Reflexión sobre la Crisis del profesorado.

Retomando lo que en la pasada sesión de clase tratamos quería comenzar explicando un poco la dinámica ya que era una nueva forma de impartir la clase, la cual, bajo mi punto de vista fue bastante interensate.

La técnica utilizada se llama "acuario" y consiste en una dinámica grupal que tiene por objetivo la generación de un debate interesante y productivo. Además con esta técnica se trataba de implicar a todos los participantes mediante la lectura de un texto. En este caso se trataba concretamente de un texto de José Gimeno Sacristán titulado "¿De dónde viene la crisis de la profesión docente?" . Esta técnica se puede aplicar con cualquier otra temática o texto y además de servir como un ejercico para el alumnado en el que se trabajan distintas competencias de los mismos sirve al profesor para ahcer una pequeña evaluación del alumnado y sus conocimientos sobre el tema a trabajar. Como en todo acuario hay una serie de "peces" o en este caso alumnos que tendrán sus distintas funciones, los peces en sí serán los que expongan las ideasprincipales del tema o texto en este caso, los tiburones son los que critican las ideas de los peces y hacen que se genere el debate y por último el resto de los alumnos compartirán el papel de peces o tiburones en la parte final de la técnica exponiendo y criticando las propuestas sobre el tema.

En definitiva creo que fue una buena experiencia y que la elección de esta técnica fue acertada aunque el nivel de participación no fue el deseado por la profesora. En mi caso particular la participación fue nula ya que es cierto que no suelo participar, suelo escuchar con mucha atención las opiniones de los demás y reflexionar sobre ellas. Pero a la hora de exponerlas en común ocurren dos cosas: siento que puedo espresarme mal y que se me malinterprete o mi reflexión ya ha sido expuesta por otro compañero y no creo que deba exponerla ya, pero procuraré participar más y no madurar tanto mis reflexiones y aumentar mis intervenciones.

En cuanto al contenido del texto, debo decir que se intenta hacer una reflexión fundamentada sobre las cuestiones que provocan y alimentan la crisis que vive desde hace tiempo la función docente y por lo tanto la labor del profesorado en la educación.

En el texto se apunta a que una de esas cuestiones es la duda que surge entorno a el papel que tienen y que deberían tener los profesores y sus acciones, es decir la desconfianza que se tiene de ellos y de como desarrollan sus funciones y también se habla de las exigencias que de ellos se espera. En definitiva ese papel activo que se supone que deben tener y que se les exige y que la mayoría no confían en ver.

Por otro lado el autor apunta a otra cuestión que afecta a dicha crisis y es que actualmente se le resta importancia en educación a los objetivos y los contenidpos que son impartidos dandosela ahora a las llamadas competencias básicas. Pero este término ¿realmente determina lo que son? Los profesores se ven en una laguna y no saben como salir, no saben como responder y qué son esas competencias básicas y cómo las deben llevar a cabo para lograr su adquisición. Esta falta de concreción creo que no les beneficia para nada si no que les hace dudas aún más. 

Además se hace referencia a ese tema tan de actualidad que es sobre la llamada sociedad del conocimiento o sociedad de la imformación en la que vivimos. Como es bien sabido ahora la escuela ya no es el único centro o recurso de información si no que a golpe de pulgar tenemos toda la información que queramos. Esto origina un conflicot al profesorados ya que si la sociedad cambia y por lo tanto su alumnado también lo hace, ellos tendrán que cambiar su dinámica de enseñanza. Pero ¿que hacer si se les ha formado para formar a un tipo de alumando pero este cambia constantemente? ¿Cómo conseguir esto sin formación adicional? Mi respuesta es que es practicamente imposible y no nos podemos quedar con la idea de que el profesorado debe tener un papel activo. Esa afirmación me parece un gesto un poco egoísta de desresponsabilización de las administraciones u órganos pertinentes en este tema, ya que no se les puede dejar abandonados a los profesores si no que se trata de sumar, de trabajar en equipo y otrorgarles la ayuda necesaria para que su labor sea lo más eficaz posible para con su alumnado.

No debemos olvidarnos que como decíamos la sociedad cambia y cambia también el alumnado y sobre todo el trato que los padres hacen de ellos y esto obviamente repercute en el profesorado que se formó para atender a un tipo de alumnado y resulta tener otro bien distinto.

Los profesores además de todas estas variables a las que mediante su famoso papel activo deben atender, se deben enfrentar además de los cambios, a la diversidad de la sociedad que cada vez es mayor. Pero además de todo esto se les exige que haya una mayor homogeneización lo cual crea un conflicto enorme a los que operativizan dichas políticas homogeneizadoras que tratan de crear un modelo unitario. En el texto se plantea la idea de crear, según el contexto, distintas propuestas adaptadas al mismo. Con esto me pregunto ¿cómo se va a poder atender a la diversidad si se le pide que sea todo más homogéneo? y además ¿como van a atender a la diversidad sin formación suficiente y óptima para ello?

También, en el texto se habla de la desmoralización que sufren los profesores y la baja autoestima de la profesión docente que se debe a la falta de incentivos y de resultados tangibles de sus acciones. Y es que la formación que nuestros profsores nos dan nunca tienen resultados, nunca observan lo que han conseguido con nosotros si no que el resultado lo observan a largo plazo. Unido a esto podemos ver como la sociedad, tal y como antes decía, tiene  una imagen sobre los docentes nefasta y que no beneficia nada al problema y se hace referencia en el texto a que gran parte de la culpa puede provenir de los medios de comunicaición y sobre todo de los usos que estos hacen de los datos y estadísticas que se publican y que siempre hablan de fracasos y poco avance en la educación de nuestro país. Estos hacen comparaciones muy pormenorizadas y poco comparables así como no tomar en cuenta los distintos contextos vividos por los distintos países de los que hacen la comparación pero sobre todo destacar el uso que los medios hacen de ellos.

Pero para terminar, además de todo esto, en el texto se apoya la idea de que la mala imagen que se tiene de la función docente no la tienen unicamente los agentes más directamente relacionados si no que en las políticas y lo que de ellas se traduce no se le da la importancia que se merece ni a la función docente ni a la educación en general. El autor echa la culpa a las diversas modificaciones que en materia educativas se hicienron solo en los últimos veinte años y que no favorecen nada en avance en educación y por lo tanto el avance de un país, porque la educación es un agente importante en ello.