El currículum oculto

En la última sesión presencial se habló del asesoramiento enfocado hacia el currículum escolar. Uno de los aspectos comentados en ese día tanto en la explicación de contenidos como en el debate posterior, fue el tema del currículum oculto, un aspecto que me parece muy importante destacar por su relevancia en la praxis y que a veces no se tiene en cuenta o simplemente pasa desapercibido.

Por poner un ejemplo de definición, Torres San Tome (1994) lo define como todos aquellos conocimientos, destrezas, actitudes y valores que se adquieren mediante la participación en el proceso de la enseñanza y el aprendizaje.

"El currículum oculto funciona de una manera implícita a través de los contenidos culturales, las rutinas, interacciones y tareas escolares. No es fruto de una planificación "conspirativa" del colectivo docente. Pero lo que es importante señalar es que, normalmente, da como resultado una reproducción de las principales dimensiones y peculiaridades de nuestra sociedad" (Torres, 1992).

 

"Lo que se aprende en la escuela de manera no explícita y no intencional y de cuya transmisión tampoco es consciente el alumnado" (Fernández Enguita, 1990).

 

Muchos autores nos lo definen en diversos términos y contamos con una gran cantidad de definiciones sobre el concepto, por lo que en resumen podemos decir que el currículum oculto se refiere a aquellos aspectos de la vida cotidiana de las escuelas que no están previstos en un currículum explícito, pero que están presentes en cualquier tipo de intervención educativa. Es aquel que se transmite de manera implícita, no aparece escrito pero tiene gran influencia en el aula y en los procesos de enseñanza-aprendizaje. También se le suele denominar implícito latente o no intencional. Me parece interesante este tema ya que en nuestra práctica tenemos que atender a lo que decimos pero también a lo que no decimos, ya que con esta negación decimos siempre algo, tenemos que ver más allá de lo perceptible; por ejemplo: cuando vemos que un alumno sin ningún problema aparente hace mal sus tareas, revolotea, trata de llamar la atención, etc.; es decir, cuando un alumno manifiesta ciertas actitudes impropias de él puede que éstas sean una señal de alarma, una forma de decir “date cuenta de que me ocurre algo”. La causa puede ser a nivel familiar, escolar, etc.; y evidentemente al profesorado se le puede escapar el origen de la problemática. Debemos estar preparados para poder saber leer entre líneas con respecto al alumnado. El profesorado también debe de ser consciente de lo que dice y lo que no le dice al alumnado, es nuestra obligación la de no herir sensibilidades ni menospreciar, a veces inconscientemente a algún alumno que se pueda sentir incómodo con lo comentado por nuestra parte. Debemos de adoptar una actitud neutral y positiva para con nuestro alumnado y también hacia nuestros compañeros.

Por estos motivos me parece fundamental reflexionar por aquello que a veces no se ve pero que influye en la realidad educativa, para poder mejorar de una forma transparente y consciente de las realidades de cada individuo y de sus circunstancias. De ahí que crea necesario el reflexionar sobre el tema haciendo un interrogante: ¿Cómo puede ser capaz el profesorado de detectar, ya que prevenir es prácticamente imposible a mi juicio, el currículum oculto?

 

Bibliografía:

  • Santos Guerra, M. A. Currículum oculto y construcción del género. Universidad de Málaga.
  • Santos Guerra, M. A. Currículum oculto y aprendizaje en valores. INEtemas.

Webgrafía: