La manipulación de los medios de comunicación

Hoy he visto un documental titulado "El cuarto poder: los medios en la sociedad de la información."

Al leer la parte de "sociedad de la información", recordé la asignatura Tecnología Educativa y decidí verlo.

El documental se centra principalmente en demostrar lo manipulados que están los medios de comunicación españoles, tomando como base la situación de Venezuela durante el mandato de Hugo Chávez hace unos años, y la información que llegó a los espectadores.

El documental comienza preguntando a la gente por la calle los nombres de los dirigentes políticos de ciertos países: es sorprendente ver que todos saben el nombre de Berlusconi y Sarkozy, pero casi ninguno recuerda que el primer ministro británico era por aquel entonces Cameron, y ninguno sabe quién es el presidente de Ecuador. Todos están al tanto sin embargo de que Hugo Chávez es el presidente de Venezuela, y a nadie le cae bien.

Seguidamente, el documental da paso a los expertos, que nos explican la división de los medios de comunicación por grandes multinacionales, la incursión de empresas que no tienen nada que ver con la información o la comunicación en estos medios (como bancos o fabricantes de coches) y la influencia del pensamiento ético de cada cadena en los espectadores.

Se comenta en el documental que "cuando un medio da una opinión, está cometiendo un grave error, porque esa opinión se transforma gracias al poder del propio medio en veraz, y es tomada por los espectadores como información real". Por ejemplo, si en el informativo del mediodía dicen que, por causa del presidente Chávez, en Venezuela no hay libertad de expresión, los espectadores se tomarán esa información como verídica, ya que está dicha en un informativo, cuya misión debe ser informar sobre lo que sucede en Venezuela contrastando lo suficiente sus datos para transmitir de la manera lo más veraz posible. 

Se demuestra el poder de los medios de comunicación al preguntar por la calle qué impresión tiene la gente sobre Hugo Chávez. Todo el mundo está en su contra, cuando en realidad ninguno de ellos dispone de la información suficiente como para juzgar sus actos y decidir, y la poca información que llega a través de los medios está por alguna razón sesgada, obteniendo los espectadores una visión distorsionada de la realidad.

Todo esto me hizo plantearme lo siguiente: 

Los medios de comunicación siguen supuestamente el lema de "informar, educar y entretener". La parte preocupante es la segunda, "educar". Tanto niños como adultos pasan varias horas diarias en su mayor parte delante del televisor, y reciben información por todas partes, lo quieran o no. En anuncios, informativos, programas de televisión, propaganda, carteles publicitarios, radio o Internet, las personas reciben una serie de información que viene sesgada según la ética o los intereses de quien la difunde. Por ejemplo, con programas como Supernanny o Hermano Mayor, la información que se transmite es que no es tan difícil educar, y que con sistema de estrellitas o unas cuantas palabras duras, se puede convertir a un futuro delincuente o maltratador en un hijo modélico. Y esto no es así. La educación es un proceso muy largo, que necesita mucho tiempo y mucha dedicación, y no cualquiera puede aparecer por televisión en un intento de enseñar que "esto es lo que hay que hacer", que "así es como debes educar a tus hijos". Antes de la emisión de Supernanny, casi ninguna madre de mi alrededor conocía ni utilizaba el sistema de puntos para educar a sus hijos (si haces esto bien, te pongo una estrellita, y cuando tengas x número de estrellitas, te doy un premio; si lo haces mal, te quito estrellitas y pierdes el premio) pero tras su emisión he visto varios sistemas de puntos pegados en neveras o en las paredes de madres, sobre todo primerizas.

Esto demuestra que los medios de comunicación son muy importantes para la educación de las personas, y que influencian a las mismas de una forma que puede ser positiva o negativa. Las personas se ven manipuladas por los medios de comunicación, recibiendo estímulos sutiles de forma indirecta que acaban impregnándolos y formando parte de ellos. Los medios venden desde cosas tan simples y sencillas como "compra este móvil porque es el mejor de todos" a "así es como tienes que comportarte en sociedad, y esto es lo que tienes que pensar". 

Como pedagoga, me parece peligroso este uso de los medios, y considero que no tenemos un papel lo suficientemente importante dentro de este mundillo como para dar siquiera nuestra opinión. Quizá deberíamos intentar ganarnos un papel específico dentro de los medios de comunicación, para ayudar a filtrar la información de forma correcta y procurar evitar los famosos y peligrosos sesgos informativos, o al menos informar a la población de que deben tener mucho cuidado a la hora de asimilar la información como veraz, y es aconsejable contrastarla primero con diversas fuentes antes de aceptarla como correcta.

 

En resumen, no debemos simplemente creer todo lo que nos cuentan en los periódicos, en la radio, en la televisión o incluso en Internet (donde la variedad de fuentes es mucho mayor, pero estas tienen mucha menos fiabilidad), debemos crear nuestro propio pensamiento crítico, estimularlo, e informarnos en profundidad sobre un asunto antes de elaborar una opinión sobre el mismo.

Dejo aquí el enlace al documental: