Pedagogas de vocación

Pedagogas de vocación

Somos un grupo de cuatro alumnas de la materia de formación y desarrollo profesional del profesorado, ávidas de conocer y de llegar a ser buenas profesionales de la educación. En este grupo trataremos de afrontar los nuevos retos que se nos vayan planteando cada miércoles en clase.

La importancia de la vocación de los docentes

Uno de los temas que hemos tratado en el aula que tiene gran importancia en la profesión docente es el tema de la vocación. En este sentido, considero que la vocación debería ser un requisito indispensable para ser docente, dado que a largo plazo  es uno de los factores más determinantes para que el docente mejore en su profesión y quiera reciclarse.

Otro de los aspectos que hemos trabajado con mucho ahínco en las sesiones de clase es la identidad profesional del docente, aspecto que considero que está íntimamente ligado con la vocación, ya que la identidad profesional se construye a través de valores intrínsecos a la persona como el espíritu crítico, el trabajo colegiado, la reflexión, y sobre todo la dedicación personal, que al final es lo que promueve el desarrollo profesional.

Además ser docente es algo más que poseer unos conocimientos y ejecutar una serie de tareas, ya que la práctica educativa implica múltiples interacciones sociales que pueden conllevar situaciones de tensión muy difíciles de gestionar si no se cuenta con verdadera vocación.

También es importante destacar la correlación que existe entre los países que le otorgan una gran relevancia a la educación (como es el caso de Japón o Finlandia), y el rendimiento académico de sus sistemas educativos. Considero que ello es debido, en gran medida, a la existencia de un mayor sentido de la vocación y la implicación personal de sus docentes.

En este sentido, opino que la docencia tiene que elegir al docente, y no solo la persona a la docencia.  A este respecto considero imprescindible que los futuros docentes no sólo dispongan de conocimientos académicos y pedagógicos, sino que también reúnan unos requisitos adecuados de actitudes personales (espíritu crítico, capacidad de reflexión, capacidad para el trabajo colegiado…) y vocación. Por ello, no solo se debe hacer hincapié durante la formación inicial del profesorado en instruirlos en valores y actitudes asociadas a la profesión, sino que estas también deberían ser determinantes en las pruebas de selección. No se puede poner al mismo nivel a dos candidatos con los mismos conocimientos pero con actitudes y predisposiciones totalmente diferentes, que a largo plazo pueden marcar diferencias de rendimiento notables, dado que los profesores más motivados tenderán a reciclarse y mejorar en sus tareas diarias con mayor intensidad.

Las personas que tienen vocación por una profesión invierten parte de su tiempo libre en su desarrollo profesional porque sienten pasión por lo que hacen. De hecho existen múltiples ejemplos de personas que han destacado en su profesión gracias a la dedicación que emana de su vocación, sin la cual su potencial natural quedaría desaprovechado, al menos, en parte.

Comentarios

  • Noelia carbia

    La vocación  es ese de estudiar para poder realizar una determinada profesión.

    Estoy totalmente de acuerdo con Alba, la vocación en el desempeño de las diferentes profesiones es algo de suma importancia, pero aun más cuando se trata de la profesión docente.

     La profesión docente requiere de múltiples competencias y funciones, así como de mucho tiempo de dedicación lo que ello también requiere que al docente le debe gustar lo que hace, si no es así, ello puede repercutir de muchas maneras negativas tanto en la salud del docente como en las actividades que este realiza.

    Otro punto a destacar es que un docente que le guste su profesión se preocupara mucho más de todo lo que tenga que ver con sus alumnos, con su manera de dar clase, dedicara mucho más tiempo a todo lo relacionado con su profesión que un docente al que no le guste lo que está haciendo, de ahí la importancia de la vocación a la hora de desempeñar un determinado trabajo. Como muchos sabemos en las universidades de magisterio se encuentran muchas personas que carecen de esa vocación hacia su futura profesión y que solo entran en la carrera pensando que la profesión de docente puede tener unas mejores características que otras profesiones, como puede ser, un mejor sueldo (no siempre ello es así) el pensar que será una tarea fácil…

    Por todo esto considero que la vocación es una característica fundamental para que se haga algo con gusto y con ganas de resolver o intentar mejorar posibles problemas e indagar sobre posibles dudas.