Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

La docencia y los riesgos psicológicos.

En una de las anteriores sesiones se comentó que una de las características de la profesión del docente eran los riesgos psicológicos. Pues bien, me surgió la duda de cuáles eran estos riesgos en concreto y los factores que lo causan.

Como cualquier otro trabajo, la profesión de docente, comporta una serie de riesgos psicosociales: depresión, estrés, agotamiento… Estos problemas psicosociales, que no dejan de ser enfermedades, tienen varios factores de origen, como pueden ser: alta tensión en el ambiente de trabajo, poca compensación, pocas opciones de promocionar, poco interés en dicha ocupación, la carga emocional, el nivel de capacitación del sujeto para el empleo, la personalidad, poco control…

  • En concreto en la función docente: 

Alguno de los factores por los cuales los profesores de primaria sufren estas enfermedades son: la poca capacitación para atender a niños con diversas necesidades, demanda de conflictos y problemas concernientes a otros sectores de la sociedad, exceso de horario lectivo, problemas disciplinarios, falta de reconocimiento social… De nuevo aparecen los problemas que vengo señalando en mis anteriores blog’s. La mirada de la sociedad pesa en la profesión del docente que contribuye en la aparición de estos problemas psicológicos.

Por otro lado, los profesores de secundaria, señalan otros factores culpables del origen de estos problemas psicosociales, como pueden ser: desmotivación del alumnado, poca colaboración entre compañeros, complejidad para atender al alumnado con necesidades especiales, inestabilidad, muchos alumnos por aula, falta de apoyo por parte de las familias…

Además de todo esto me gustaría destacar el Burnout, concepto del que no sabía hasta ahora. El Burnout es una enfermedad de tipo psicosocial que aparece en aquellas personas las cuales tienen empleos con un fuerte desgaste emocional. Estas profesiones pueden ser aquellas en las que se trata con personas, en las que tienes que cuidar a otros. Esta enfermedad puede ocasionar agotamiento emocional, despersonalización y reducción de la autorrealización personal.

Sin duda el Burnout es una enfermedad que puede aparecer como resultado de la profesión docente, ya que los profesores son los que tienen que hacerse cargo de los alumnos, y en muchas ocasiones llevan solos esa carga.

Tengo que añadir que la personalidad es un factor importante a la hora de tener en cuenta estas enfermedades y la profesión docente. Al igual que un médico necesita tener una fuerte personalidad para que lo que ve a lo largo de su trayectoria profesional no le afecte en su día a día, un profesor debe tener una personalidad con unos factores determinados. Si bien hemos dicho que un profesor o profesora debe tener empatía, saber identificar los problemas y necesidades de sus alumnos, saber entablar una buena comunicación, implicarse, ser organizado, vocación….también debe tener un fuerte carácter el cual le haga “sobrellevar” los factores implicados en los problemas psicosociales.

Por último, estos problemas psicosociales, como ya dije, no dejan de ser enfermedades, y no se quedan solo en los recintos del centro o del aula. Un profesor o profesora que tenga estos problemas, se los llevará a casa, y afectará a su vida social y familiar…y en última instancia a su salud, por lo tanto no es algo que se deba ignorar.

Bibliografía utilizada:

Riesgos psicosociales en los docentes. Factores.