Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

  • Blogs
  • Ana
  • Crisis de la profesión docente: otra mirada es posible.

Crisis de la profesión docente: otra mirada es posible.

Después de una sesión muy productiva en el aula, donde muchos temas salieron a relucir acerca de la crisis de la profesión docente con el texto proporcionado de «¿ De dónde viene la crisis de la profesión docente?» de Gimeno Sacristán, creo muy oportuno especificar cómo fue el desarrollo de la misma y en función de qué pautas nos basamos para hacer dichas declaraciones en el transcurso de la sesión en el aula. Finalmente, realizaré una pequeña reflexión personal en relación a este tema, tomando como consideración tanto la descripción que nos hace el autor, como basándome en mi propia formación en el grado de Pedagogía.

image1.      Desarrollo específico de la sesión

Para comenzar, debo concretar que la sesión en el aula  se desarrolló tomando como referencia el texto anterior y también una dinámica de grupo, denominada «El acuario o técnica de la cáscara de cebolla». Para implementarla en el aula, la clase se dividió previamente en la sesión anterior para que se pudiera preparar convenientemente, en tres peces (primeros en realizar el discurso correspondiente acerca del texto), tres tiburones (segundos en realizar sus declaraciones, complementan lo que los peces se hayan olvidado de argumentar y rebaten las aportaciones de los peces si fuera necesario) y el resto de la clase o observadores de la técnica (primeramente, observan críticamente las aportaciones tanto de los peces como de los tiburones y cuando éstos terminan oportunamente de realizar sus declaraciones, el resto de la aula las complementa a lo que ya no se ha dicho anteriormente, generándose un posible debate sobre el texto en el que se centra dicha técnica grupal).

En este sentido, creo importante constatar antes de nada que en el transcurso del desarrollo de dicha sesión, diferentes posiciones y argumentos se modularon y debatieron, generándose un clima de aprendizaje posible gracias a la aplicación de esta técnica en el aula. Específicamente, concretaré algunos de los argumentos que se dieron en el aula, ya que sin hacer plena constancia de los mismos, me será imposible facilitar mi propia reflexión personal. Además, también quiero destacar que los mismos me hicieron ver diferentes perspectivas que veían tanto el autor, como mis propios compañeros tomando referencia el texto, lo que me hizo reflexionar sobre aspectos que aún no había tenido en cuenta y que creo que son vitales para posicionar mis argumentos sobre este tema y sobre el conjunto de la materia que nos ocupa. A continuación, presento las aportaciones de ambos grupos:

1.1 Discurso de los peces

Su discurso se centró en los siguientes puntos y aspectos del texto:

-        En primer lugar citaron que la crisis que se produce es de carácter económico por lo que, afecta siempre a otros contextos subyacentes al mismo como es el educativo. En este sentido, concretaron la definición de crisis a la que nos hace referencia Gimeno, concretamente, ésta se refiere al «desajuste de un determinado orden y contexto al que estábamos acostumbrados, porque hayan tenido lugar cambios en ese medio o porque seamos nosotros los que hayamos cambiado». En este sentido, concretaron que esta crisis es inherente a la educación, porque la sociedad siempre está en continuo cambio (lo que me lleva a la idea de la “Sociedad líquida” de Bauman).

-          Constataron que hay dos posturas para tratar de sobrellevar una crisis: por un lado, adaptarse y buscar lo positivo en ella y, por otro, esperar a que pase y no hacer nada.

-          Además, que esta crisis en los docentes les afecta a un nivel personal y profesional y que en el texto se recoge cómo esta crisis estaría provocada por veinte años de leyes aplicadas de forma poco correcta. A este respecto, los profesores deben afrontar que siempre estarían en crisis, proponiendo nuevas opciones en su día a día y mejorar la situación. Por lo que, el proceso de crisis no sería algo totalmente negativo, sino que gracias a ésta se pueden proponer nuevas formas de trabajo.

