Dos noticias contrapuestas: "Una guía para estudiantes perdidos" y ""Denuncian que Educación tiene más de 100 asesores docentes en nómina a pesar de los recortes"

A continuación recojo dos noticias periodísticas publicadas a la par, esta vez contrapuestas, pues en la primera de ellas extraída del Diario de Pontevedra, titulada "Una guía para estudiantes perdidos" hace mención a la importancia de los asesores en educación, es decir, orientadores, así como los Departamentos de Orientación, los cuales sirven de apoyo a cada estudiante para elegir la opción más adecuada a su perfil (la Formación Profesional, la Universidad o el mercado laboral). En el caso de la segunda noticia, extraída de la Voz de Galicia, titulada "Denuncian que Educación tiene más de 100 asesores docentes en nómina a pesar de los recortes", se hace una crítica hacia Educación, pues reconocía hace cuatro años que el´número de asesores docentes era elevado y que se intentaría racionalizarlo, pero la relación no se llevó a cabo.

Como podemos ver, ambos artículos periodísticos enfrentan dos discursos diferentes referidos a este servicio en el ámbito educativo. Por un lado se reclama e denuncia una rebaja de cargos públicos, de manera que quede reducio al mínimo posible, pois como advierten esto permite frenar el descenso de docentes en los centros, siendo ocupados por otros cargos como el de asesor.En mi ipinión de esta manera se desprestigia la labor y función que los asesores docentes hacen en una institución educativa, viéndola como extrapolada.

Esta noticia se puede encontrar en el siguiente enlace:

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2013/11/08/denuncian-educacion-cien-asesores-docentes-nomina-pese-recortes/0003_201311G8P6995.htm?idioma=galego

 

Por otro lado, se da importancia explícita a la labor que un Departamento de Orientación hace en estos momentos en la vida de los alumnos, favoreciendo la orientación y asesoramiento clave en un momento concreto y puntual de su formación, así como a lo largo de su vida académica. En este caso, se valora la labor de las personas que trabajan en Orientación, explicando su situación y enclaves en su labor: "los orientadores (ya sean de colegios o institutos) deben ser psicólogos, pedagogos o psicopedagogs. Además, forman parte de este departamento los profesores de apoyo, los de audición y lenguaje, los de Formación e Orientación laboral en el caso de Formación Profesional y, por último un tutor por cada ámbito: el científico-tecnológico y el sociolingüístico). La labro de las personas que trabajan en Orientación se desarrolla en tres aspectos fundamentales: la atención a la diversidad de los alumnos (que incluye adaptaciones curriculares y programas de cualificación profesional inicial, entre otros), la acción tutorial y la intervención académico-profesional..."

En este sentido, contamos con entrevistas a diferentes orientadores de centros de la provincia, que remarca la necesidad de la orientación, sobre todo, focalizada a la vida laboral: "La atención a la orientación laboral se focaliza en el tercer trimestre. En primer lugar, por el ánimo de los propios interesados. No tiene mucho sentido hacerlo durante todo el curso porque hay que tener en cuenta la motivación del alumno" explica la jefa del departamento de orientación del instituto Luis Seoane, afirma Sánchez. Además existe un problema de tiempo, las horas dedicadas a las tutorías están ocupadas en los dos primeros trimestres con otros temas como técnicas de estudio, habilidades sociales, taller de prevención de drogodependencias.... En la misma línea, otra orientadora del IES A Xunqueira I, con referencia a la nueva ley educativa LOMCE señala que "estamos esperando si a los chicos que están en 4º de ESO les va a coger la reválida. Tambien tienen la prueba de acceso a ciclos, si no les va bien el curso y tienen la edad necesaria. Yo suelo ir una vez por trimestre y cuando vas la primera vez ya se ponen alerta. Estos exámenes para los chicos que suspenden la ESO son una alternativa a tener en cuenta a causa de la situación actual, porque los ciclos medios tienen cada vez más demanda de personas que se han quedado en el paro. También existen otras posibilidades: los jóvenes que quieren entrar en el cuerpo de Bomberos o de Policía tienen que pasar unas pruebas específicas que también se contemplan a la hora de asesorar a los alumnos cuando tienen que decidir qué camino tomar en su futuro".

Como se recoge en esta noticia, en ocasiones, los orientadores de los centros educativos se encuentran con que, al contar con tantas opciones, los chavales se sienten muy perdidos, por lo que la decisión sobre qué rama escoger es una de las importantes de su vida, porque decidirá su futuro, la satisfacción de sus familias y sus entornos cercanos.

Por todo ello, la labor del Departamento de Orientación muchas veces se ve colapsada, sobre todo, si tenemos en cuenta que no solo es explicar a estudiantes las opciones para acceder a otros estudios o al mundo labora. Su labor se basa tambien en intervenir antes de que aparezca algún problema, sea de atención, de convivencia o de otro tipo. Por este motivo se elabora el Plan de Acción Tutorial, que varía según las necesidades de cada año. Además, como la prevención es insuficiente para evitar que surjan problemas, los jefes del departamento intervienen en casos concretos para dar respuesta a cada alumno según la atención que precisa en función de su diversidad. El abanico de posibilidades se ha abierto en los últimos años, dependiendo siempre de los cambios en la legislación sobre la materia.

En adicción, la noticia finaliza refiriéndose a la planificación del proceso orientador, donde la Consellería de Educación edita desde hace unos años unas guías que separan los bachilleratos y los ciclos de Formación Profesional por familias, explicando también en dónde se sitúa cada centro porque la movilidad es otro de los factores a tener en cuenta.

 

Y visto estas aclaracions aportadas por esta última noticia, a la vez, contraponiéndola con la primera, ¿realmente creemos que sobra asesores docentes? Dada la situación actual, ¿no estamos viendo que en este momento se necesita más asesoramiento que nunca? Pruebas de acceso, orientación sobre el futuro profesional, sobre el futuro de la educación en sí con las transcurridas leyes educativas que se van implantando y que cambia el proceso de formación educativa, otras vías o salidas al mundo laboral, etc. Todos estos son aspectos clave en un Departamento de Orientación que se presentan como adicción a sus tareas propias del orientación. Y ¿creemos en realidad que estos puestos deben disiparse y empezar a formar parte del cuerpo del profesorado por haber más de 100 asesores en nómina? En este momento del asesoramiento, la labor del Departamento de Orientación debe intensificarse para que el alumno no se desmoralice y elija el camino adecuado para desarrollar en el futuro un trabajo que le satisfaga.

En mi opinión creo que principalmente la acción política debería notarse, pero notarse en el sentido de que se apoye más a los profesionales en su labor y ayuden a que el proceso retroalimentador de la educación sea veraz, previniendo de más recursos y ayudas, y no de ataques y reducciones, si realmente lo que queremos es equipararnos a países con buenos resultados educativos como es el caso de Finlandia.