propio proceso de aprendizaje y orientar más las experiencias educadoras hacia los intereses de los propios alumnos. Aunque todos estos aspectos entran en el plano de la libertad de cátedra, considero que la legislación educativa debería identificarlos específicamente como filosofías a seguir por todos los docentes. De igual modo, deberían habilitarse los mecanismos de seguimiento y evaluación que permitan verificar su aplicación efectiva en las aulas.

Referencias bibliográficas

  Revista digital para profesionales de la enseñanza, nº 21 – Septiembre de 2012.

Disponible en: http://www2.fe.ccoo.es/andalucia/docu/p5sd9615.pdf (Consultado 6/10/13)

  PISA 2009. Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos OCDE. Ministerio de Educación.

Disponible en:http://www.mecd.gob.es/dctm/ievaluacion/internacional/pisa-2009-con-escudo.pdf?documentId=0901e72b808ee4fd.(Consultado 12/10/13)

http://www.oecd.org/pisa/46643496.pdf (Consultado 12/10/13)

http://noticias.universia.es/en-portada/noticia/2013/06/05/1028190/profesores-mas-mitad-sufre-estres-reclama-mas-reconocimiento.html (Consultado 6/10/13)

http://www.reggiochildren.it/identita/?lang=en (Consultado 8/10/13)