-          Con respecto al apartado del autor en referencia a los «Motivos que desestabilizan al profesorado», los peces hicieron referencia a dichos aspectos sobre los que nos habla Gimeno. Por una parte, éstos hicieron referencia a las “dudas” que pueden tener los docentes ya que no tienen un manual explícito para cuando tengan un problema en el aula o se encuentren con una situación a la que se tengan que enfrentarse. Por otro lado, identificaron que en relación al currículo los objetivos y contenidos pasaron de ser importantes en pro de las competencias básicas y que éstas no se pueden adquirir a corto plazo (en un cuatrimestre o trimestre no se puede conseguir adquirlas). Además, hicieron referencia a otro motivo al que nos refiere al autor como es «La sociedad de información vs la escuela»: como fuentes de información. Es decir, la sociedad de información tiene múltiples aspectos que van interferir en nuestro proceso de formación, anteriormente la escuela era el único sistema de formación. Por otro lado, crear un ambiente productivo en la escuela, los peces constataron que ha habido un cambio en la educación pero en casa. Así, los padres antes eran más estrictos y ahora los padres se centran más en dar cariño que más encima de su educación. Por otra parte, afirmaron en base al texto que adquirir una mejora en el nivel educativo pierde valor, y que el hecho de proponer un proyecto unitario de formación les influye negativamente ya que este proyecto sería completamente igual sin tener las características del alumnado. Y, en este sentido, también le concedieron importancia a abordar los problemas de una sociedad multiétnica: según los peces, la socialización va a ser importante en la clase, porque los alumnos son diversos en sus características. Por último hicieron referencia a la inquietud en un futuro incierto: ya que los resultados siempre van a ser a largo plazo.

-          Por otro lado, hicieron constancia de que no se valora la formación en el sistema porque hay una promoción basada en la antigüedad, los profesores de secundaria no tienen casi formación en pedagogía. Además, que los profesores se pasan los días en las aulas y no en sus realidades externas (la escuela debe estar abierta).

-          Además, constataron que sí que hay necesidad de formación debido a los cambios de la sociedad, pero que hay profesores que no tienen un papel activo en este cambio para su mejora (pero aclararon que no tienen casi formación para cambiar y mejorar con las crisis)

-         Por último, hicieron referencia a la poca valorización de la opinión de los profesores, de la diferencia de investigación y publicaciones centrados en los docentes y no en el alumnado y a que los medios de comunicación dan una visión catastrofista de la educación (por ejemplo en relación a la difusión de ciertos informes como el PISA, que habría que analizar desde un punto más globalizado teniendo en cuenta las características y el contexto en que se enmarca el alumnado del país que se analiza).

Después de su exposición, vi perfectamente cómo los peces reflejaron la repercusión de la crisis en los docentes en función a estos diferentes motivos que expuse anteriormente, marcando su discurso en los diferentes aspectos que influyen a la hora de afrontar dicha coyuntura el profesorado y marcando ciertas cuestiones como las relativas a los informes que dan una visión catastrofista de la educación muy críticamente (entregándonos estadísticas y argumentando oportunamente su visión al respecto).

1.2 Discurso de los tiburones

Los tiburones, se centraron principalmente en complementar las aportaciones de los peces más que en rebatir o generar un debate sobre las mismas. Sus argumentaciones basadas en el texto de Gimeno (las cuales pude captar y analizar en clase) son las siguientes:

-El papel de la crisis en educación: no como un problema sino también como una solución y además que el docente debería ser una pieza clave en esa crisis

- Además, tomando el documento analizado anteriormente en mi entrada sobre la «Enseñar en la Sociedad del Conocimiento» de Heargraves (2003), los tiburones entienden que un docente catalizador sería clave en este proceso.

- Por otro lado, en cuanto al apartado de los «motivos de desastibilización del profesorado»: creen que es reflejo de los problemas que traen las posibles leyes, ya que en éstas se busca innovar y mejorar pero el profesorado si no lo lleva a cabo no va a tener éxito dicha ley.

- También concretaron la incertidumbre del profesorado: debido a que la sociedad está en continuo cambio, los docentes deben actualizarse en su formación.

- Por otra parte, hicieron referencia al «Síndrome de la impaciencia»: citando que “Esperar se ha convertido en una circunstancia intolerable” los profesores solo piensan en jubilarse y que su actividad en la educación acabe rápido sin ningún tipo de compromiso.

- En relación a las competencias que se centra el texto, afirman complementando lo que decían los peces que éstas no se consiguen tan rápido como se constatan en los informes y que la educación, en este sentido, “se ha considerado como un producto”. En relación a este aspecto afirman (en relación a lo que afirmaron los peces de los informes) que los datos negativos de los informes sólo los miden cuantitativamente y no cualitativamente (teniendo en cuenta el contexto, por autonomías en el caso de España, características del alumnado, teniendo en cuenta la atención a la diversidad, etc.)

- En este sentido, concretan que el profesor está en el medio entre el contexto social y la escuela, por lo que éstos deberían formarse una formación en ámbitos que no sean conocimientos (abrirse más al entorno)

- Y, por último, que en esta situación de crisis podemos observar si un profesor es vocacional o no, es decir, si éste utiliza la crisis para mejorar o para estancarse profesionalmente.

En relación a los tiburones he de constatar que sus complementaciones al discurso de los peces fueron muy coherentes y oportunas, incluso tratando otros documentos que o bien abordamos en el aula como el de Heargraves o bien otros aparte que tomaron como referencia (como el citado en relación al síndrome de la impaciencia), guardando relación siempre sus argumentaciones con las referencias que nos da Gimeno en el texto.

