Mónica Boullón

Alumna de quinto de psicopedagoxía, con anterior formación en mestre de especialidade primaria.

El programa arce

 “Cuando un centro entra en una dinámica de estas características cambia todo de una forma clara. Las clases se abren a la sociedad, la vida real entra en la escuela y la escuela sale a la calle. La aplicación de lo aprendido se hace patente y se ven claros los valores que se han ido trabajando, aumenta la motivación, el interés, las ganas de hacer las cosas.”

La colaboración y cooperación han sido y son un discurso recurrente, como he mencionado en la anterior entrada. A menudo se utiliza para denotar una ilusión para comprometer una actuación o para justificar un fracaso.

Parece necesario tratar este tema desde la perspectiva institucional, como marco de referencia que facilita o no esa posibilidad. El énfasis que se ponga en los procesos colaborativos y cooperativos queda condicionado por las metas y valores que se plantean las instituciones y por los que asumen y practican sus miembros; también por la existencia o no de estructuras que los faciliten (departamentos didácticos, equipos educativos) y por los recursos materiales (espacios, mobiliario,…) y funcionales (tiempos, financiación,..) que se pongan a su disposición.

Los recursos humanos comprometidos y, sobre todo, las actitudes personales y, la motivación y el interés por la mejora, serán fundamentales en el proceso colaborativo. Los mecanismos de información, comunicación, participación, toma de decisiones u otros procesos del sistema relacional que se pongan en marcha actuarán como referentes y con gran influencia sobre la realidad.

Si la colaboración interinstitucional parece necesaria no lo es menos la intrainstitucional, si consideramos la educación como un proyecto social y colectivo que transciende el marco escolar y compromete a la sociedad como construcción colectiva. Desde esta perspectiva, propongo el programa Arce el cual tiene como propósito la colaboración y cooperación de los diferentes centros educativos con el fin de caminar hacia la escuela inclusiva, y lo que ello comporta. Con la intención de ejemplificar la entrada anterior y poder observar  modo práctico la colaboración y cooperación, y en cierto modo competitividad en el contexto educativo. En el archivo subido  expongo algunas de sus características y objetivos así como el porqué de su utilización.