Diálogos con sabor a café

Diálogos con sabor a café

Este pretende ser un grupo democrático y de libre participación, nosotros los fundadores del mismo, seguimos esa máxima de que "La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer". Frase de Antonio Gala

Una forma de realizar nuestra práctica pedagógica desde el rol asesor del docente: El aula inteligente

Basándome en lecutras de Agustín Dosil , Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación, que acaba de ser nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de las Ciencias Morales y Políticas, me gustaría que reflexionaramos sobre otro medio donde el profesor es un asesor, algo que yo particularmente aprendí en Psicología social y que me parece un buen homenaje comentar en el grupo como forma de darle nuestra enhorabuena.

Es un hipotético espacio llamado el aula inteligente y que más o menos prodríamos definir del siguiente modo:

Se trata de una comunidad inteligente donde el objetivo es desarrollar los valores para desarrollar la inteligencia de los alumnos. Es un espacio donde el alumno realiza y regula su propia actividad, el profesor es un asesor/mediador que utiliza medios didácticos diversificados  y propone tareas reales. La evaluación es conjunta entre profesores y alumnos (evaluación real, si no es tan sólo medición).

-El espacio donde se han llevado a cabo estas experiencias psicopedagógicas está configurado habitualmente como  una zona multiusos equipada tecnológicamente, donde se vive la cultura de la calidad como mejora permanente.

La Planta, es el nombre que recibe el espacio físico de la clase, lugar donde :

- Existe una utilización flexible del espacio y el tiempo en función de la actividad y necesidades de cada alumno.

- Hay un escenario amplio, grato, motivador, facilitador de una educación centrada en la persona.

- Está oranizada de forma que permite el fácil acceso a los centros de recursos.

En ese espacio que yo os acerco pero que ha sido estudiada por muchos profesionales pero tiene sus antecedentes en los trabajos de  Pierre Foure (que se unió a la necesidad imperante de cambiar la educación que se daba en las aulas del mundo hasta los años 60s). Hoy en día otros autores a cerca de las NT promulgan que a través las más avanzadas tecnologías y la tutorización académica y personal éstas aulas superan en aprendizaje a la clase “frontal” (normal).

Me he aventurado a poner unas pautas al aula inteligente que podríamos crear, os propongo los siguientes:

- Ambiente académico organizado

- Maestro que brinde apoyo

-Trabajo como reto y no como obligación.

-Tareas que valgan la pena mas allá de la escuela, pero no mañana sino hoy.

-Fomentar confianza y expectativas positivas

-Comenzar a trabajar al nivel de los alumnos

-Establecer metas claras estables y factibles

-Énfasis en la comparación con uno mismo y no con los compañeros.

-Vincular la tarea del aprendizaje con las necesidades de los alumnos

-Relacionar las actividades de la clase con los intereses de los alumnos

 

¿Qué os parecen, podríamos desde el rol asesor del docente abordar una metodología de enseñanza de este tipo? ¿Seremos capaces de formar a los próximos miembros de la Real academia de las ciencias morales y políticas?

Comentarios

  • Lourdes Montero

    Quizás pueda vincularse ese concepto de "aula inteligente" con otros como "inteligencia colectiva" "comunidad de práctica", "inteligencias múltiples", "concimiento distribuido"... ¿qué te parece? ¡Ay señor, los caminos del asesoramientos son tan intrincados...!

    ¿Pierre Foure o Edgar Faure? Aclárame por favor.

    Saudos

    Lourdes