Pedagogas de vocación

Pedagogas de vocación

Somos un grupo de cuatro alumnas de la materia de formación y desarrollo profesional del profesorado, ávidas de conocer y de llegar a ser buenas profesionales de la educación. En este grupo trataremos de afrontar los nuevos retos que se nos vayan planteando cada miércoles en clase.

Debate: ¿Es fácil la tarea de enseñar?

Un interesante tema que hemos debatido en una sesión de clase ha sido sobre si la tarea de enseñar es fácil o no. Para ello, se dividió a la clase en dos grupos y una parte del aula debía defender la postura de que enseñar es una tarea que no entraña complejidad alguna; mientras que la otra parte teníamos que defender los entresijos que encierra la profesión docente.

La parte a la que le ha tocado defender la facilidad de la tarea de enseñar, se ha apoyado en argumentos que a menudo podemos escuchar en muchos de los sectores de la sociedad, que defienden que:

Los docentes cuentan con una posición cómoda, tienen una plaza fija, buenos salarios, largos períodos vacacionales y su labor en el aula se ciñe a transmitir una serie de conocimientos que además vienen prescritos por el currículum oficial. Por lo que estas posturas entienden la profesión docente como algo mecánico, que simplemente consiste en aplicar una serie de indicaciones y criterios que vienen marcados por la legislación educativa.

Por otro lado, a los que nos toca defender la complejidad de la tarea educativa hemos aludido a los diferentes argumentos que se exponen a continuación, los cuales comparto totalmente:

La labor docente es una actividad creativa puesto que no consiste solo en transmitir mecánicamente una serie de conocimientos, sino que se trata de adaptar una metodología docente a  unos alumnos con unas características concretas.

En este sentido, es un trabajo que requiere un reciclaje continuo, estar al tanto de nuevas metodologías docentes, nuevos recursos didácticos y a las novedades en cuanto a los conocimientos que se imparten.

Adicionalmente, deben buscar el modo de motivar al alumnado para que construyan su propio proceso de aprendizaje actuando como guías en ese proceso, más que como meros transmisores de los contenidos que vienen prescritos por el currículum oficial.

En otro orden de cosas, cabe señalar que la tarea docente no se restringe solo a las horas de docencia, ni es una actividad improvisada, ya que detrás de cada sesión de trabajo con el alumnado existen numerosas horas previas de planificación y posteriores de evaluación y reflexión.

Otro hándicap que tienen los docentes es que de cara a cumplir con su cometido y mejorar continuamente sus metodologías, en muchas ocasiones cuentan con una formación inicial deficiente y no cuentan con el suficiente apoyo por parte de la Administración respecto a la formación continua, ello provoca una gran brecha entre los docentes comprometidos que se preocupan por mejorar a nivel personal, y aquellos que se dejan llevar por la desidia de la Administración.

Otro aspecto asociado a la tarea docente, es la dificultad de gestionar las complejas interacciones sociales que se dan en el aula como los conflictos entre alumnos, la relación docente – alumno – familias, la necesidad de mantener cierta autoridad en el aula, a la vez que deben ser cercano al alumnado, la relación con otros docentes y trabajar de manera coordinada con ellos…

Finalmente, cabe destacar que la docencia es una profesión con poco prestigio social, lo cual dificulta la labor docente, ya que su trabajo se pone continuamente en tela de juicio. Aunque en teoría, la educación es una responsabilidad compartida por toda la sociedad, en la práctica casi siempre se delega totalmente en los docentes.

Comentarios

  • Noelia carbia

    Como bien lo explica Alba en una clase interactiva hemos llevado a cabo un debate de si es fácil o no la tarea de enseñar.

    Una parte se ponía en el papel defendiendo que la profesión de docente es fácil y otra parte nos poníamos en el lugar contrario defendiendo lo difícil que es la tarea de ser docente.

    Desde mi punto de vista la parte de la clase que defendía que la tarea de ser docente es fácil se basaba en unas ideas que existen en nuestra sociedad y que las mismas hacen que se desvalore las función del docente por lo menos para estas personas, que no saben lo que realmente consiste ser docente y la cantidad de funciones y competencias que deben tener los docentes.

    La otra parte representa esa parte de la sociedad, que al contrario si sabe en qué consiste la tarea de ser docente y por eso saben perfectamente que para nada es una tarea fácil, ya que al profesor se le exigen un montón de cosas que la gente no se imagina, porque el colegio lo integra todo , y quienes están en el colegio no son otros que los docentes.

    Por eso la gente que es cercana a alguien que es docente o que conoce esta profesión ,por diferentes motivos ,sabe perfectamente que se trata de una profesión a la cual se le exige un montón de cosas y que para nada es una tarea fácil.