La Sociedad del Conocimiento

En las siguientes entradas del blog  profundizaré en el significado de la sociedad del conocimiento y los retos que suponen para el profesorado educar en la misma; así como cuáles son las necesidades de formación inicial y permanente del profesorado para responder a las necesidades de la sociedad actual.

Contextualización: La Sociedad del Conocimiento

En la segunda mitad del siglo XVIII, el carbón dio origen a la máquina de vapor como fuerza motriz del proceso productivo, lo cual produjo la primera Revolución Industrial. La Segunda Revolución Industrial incorporó en el último cuatro del siglo XIX el petróleo y la electricidad para introducir el motor eléctrico y de explosión en el sistema económico. (Eduard Punset, 2011)

En las últimas décadas del siglo XX el surgimiento de las TIC  podríamos hablar de una tercera  Revolución Industrial. Con la transformación de la sociedad industrial en la nueva sociedad de la información, las máquinas son las que procesan la información, no ya para aumentar la energía física humana, sino para incrementar el procesamiento de la información humana. La entrada en esta nueva era digital ha transformado radicalmente la vida cotidiana de los ciudadanos del mundo (Eduard Punset, 2011)

Multitud de autores han realizado análisis exhaustivos sobre las características de la Sociedad del Conocimiento, basándome en Domínguez Alfonso, R (2009), destacaría las siguientes:

  • La globalización de las actividades económicas. Lo cual se evidencia en un incremento del consumo y producción masiva de los bienes de consumo.
  • La sustitución de los sistemas de producción por otros de carácter electrónico y automático. Lo que conlleva una modificación técnica de las relaciones en el proceso productivo y a una flexibilización del trabajo, pero también a la inestabilidad laboral.
  • Globalización de los medios de comunicación de masas, lo cual permite la ruptura de las barreras espaciales, temporales y de pensamiento.
  • Exigencia cada vez más de una mejor calidad y rentabilidad de los  productos y resultados.

Por otro lado Domínguez Alfonso (2009), también realiza una serie de críticas a la nueva realidad social en la que vivimos:

  • Existencia de un descenso de la capacidad de concentración, debido a que  la ingente cantidad de información que recibimos a nivel visual produce que se reduzca la capacidad de escucha oral de los individuos.
  • Exceso de información, lo cual hace necesario desarrollar capacidades de localización de fuentes y de selección de material, para poder acceder a la información precisa.
  • Superficialidad, a pesar de vivir en una sociedad en la que nos estamos comunicando constantemente, el lenguaje de muchos de los medios de comunicación se puede considerar demasiado superficial
  • Pasividad y pérdida del razonamiento y del espíritu crítico. Las personas suelen adoptar una actitud pasiva ante los medios, lo cual conlleva una pérdida del sentido crítico personal.

Sin embargo, es un hecho que la influencia de la utilización de las TIC en nuestras vidas nos ha llevado a situarnos en un nuevo paradigma, el que Castells (2000) denomina: paradigma de la tecnología de la información.

Este cambio paradigmático y del orden social supone la aparición de una nueva cultura que implica la adquisición y asimilación de nuevas capacidades como la de bucear en montañas de información y saber seleccionar la más relevante; así como también conlleva desarrollar habilidades para el uso de nuevos instrumentos y lenguajes.

Pero, ¿Cómo responde la escuela a estas nuevas necesidades? ¿Cuál debe ser el perfil del profesorado en la Sociedad del Conocimiento?  En las siguientes entradas iré  dando respuesta a las cuestiones anteriores

Fuentes Bibliográficas

Punset, E (2011) Claves de la ciencia: La Sociedad de la Información. Planeta DeAgostini. pp. 10 – 11.

Domínguez Alfonso, R (2009) La sociedad del conocimiento y los nuevos retos educativos. Universidad de Granada. Disponible en:

http://www.ugr.es/~sevimeco/revistaeticanet/numero8/Articulos/Formato/articulo9.pdf