1.3 Aportaciones del resto de la clase (Observadores)

Después de las argumentaciones tanto de los peces como de los tiburones, el resto de la clase que eran observadores, ahora se insertaron en el debate vigente de la crisis del profesorado, haciendo diversas personas referencia a múltiples aspectos:

-          Por un lado, se aclaró que según los resultados educativos y las comunidades autónomas: a Galicia no se le pone tan mal, ya que éstos en Extremadura son muy bajos. Si las leyes fueran estatales todas las comunidades deberían estar abocados al fracaso y sin embargo sí que hay algunas que prosperan, por lo que los factores de éxito o fracaso no deben ser sólo cosa de la ley.

-          En relación a los informes se volvió a retomar que los resultados de éstos se deben adaptar al contexto de cada lugar y que éstos a veces también son un elemento de desligimitación del profesorado, destacando que hay que tener en cuenta al alumnado también: tipo de alumnado, tipo de muestra como se selecciona.

-          En relación a esto, y uniéndose a las argumentaciones dadas por los peces, se afirmó que los medios de comunicación dan una imagen catastrofista con estos informes, sin analizarlos en profundidad.

-          Por otro lado, se retomó el tema de la desconfianza con las nuevas leyes en el profesorado por parte de la política, del cual hablamos a la hora de hablar de la marea verde Balear. En este sentido, se concretó que la educación nunca debería depender de la ideología política, como está ocurriendo en todas nuestras leyes educativas.

-          Después se citó cómo repercute la cultura de nuestro país: para mejorar el sistema educativo, necesitamos tiempo y medidas que podemos ver a largo plazo, sin embargo, existe una cultura impaciente y en época de crisis, aún más. La educación siempre tendrá frutos a medio y largo plazo.

-          También, se hizo referencia a que en la actualidad nos centramos mucho en la formación del profesorado (con lo cual Gimeno concuerda afirmando que hay muchas más investigaciones de docentes que del alumnado) pero no tenemos en cuenta a los alumnos: ¿Qué dificultades tienen? ¿Qué carencias tienen?.

-       image   Además, se hizo referencia a un tema muy importante como es que hay que tener en cuenta a la familia en relación a los alumnos: valorizando la educación desde casa. En este sentido, la educación es una responsabilidad compartida (profesores y familia).

-          Se habló además de las maneras en que podemos incentivar al profesorado a que se forme, proponiendo alguna persona en el aula si debería haber una evaluación externa de la formación de los profesores y una evaluación de la implementación: saber si el conjunto de competencias que adquieren las ponen en práctica en su contexto.

-          Por otra parte, se hizo referencia a un tema fundamental como es el trabajo en equipo por parte de los docentes, es decir, éstos deberían dedicar más momentos a compartir experiencias y ayudarse mutuamente (teniendo en cuenta dicho aspecto en la formación inicial del profesorado)

-          Se hizo una especie de debate en función de la desconexión entre teoría y práctica en la formación del profesorado, aunque creo que es un tema que habría que abordar más profundamente.

-          Se comentó que debería haber un aprovechamiento mayor de los recursos por parte de los profesores e incluso a la hora de en el futuro trabajando como pedagogos (valorando los medios que poseemos, implicándonos más y formándonos más)

-          También, se hizo referencia a un aspecto vital como es que los profesores no necesitan tanto una formación, sino más bien apoyo, en el sentido de quien está al lado y quien nos va a echar una mano en las tareas. Y, a este respecto, también se nombró la importancia de la motivación tanto del profesorado como del alumnado.

-          Por último, se concretó la falta de sensibilización política en relación a reclamar, elegir y tener sensibilidad educativa y, también, la necesidad de valorar a nuestros profesores para que éstos encuentren su labor más reconocida socialmente.

 2.      Reflexión personal sobre dicho tema

imagePersonalmente, estoy muy de acuerdo con muchos temas que se abordaron en el aula y sobre los cuales partimos en relación al tema de la Crisis de la Profesión docente tomando como pauta el texto de Gimeno Sacristán. Por un lado, pienso fervientemente que la crisis no se debe ver como un problema si no como una coyuntura en el tiempo que no sólo a los profesores, sino aplicable incluso a nosotros mismos o a la economía, nos sirva para mejorar teniendo en cuenta los puntos fuertes y débiles del pasado. Con la crisis, en este caso docente, éstos deben tener en cuenta cómo quieren seguir tomando como referencia su experiencia como docentes y lo que deben superar para mejorar y crecer tanto personalmente como profesionalmente en el ámbito educativo. Es decir, partimos de procesos reflexivos, reflexivos sobre la práctica y también sobre las pautas en la base de la formación continua que tengamos, para mejorar, crecer y ampliar nuestros campos de trabajo.

Por otro lado, pienso que uno de los problemas más grandes que tiene nuestra educación es la dependencia de imageésta a la política. Como hemos dicho en el aula, los profesores se sienten muchas veces indefensos ante dichos cambios y delimitados por unas leyes que o bien no se les tiene en cuenta en su implementación o previamente en su constitución. Es terrible que la base de nuestra educación esté delimitada por intereses propios ya sean políticos, económicos, como de cualquier tipo. La educación debe centrarse en desenvolver todas las capacidades y habilidades humanas para que cada persona, posteriormente, sea capaz de decidir lo que él quiere críticamente, sin persuasiones de ningún tipo. De esta manera, con este concepto de educación sujeto a la política hablamos muchas veces de que hay detrás de ellas (en las bases de su constitución) cierto adoctrinamiento o incluso de una propia instrucción (lo que bien nos hablaba Althusser con que la educación es un aparato ideológico del Estado), aunque creo que sí que hay muchas experiencias y gran movimiento social que van en contra de este presupuesto, ciertamente sujeto a la educación tradicional que pretendemos superar oportunamente.

Además, creo que sí que hay una deslegitimación del profesorado, tanto por parte de la política a la que me refiero como de los medios de comunicación vigentes. Parten de ciertos acontecimientos o informes, haciendo un análisis restringido de los mismos, lo que provoca que los espectadores (y en sí, la sociedad) se quede con una visión que no es la adecuada. Pero sí, como se comentó en la clase indirectamente, creo que también es obligación nuestra informarnos más sobre las noticias, teniendo en cuenta las múltiples perspectivas y una visión más profundizada sobre las mismas. Aunque, para ello, partimos de que en la escuela se debe educar con métodos activos, críticos (constructivistas del conocimiento) que hagan que el propio alumno no se conforme con una noticia sino que la explore en su totalidad para así tener una valoración justificada de la misma.

imagePor otra parte, en relación a diferentes afirmaciones en el aula, creo que también se deben tener en cuenta las características y predisposiciones del alumnado a la hora de tratar la formación del profesorado ya que éstas son variables que inciden directamente en los mismos, por lo que se deberían realizar muchas más investigaciones y estudios sobre los mismos. Y de ahí, radicar en la importancia de la formación permanente del docente para que estén preparados previamente a atender las necesidades del alumnado y no se sientan quemados o frustrados a la hora de ocuparse de las mismas en el futuro.

También, creo importante centrar el tema fundamental de la colaboración del profesorado entre sí, de apoyarse mutuamente, de llevar acciones conjuntas en la evaluación del alumnado y, en fin, de tener metas comunes. El apoyo y respeto con otros profesionales es vital para dar ejemplo al alumnado de lo que deben hacer en el futuro e incluso para que ellos mismos puedan trabajar cooperativamente como un método normalizado en el seno escolar.

Por último, para terminar mi discurso y reflexión sobre este tema, creo vital hacer referencia que a la hora de tratar el tema del profesorado como sociedad, nos deberíamos dar mucho más cuenta de la gran labor que los docentes llevan a cabo y de que para nada educar es fácil. Dicha tarea y funciones conllevan grandes habilidades y actitudes, no sólo conocimientos, lo que requiere de una formación más amplia que la propia inicial, una formación durante toda la vida. En este sentido, si como sociedad consideramos como únicos responsables del fracaso educativo a los docentes, nunca podremos llegar al fondo de la cuestión que son el conjunto de factores que inciden en ello y, por lo tanto, nunca podríamos incidir en los mismos y mejorar la educación. Educar, como bien dijimos, es una responsabilidad compartida, de la familia del alumnado y de los profesores, pero también de la sociedad en su conjunto. ¿Creen de verdad los medios que están actuando de manera ejemplar educando a las personas teniendo una visión restringida de las noticias y de la sociedad en general?, ¿creen las diferentes asociaciones, instituciones y colectivos que están suficientemente abiertos y preparados para las necesidades que se radican de la escuela?. Éstas creo que son las verdaderas preguntas que deben hacernos reflexionar para mejorar no sólo la educación sino la forma de ver la realidad en su conjunto y, sobre todo, las que nos deben hacer reaccionar a la hora de cómo estamos educando a todas las personas en una globalidad y a los alumnos en general.

Está claro que muchas cosas hay que mejorar, cambiar, pero ¿dónde está la verdadera reacción de la sociedad a éstas?. Reflexionemos pero, sobre todo, actuemos.

Bibliografía

Gimeno, José (2007). ¿De dónde viene la crisis de la profesión docente? Barcelona: Cuadernos de pedagogía.