Técnica Acuario

Escribo esta entrada con la finalidad principal de mostrar una técnica grupal que me gustó y que creo que nos puede servir a nosotros, como formadores, en un futuro. Esta se conoce como “técnica acuario” y fue llevada a cabo en una de las sesiones de esta materia “Formación y desarrollo profesional del profesorado”.

En primer lugar, debo decir, que esta técnica me parece idónea a la hora de tratar un tema determinado en gran grupo, ya que favorece la participación del alumnado por un lado y, por otro, podríamos decir que de esta forma se produce una profundización mayor en el tema tratado, lo cual favorece a todos los participantes. Decir también, que nos ayuda a resolver posibles dudas o preguntas que los participantes tengan, debido al papel de los “tiburones” como se explicará posteriormente.

¿En qué consiste esta técnica?

En nuestro caso, en esta materia, se llevó a cabo de la siguiente manera:

En primer lugar, los participantes (es decir, los alumnos de esta materia) tuvimos que leer el texto de José Gimeno Sancristán titulado “¿De dónde viene la crisis de la profesión docente?”, a continuación, se pidió una serie de voluntarios, los cuales llevarían a cabo los papeles de “peces y tiburones”.

Es en este momento, cuando empezaría la técnica en sí. Los denominados “Peces”, eran los encargados de exponer el texto citado previamente. Estos debían decir lo que ellos habían entendido, es como si su objetivo fuese realizar una amplia síntesis del tema a tratar.

Por otro lado, se encontrarían los denominados “tiburones”. Estos, tras la exposición de los “peces”, deberían profundizar en todas las cuestiones que creían convenientes, relacionarlo con situaciones reales, con la comunidad educativa, la sociedad… Además, estos “tiburones” también podrían plantear preguntas o dudas que eran resueltas por todos los participantes, como grupo.

Por último, nos encontraríamos al resto de los participantes que los podríamos considerar como “público”. Pero no como un público tan sólo asistencial, o meramente receptor de contenidos y saberes, sino que por lo contrario, este debe ser participativo, que plantee dudas y preguntas y que resuelva otras, que se adentre en la actividad que se está realizando, ayudando en todo lo que sea posible.

Para terminar, podemos decir que en nuestro grupo esta técnica tuvo bastante éxito debido al gran debate que este texto suscitó, relacionándolo con diversas temáticas como pudo ser por ejemplo: la educación de los países nórdicos o el informe PISA. Por todo esto y lo dicho ya anteriormente, creo que esta técnica es muy interesante y en nuestro caso en particular, creo que suscitó buenas vibraciones y nos sirvió de gran ayuda a la hora de la comprensión del texto.